Connect with us

Crónica

La historia de un pueblo agrícola Pivijay

Opinión Caribe

Published

on

Por: Raúl Ospino Rangel

Desde el siglo XVI, habitan este territorio los Chimila; indios guerreros, establecidos a orillas del Caño Ciego. El primer español en llegar al pueblo fue Fray José Nicomedes Fonseca en 1620, con la misión de adoctrinar a los indígenas, por lo tanto es el verdadero fundador del pueblo. Esta población que data de 1620, es reorganizada en 1755, por el Maestro de Campo, José Fernando de Mier y Guerra, el pacificador de los indios Chimila.

En el año 1760, con el fin de fomentar la actividad agropecuaria, estableció un hato de ganado en el lugar, el Capitán Don Eduardo De La Guerra. Debido a los ataques permanentes de los Chimila, el Capitán, se vio en la necesidad de organizar el primer hato armado en la región, al cual denominó “Hato San Fernando de Pivijay”, para de esta forma contener las embestidas indígenas. El nombre de San Fernando, lo acoge en honor al Maestro de Campo de la Provincia de Santa Marta, José Fernando De Mier y Guerra; y el nombre de Pivijay, por la abundancia de ese árbol a orillas del Caño Ciego.

El 30 de mayo de 1774, llegaron procedentes de la población “Victoria del Santísimo Rosario De Castro”, hoy llamado Guáimaro; 120 familias encabezadas por los españoles José Flórez De Langoria, Juan Valera y Antonio Sánchez, huyendo de las inundaciones del Río Magdalena, posesionándose en el hato fundado por Eduardo De La Guerra. Quedando reconocido el año de 1774, como fecha oficial de la fundación del pueblo.

CREACIÓN DEL MUNICIPIO

El recorrido para ser catalogado municipio es el siguiente: En 1826, la parroquia de Pivijay, se encuentra en la jurisdicción del primer Cantón de la Provincia de Santa Marta. En 1834, la parroquia de Pivijay, se encuentra en la jurisdicción del Cantón de San Juan Bautista de la Ciénaga. En 1853, mediante la Ordenanza No. 7 de diciembre primero, Pivijay es elevado a la categoría de Distrito Municipal, de la Provincia de Santa Marta. En 1876, la Ley No. 339 de septiembre 22, ratifica la existencia del Distrito de Pivijay. En febrero de 1886, el Decreto No. 377, elimina la existencia del Distrito de Pivijay. En 1892, la Ordenanza No. 54 de agosto 18, erige nuevamente al Distrito de Pivijay; ratificado por la Ordenanza No. 74 de 1912.

CUANDO MEDIALUNA FUE MUNICIPIO

El primero de diciembre de 1853, mediante la ordenanza No. VII, emanada de la Legislatura Provincial del Magdalena, fue elevada a la categoría de Distrito Municipal, la población de Medialuna; tal condición ratificado por el Decreto Legislativo, del dos de octubre de 1866. Luego la Ley No. 17 del 16 de noviembre de 1869, señala los límites entre los Distritos de Pivijay y Medialuna. La condición de Distrito Municipal, la tuvo esta población, hasta el año 1892, cuando fue anexado como corregimiento al municipio de Pivijay.

LA IGLESIA

En 1816, sus habitantes encabezados por Don Miguel Gregorio De Orozco, solicitan al Obispo de la Diócesis de Santa Marta, que nombre un párroco; de esta manera el Gobernador del Magdalena, expide la orden de construcción de la parroquia, que antes hacía parte de la parroquia San José del Rosario de Medialuna Magdalena, fundada en 1774. En el archivo histórico de la Diócesis de Santa Marta, se encuentra un documento de erección de la Parroquia de San Fernando de Pivijay (Tomo 101, página 375, No 55, de 1871), cuyo texto dice: “Pivijay: 1º punto, Sn. Fernando es el titular de esta Parroquia, según se ha informado el que suscribe. 2º punto, de vidas solo se sabe que su creación tuvo lugar en el año de 1824. 3º punto, Pivijay es el pueblo en que se haya y hace parte del Estado Soberano del Magdalena. 4º punto, mil novecientas veintiséis almas son las que hay en la parroquia. 5º punto, no hay cofradía alguna. 6º punto, Rafael Elías de setenta i nueve años veinte i seis días de edad y natural de la ciudad de Santa Marta es su párroco. Firma Ramón Laguna”.

LOS CABALLERO CORMANE

Del matrimonio de Pedro Luis Caballero “Pivi”, con Elena Campo, nació un hijo llamado Vicente Caballero Campo (1899-1980). Don Vicente Caballero Campo, se casó con María Luisa Cormane Pérez, matrimonio del cual nacieron los siguientes hijos: Carlos Octavio Caballero Cormane, durante su carrera política y administrativa, fue senador principal del MRL, por el Magdalena Grande, periodo ( 1962 a 1966) y senador suplente de Pedro Castro Monsalvo; miembro principal de la Dirección Nacional del Partido Liberal; embajador por Colombia ante la Organización de la Naciones Unidas (ONU) en 1972 y Secretario Privado del Gobernador Pedro Castro Monsalvo en la época del Magdalena Grande; Senador entre 1986 y 1990; congresista del Partido Liberal, así como cofundador del Movimiento Revolucionario Liberal (MRL). Humberto Caballero Cormane, fue alcalde de Pivijay, periodo (1992-1994). José Alfredo “Pepe” Caballero Cormane, fue Gobernador del Magdalena periodo (1982-1983). Alberto Caballero Cormane y Jaime Caballero Cormane.

Don Vicente Caballero Campo, desarrolló en Pivijay Magdalena, vida prospera en la parte familiar, económica, social y política. Reconocido hacendado, amante de los gallos finos y jefe liberal de la región. La “Escuela Comunal Vicente Caballero Campo”, lleva su nombre y su creación se remonta al año 1.992. Esta idea nació en reunión de la Junta de Acción Comunal del barrio La Bonga, realizada el 30 de Agosto, cuya idea fue acogida por unanimidad, debido a que en vida fue el primer maestro que tuvo el municipio.

JOAQUÍN MIRANDA LOBO

Nació en Medialuna, corregimiento de Pivijay Magdalena. Descendiente de militares que lucharon durante la Guerra de los Mil Días. Curtido político, sagaz periodista, escritor y Representante a la Cámara, línea liberal de 1970 a 1974. En el año 1921, se fundó en Medialuna el Colegio San José, siendo su primer Rector. Militó en el Movimiento de Renovación Liberal (MRL), que orientaba en el Departamento del Magdalena, José Ignacio Vives Echeverría, Nacho Vives. Dedicó mucho de su tiempo a la labor periodística, tuvo una columna permanente en El Informador de Santa Marta, llamada Punto y Coma, una de ellas la tituló con un sugestivo nombre: “Un lobo vestido de oveja”.

Murió en Santa Marta en 1992, ese año el diario El Informador, sobre él publicó: “Inigualable amigo, excelente contertulio y extraordinario periodista. El noble oficio le brotaba, incluso, en medio de entusiasmadas parrandas, encendidos debates políticos y en las dolidas tristezas del velorio de algún conocido. El Informador, contó con su invaluable colaboración desde el mismo instante de su fundación. En muchas ocasiones, cuando las circunstancias obligaban y las angustias del apremio surgían, él se encargó de escribir la edición completa del periódico del día, desde las sucintas y frívolas notas sociales, pasando por las páginas deportivas, hasta la elaboración del Editorial más oportuno y certero”.

HERIBERTO PABÓN RAMIREZ

El Hospital Santander Herrera de Pivijay, creado mediante Ordenanza N° 083 del 23 de Julio de 1943, reglamentada por el Decreto N° 085 de febrero de 1944, gestión realizada por el Doctor Heriberto Pabón Ramírez, destacado político y escritor del pueblo. El nombre del hospital, se debe al primer médico, oriundo del municipio de Pivijay, Doctor Santander Herrera Orozco.

Heriberto Pabón Ramírez, oriundo de Pivijay, también es autor del libro de 49 páginas, titulado “La expropiación forzosa por causa la utilidad pública”, editado por Editorial París, en el año de 1938 y que aún es texto de consulta en el derecho administrativo.

BOXEADOR NICOLÁS CERVERA

Nicolás “El Tigre” Cervera (1972-2009), oriundo de Pivijay, fue uno de los grandes exponentes del boxeo nacional e internacional, que un día se suicidó, encontrado ahorcado en su casa del municipio de Soledad Atlántico, al parecer agobiado por las deudas e inmerso en una profunda depresión. La tristeza y los problemas económicos tal vez se agravaron con las dos derrotas que sufrió en sus dos últimos combates: En los años 2003 y 2005 en Estados Unidos.

“El Tigre” Cervera, un púgil peso welter que comenzó su carrera profesional en 1991, ganó 35 peleas, 32 de ellas por nocáut. Cayó en 5 ocasiones, dos veces por la vía rápida. Desde 1998 desarrolló su carrera como boxeador en Estados Unidos, donde tuvo un desempeño aceptable teniendo en cuenta las 9 peleas que ganó. Fue Campeón centroamericano y del caribe en el peso ligero. El Coliseo Municipal de Boxeo de Pivijay, reinaugurado en el año 2014, lleva su nombre.

LA COLORÁ

El sector “La Colorá”, finca comunitaria municipal, es un terreno de 3.080 hectáreas, aptas para la agricultura, explotadas por 900 pequeños agricultores en diferentes cultivos. Pancoger que hace parte de la seguridad alimentaria de las familias campesinas vinculadas al predio, generando ingresos y empleo rural. Región de suelo arenoso apto para el cultivo de yuca, donde los campesinos provenientes de Medialuna, Chinoblas, Las Piedras, se dedican principalmente a este cultivo. Yuca destinada para el consumo humano y para la agroindustria de concentrados para animales.

Se realiza en Pivijay, el Festival del Bollo de Yuca, donde se tiene en cuenta todos los pasos que se requieren para la elaboración de este exquisito producto y donde se exhiben los mejores bollos del mercado de la Costa. El festival premia las siguientes modalidades: Peladoras de yuca, rayadoras de yuca, elaboración del bollo de yuca de mejor calidad, envolvedoras y atadoras del bollo de yuca, elaboración del bollo de yuca más grande, comilones de bollo de yuca con queso biche y chicharrón de cerdo.

FESTIVAL PROVINCIANO DE ACORDEONES DE PIVIJAY

En sus memorias escritas, manifiesta Andrés Landero, que el Festival Vallenato realizado en Pivijay Magdalena en 1960, lo ganó Alejo Duran, con la canción “Altos del Rosario”, quedando él, en el segundo lugar. Sobre el origen de este primer festival en Pivijay, comenta el profesor Juan Varela Bornacelly: “En el marco de una fiesta patronal de San Fernando, se agruparon en la plaza pública un grupo de conjuntos que venían a rebuscarse en las patronales y otros músicos que contrataban ganaderos de Pivijay. Fue cuando el pueblo los motivó a competir por premios en efectivo. No recuerdo quienes ganaron pero si participaron Alejó Duran, Andrés Landeros, Julio de la Ossa, Aníbal Velásquez, Juan Polo Valencia, Calixto Ochoa, y otros que no recuerdo. De ahí que los cataqueros que venían a las patronales de Pivijay, captaron la idea y se la dieron a Gabo. Este llamó a Escalona, quien no sólo lo ayudó a organizarlo como evento competitivo, sino que se lo llevó para Valledupar, y hoy es el Festival de la Leyenda Vallenata, que tiene fama mundial”.

Desde el año de 1989, existe en esta población el Festival Provinciano de Acordeones que se realiza en la “Plaza de los Gallos”, escenificado en la tarima “Abel Antonio Villa”; en donde compiten diferentes categorías como; rey infantil, rey aficionado, rey profesional, canción inédita, piquería. Evento que está ubicado en el tercer lugar de festivales de acordeón en la Costa, después de Valledupar y Villanueva.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *