Connect with us

Columnistas

¿Y qué le vemos a algunos candidatos? Por: Rubén Darío Ceballos

Opinión Caribe

Published

on

 

Ruben_ceballosUna porción considerable de magdalenenses pareciera no importarle la suerte de nuestro departamento que se hunde en la exasperación porque los asuntos administrativos públicos no han funcionado ni vienen funcionando. No se sabe porque razón o juicios quieren seguir siendo seducidos por la improvisación y la desesperanza. Mantienen la idea y tendencia de sumarse a unas campañas y votar por unas personas que no reúnen en términos reales las calidades ni las condiciones necesarias ni suficientes para gobernar o cogobernar (diputados) el departamento como debe y tiene que ser, como igual sucede en muchos municipios también nuestros con candidatos a Juntas Administradoras Locales, concejos y Alcaldías.

Alerta, y no es para menos. Hay candidatos, la mayoría, que definidas e inscritas ya sus candidaturas no pueden ser tomados en serio bajo ningún punto de vista ni circunstancia alguna. Pareciera igualmente que le estuviesen jugando una broma pesada a nuestros entes territoriales. Pero lo que llama la atención de lo cual, y resultando inexplicable por demás, que muchos de tales candidatos estén liderando preferencias y tendencias de cara a los próximos comicios, cabiendo preguntarse entonces: ¿Qué le vemos los magdalenenses a estos candidatos como para creer que pueden ser solución a los problemas muchos que tienen localidades, municipios y departamento?, cuando está claro como el agua y sabemos de antemano, conocidas sus trayectorias, que no van a hacer las cosas bien, ni si quieren y ni siquiera de lejos. Los olmos no dan peras.

Como podemos apoyar personas que no tienen siquiera conocimientos ni competencias respecto de lo que es, significa, representa, traduce, importa y comporta la Cosa Pública? Pero esos son en muchas localidades, municipios y departamento quienes van en punta camino a incidir a futuro sobre los destinos de muchos de nuestros entes territoriales, lo que no se compadece con lo que como entes territoriales requerimos en vía a salir de las inconsistencias en que nos encontramos.

Tenemos que procurar elegir candidatos serios que sobre la base de sus realizaciones y con sus sólidas ideas apunten a que seamos mejores en todos los sentidos. Candidatos que por sus realizaciones merezcan ser tenidos en cuenta para sumarle nuestros votos. Hacer lo contrario dirá para la posteridad que la falta de seriedad, irresponsabilidad y compromiso se tomó a la sociedad magdalenense, quedándonos sólo como consuelo repetir una vez más y hasta la saciedad, nos volvimos a equivocar. Reflexión por favor y no le hagamos eco a aquello de que los pueblos tienen los dirigentes y gobernantes que se merecen. Quiera Dios que no.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *