Connect with us

Centrales

Histórico, el Magdalena tiene gobernadora

Opinión Caribe

Published

on

Toda una vida al servicio social, razones para el respaldo de todo el Departamento

Tras conseguir 300.000 votos a favor, Rosa Cotes Vives se convierte en la primera mujer gobernadora del departamento.

Rosa Cotes Vives o Rosa como se le conoce en todo el Magdalena, nació en Santa Marta en el seno del hogar conformado por Luis Cotes Gnecco y Elena Vives Echeverría, creció junto a sus hermanos, Luis Miguel, Álvaro, María Elena y Luz María. Está casada con José Francisco Zúñiga, con el que tiene tres hijos: José Francisco, Rafael José y Ana María.

Antes de que Rosa empezara esta carrera para llegar a convertirse en la Gobernadora del Magdalena, hizo las veces de primera dama de Santa Marta, entre 1993 y 1994 cuando su esposo ‘Chico’ Zúñiga fue alcalde encargado y, más tarde, en el 2004, nuevamente del brazo del ex alcalde Francisco Zúñiga. Para esos tiempos, la gobernadora del Magdalena, ya daba muestras de que su participación en la política no se limitaría a ser embajadora de las labores sociales.

En 2012 cuando fue designada Gestora Social del Departamento del Magdalena, promovió políticas sociales y de atención a la población vulnerable, lideró la construcción de la política pública de la Mujer, de las comunidades negras, afrocolombianas, palanqueras y raizales del Departamento, así como de las políticas para la niñez, la adolescencia y juventud y de la población LGTBI.

Desde el inicio de la más reciente temporada de campañas políticas, Rosa fue vista como la más firme candidata para reemplazar en la gobernación del Magdalena, a su sobrino Luis Miguel ‘el Mello’ Cotes, debido a la trascendencia de su trabajo como primera Dama del Distrito, sumado a su fuerte y seria campaña recorriendo todo el Departamento como una muestra de su compromiso con toda la población, permitiéndole conseguir el apoyo de los 300.000 Magdalenenses que votaron a su favor, en las elecciones que tuvieron lugar en el Departamento el pasado 25 de octubre del año en curso.

La recién electa Gobernadora, ha logrado mostrarle a todos aquellos que la apoyaban e incluso a aquellos que la señalaban, su interés y preocupación real por brindarle a los Magdalenenses un mejor Departamento, un Magdalena competitivo y sustentable, con desarrollo social, con ciudadanos educados y emprendedores, con desarrollo agroindustrial y con un medio ambiente sostenible y libre de riesgo, tal y como lo especificaba su Programa de Gobierno.

Nunca pasó por su mente la posibilidad de no quedar electa como la Gobernadora, diariamente se apoyó en su fe en Dios y en el amor de su familia y de todos aquellos que le brindaron su apoyo incondicional durante todo el camino que recorrió para llegar a ocupar hoy el puesto de Gobernadora del Magdalena.

“No hay sino una palabra: Dios. Solamente Él pudo hacer posible que la gente en la calle, en las visitas puerta a puerta, barrio a barrio, casa a casa, agarrados de la mano conmigo; me vieran como la mujer que siempre ha extendido su mano para ayudar y escuchar. El Todopoderoso es quien ha hecho de mí la persona que durante 30 años he estado trabajando por la población vulnerable, los niños y los adultos mayores y la comunidad en general” afirmó Rosa Cotes cuando en entrevista con OPINIÓN CARIBE se le preguntó cuáles son los aspectos claves que considera fueron aquellos que la categorizaron como la aspirante favorita a la Gobernación y le dieron la victoria, aquella que se traduce en un futuro prometedor para todo un Departamento.

Rosa Cotes siempre ha buscado la cercanía y el contacto con la población Magdalenense, incluyendo a sus seguidores más jóvenes, razón por la cual hace presencia en las múltiples redes sociales tales como Facebook, Twitter e Instagram que se convirtieron en una herramienta para hacer difusión con toda la población sobre aspectos referentes a su plan de gobierno, así como para mostrar las diferentes facetas de su vida, Rosa la madre, Rosa la hija, Rosa la esposa y Rosa la Gobernadora, aquella que desde ya trabaja por conseguir el magdalena que todos quieren y necesitan.

“Trabajo para que mi Departamento sea un territorio de paz, competitivo y con un gran Desarrollo Social”, “El agua para Nueva Granada y para todo el Magdalena será mi prioridad, la inclusión social mi obsesión”, “Pido a Dios que me de sabiduría y fuerza para lograr los cambios que el Magdalena necesita”, “Apoyaremos el deporte para que nuestros jóvenes tengan más espacios de crecimiento personal” son sólo algunos de los enunciados que se pueden observar en las distintas redes sociales de la Gobernadora, los cuales son un reflejo del tipo de gobierno que la mandataria busca implementar en el Departamento y de su sentir hacia toda la población Magdalenense.

PASIÓN POR GOBERNAR

El amor por la política que siente la nueva Gobernadora, es algo que viene desde varias generaciones atrás, puesto que su tatarabuelo, José María Campo Serrano, fue presidente de la República; su bisabuelo, José Gnecco Coronado, congresista y gobernador del Magdalena, y su abuelo, Rodrigo Vives de Andreís, alcalde y senador. Es una pasión política de familia evidente que siempre ha estado presente, algo que la misma Gobernadora resalta cada vez tiene la oportunidad, expresando que el amor por dirigir y ayudar a crecer a los demás, es algo que lleva en sus venas, mostrando un evidente orgullo y amor que siente por su familia, aquella que inculcó en ella una pasión tan profunda, que la llevó hoy a convertirse en la gobernadora del Departamento, a convertirse en quien de ahora en adelante se encargará de guiar al departamento de Magdalena hacia un mejor futuro.

Algo que siempre ha caracterizado y caracteriza a la gobernadora, son sus frecuentes visitas a las distintas comunidades y corregimientos que hacen parte del Magdalena, siguiendo de esta forma el ejemplo de sus padres Elena Vives Echeverría y Luis Cotes Gnecco, quienes son recordados entre otras cosas, por generar estos encuentros con la comunidad y de quienes aprendió valiosas lecciones “A ellos les debo todo lo que soy. Mis padres recibieron un importante legado de mis abuelos y yo heredé de ellos la vocación de servicio social, visitando y dando apoyo a las personas que más lo necesitan. Esa es una enseñanza que valoraré toda mi vida. Vengo de un hogar donde me inculcaron valores y respeto” fueron las palabras de la gobernadora.

En Rosa, la gobernadora, se puede ver la unidad entre un carácter guerrero y un corazón cálido, pues a pesar de que está realmente comprometida a luchar por un Departamento equitativo, justo y competitivo, también muestra una gran sensibilidad hacia el dolor y la necesidad de la población, sentimientos que surgen por ser ella una persona temerosa de Dios, para quien, el Departamento y su familia son una prioridad.

El apoyo que recibió la Gobernadora por parte de la población Magdalenense fue tal, que la Mandataria, ante OPINIÓN CARIBE, expresó en numerosas ocasiones cuan agradecida estaba con la población “Me comprometo a no defraudarlos. En mí siempre encontrarán una mujer interesada en trabajar por un Magdalena que sea saludable, incluyente, equitativo, educado, motor de desarrollo social, con participación de todos; y hacer de este un territorio de paz, competitivo, productivo, participativo, en igualdad de condiciones para todos pero, sobre todo, con un gran desarrollo social, y le pido como siempre al Todopoderoso que me bendiga, que me ilumine, que me dé la fortaleza, porque quiero demostrar de lo que soy capaz como primera Gobernadora Social del Magdalena”. Con estas palabras finales, Rosa Cotes ratificó una vez más su entrega absoluta y su compromiso con el Departamento, aquel por el cual luchará incansablemente hasta lograr convertirlo en el Magdalena que todos queremos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *