Connect with us

Columnistas

Tributo a la esperanza – Por: Carlos M. Polo Jiménez

Opinión Caribe

Published

on

 

Carlos_PoloDespués de la ardua jornada electoral, nos queda solamente felicitar a los ganadores y darle ánimo a los perdedores, para emprender nuevas luchas. Así es toda contienda en la que se persigue el mismo fin: unos ganan y otros pierden. Conviene entonces hablar con nombres propios:

Rosa Cotes de Zúñiga, Gobernadora del Magdalena: mis felicitaciones y los mejores deseos de triunfo para beneficio de nuestro Departamento. Rosa mejor que muchos, sabe y conoce de las necesidades apremiantes que aquejan a nuestra comunidad magdalenense. Ojalá tenga la fortuna al lado de su equipo de trabajo, de ejecutar un plan de obras que mejore la actual red de conectividad terrestre entre todos los municipios del Magdalena y a estos con Santa Marta.

Así mismo que siendo la primera mujer gobernadora elegida por voto popular, con su rienda se beneficie la salud y la educación de nuestro departamento, que tanto lo necesita. Incluido queda el sector de acueductos y alcantarillados para mejorar el estándar de vida de nuestros coterráneos, cuyos índices de salubridad son los menos representativos hoy en Colombia.

Hay que luchar Gobernadora, porque nuestra Ciénaga Grande no solo es patrimonio del Magdalena y Colombia, sino del mundo entero. Por ello su aspecto ambiental hay que defenderlo y protegerlo antes que cualquier otro factor de desarrollo. Desde esta columna estamos dispuestos al apoyo de toda campaña que se proyecte para el desarrollo y bienestar del Magdalena.

Al Señor Alcalde Rafael Martínez, también nuestra felicitación por el logro obtenido. Y tal como se lo manifesté personalmente antes del 25 de octubre pasado, esta columna estará dispuesta para el apoyo de toda campaña que se proyecte a favor de Santa Marta, sin disminuir su carácter crítico cuando se presente algún hecho o actividad en contra de los intereses de nuestra ciudad capital.

Alcalde, usted bien sabe que Santa Marta requiere con prioridad suma, una movilidad sana y efectiva. Un plan Maestro de alcantarillado que amplíe la cobertura del sistema sanitario actual y el desarrollo y construcción del alcantarillado pluvial, cuya construcción se necesita cuanto antes para que no lleguemos a sufrir las consecuencias de un colapso por la ausencia de esta red de servicios.

Igualmente el espacio público que es de todos, aparentemente, en Santa Marta parece que estuviera escriturado en su mayoría, a los advenedizos y ajenos a la ciudad. A los que con supuesta facilidad desarrollan las microempresas unipersonales, llegando incluso a retar a quienes en ocasiones protestamos por el indebido uso de andenes, plazas, y calles en la nuestra ciudad.

Hoy, se desarrollan obras que serán para beneficio de la comunidad entera. Indiscutible. Sin demeritar su alcance y beneficio social, hay que darle a Dios lo de Dios y al alcalde Carlos Caicedo lo que le corresponde. Usted Alcalde electo, Rafael Martínez, no puede quedar por debajo de las circunstancias y los requerimientos de una ciudad que ha sido responsable por la elección de sus alcaldes. No hay nada que reclamar. Usted Alcalde electo, tiene una oportunidad para que Santa Marta se lo agradezca toda la vida. Obre con inteligencia para beneficio de todos. No caiga en la desobediencia del sentido social: gobernar para pocos, es propicio para el castigo.

Los deportes y sobre todo el futbol, siempre nos han caracterizado y nos han identificado. Las nuevas generaciones posiblemente no sientan con alguna responsabilidad, esta consigna histórica de nuestros anteriores, que en justas contiendas siempre dejaron en alto el nombre de Santa Marta y el Magdalena. Por ello tanto a la nueva Gobernadora Rosa Cotes, como al alcalde de Santa Marta, Rafael Martínez, les queda como compromiso de su gestión el rescate de este legado de cultura, los deportes, como parte de nuestra identidad cultural.

Los recursos para cualquier obra, se adquieren con buenos proyectos y buena planificación. La estrategia y organización identifican al buen funcionario. La comunidad entera se los agradecerá. Ojalá mañana el amanecer sea cargado de buenas esperanzas. Estaré ojo visor, en representación de toda mi comunidad samaria y magdalenense, por que su gestión sea para el bienestar anhelado.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *