Connect with us

Metrópolis2

Cuando los muros se caen

Opinión Caribe

Published

on

Alcaldía recupera zonas importantes de El Alcalde de Santa Marta Carlos Caicedo, ha derribado muros que impedían el progreso en Santa Marta.

Dice la Biblia que las puertas de la ciudad de Jericó estaban bien aseguradas por temor a los israelitas, pero Dios le dio la potestad a Josué para derrumbar los muros y tomarse el territorio. Esta historia, aunque guardando las promociones del caso, es similar a la del alcalde Carlos Caicedo en Santa Marta, quien ha derrumbado los muros que impedían el progreso en la capital del Magdalena.

Más que pavimentación en barrios olvidados, construcción de nuevos parques y centros de salud, el Alcalde de Santa Marta, subido en una maquinaria al mejor estilo de Bob el Constructor, ha derrumbado infraestructuras históricas que han significado retraso para los samarios. Ahora todos esperan que se cumpla con los proyectos establecidos, luego de la caída de las estructuras.

EL MURO DE LA AVENIDA DEL RÍO

Como un hecho verdaderamente histórico para Santa Marta, ha sido calificado por muchos la caída del muro de la Avenida del Río, que no había permitido por años la terminación de esta importante vía de la capital del Magdalena, sin embargo, el pasado mes de octubre, el Alcalde, luego de llegar a lograr acuerdos jurídicos con los propietarios, derrumbó la pared luego de una simbólica representación audiovisual y el acompañamiento de una multitud que aplaudió el evento.

Aunque la razón de no haber tumbado este muro en años anteriores no fue el miedo a otro nación como pasó con el Muro de Jericó en la Biblia, sí existía un miedo a las familias tradicionales de la ciudad y una apatía de los gobernantes anteriores que nunca se pusieron al frente del tema y terminar por fin la Avenida del Río, para empalmarla con la Carrera 4ta.

Cabe recordar que el Alcalde Carlos Eduardo Caicedo anunció que esta administración a través del Sistema Estratégico de Transporte Público, dejará a Santa Marta obras por valor de 82.000 millones de pesos y expresó “el muro que obstaculizaba la prolongación de la Avenida del Río fue el símbolo de la impotencia de buena parte de los ciudadanos y de cómo los intereses particulares primaban sobre los intereses generales o colectivos”.

Gracias a los trabajos adelantados por el distrito a través del SETP, 40 familias, cerca de 200 personas, viven ahora en mejores condiciones socioeconómicas y de dignidad. Según anunció la misma Alcaldía, la obra terminará el 15 de diciembre, día en el que se espera inaugurar el tramo que faltaba para conectar dicha
avenida.

Este proyecto cuenta con cinco componentes importantes como son: 1. Terminación de una obra inconclusa. 2. Mejora de la movilidad de Santa Marta, El Rodadero y el Centro Histórico con el resto de la ciudad, acceso a la línea costera desde la zona oriental hacía la zona occidental y conexión del centro con la zona sur en mejores condiciones. 3. Intervención social, reasentamiento de 40 familias. 4. Impacto positivo sobre el eje ambiental en la proximidad de la desembocadura del río Manzanares y recuperación de la ronda hídrica, además de espacio público. 5. Restablecimiento de los derechos colectivos y la equidad.

RECUPERACIÓN DEL POLIDEPORTIVO

Luego que la Gobernación del Magdalena hiciera entrega al Distrito del Polideportivo de la 22, con miras a los Juegos Bolivarianos 2017 la Alcaldía de Santa Marta empezó un proceso de recuperación de este escenario, que en años anteriores había servido con espacio de recreación y deporte, pero que hace mucho tiempo dejó de ser atractivo para los samarios.

Basura, drogadicción, y en un escenario propicio para atracos y hasta para actos sexuales, se había convertido en los últimos años el Polideportivo, y aunque algunos deportistas lo usaban con regularidad, hasta ahora no es lo que todos los samarios sueñan, sin embargo en los últimos días se realizó un acto que habla de buenas intenciones.

Cómo pasó con el muro de la Avenida del Río, pero esta vez de manera muy discreta, la Alcaldía de Santa Marta demolió la pared del Poli que daba justo con la Calle 22 o Avenida Santa Rita. Con este acto se envía un mensaje a la ciudadanía de la aparente terminación del olvido y la desidia de este lugar, el cual se busca recuperar poniendo en marcha una serie de obras que recuperen los espacios recreativos y deportivos. En los últimos meses se han hecho limpiezas importantes por parte de la empresa de aseo de la ciudad. Durante la última intervención se logró el retiro de 50 toneladas de desechos, mejorando la seguridad al interior y alrededor del escenario deportivo y recreativo.

Esta intervención fue coordinada por la oficina de operaciones complementarias e interventoría de Espa y se realizó con 40 operarios de la entidad y 15 de Interaseo, además se utilizaron cajas estacionarias y volquetas para evacuar el material que está alrededor de unas 50 toneladas.

Durante la jornada estuvieron laborando en la limpieza estudiantes de varias instituciones educativas, la Policía Metropolitana, el personal de Espa que ha estado recogiendo basura toda esta semana y que ya completa más de 50 toneladas, además de alumbrado público que también participa.

La Alcaldía destacó el apoyo de la comunidad en general y los entrenadores de los clubes deportivos que laboran en el Poli. También se han aprovechado estas jornadas para hacer una labor pedagógica, explicarles a los niños y jóvenes que después de hacer deporte y refrescarse, las bolsas, envases y basuras en general deben ir a las canecas y no deben ser arrojadas al piso.

Según la Administración, esto permite generar una sensación de seguridad, porque además alumbrado público va a reemplazar las lámparas dañadas y la Policía se ha comprometido a hacer permanente vigilancia en este escenario deportivo para evitar la presencia de delincuentes en el lugar. Después de todo este trabajo se pasa a la fase de recuperación de las actividades deportivas y lúdicas, por lo que se va a hacer presencia cada 15 días, hasta llegar todos los sábados y los domingos con eventos deportivos y lúdicos para generar un proceso de empoderamiento en la comunidad y que esté preparada para la llegada de los Juegos Bolivarianos.

A RODAR EN EL RODADERO

El llamado Parque Acuático, era un atractivo para propios y visitantes, sin embargo, lo cierto es que ocupaba de manera irregular el espacio público, ya que la consecución, según datos históricos, se obtuvo con irregularidades. La construcción obstaculizaba el tránsito por la playa, que es un bien de uso público y además perturbaba la tranquilidad de los moradores cercanos, además de que, aquella montaña de arena que le diera el nombre al balneario, ya había desaparecido.

Después de 25 años, el Alcalde de Santa Marta Carlos Eduardo Caicedo, inició la recuperación de El Rodadero tradicional y de esta forma restaurar un sistema ecológico importante que se convirtió en un icono y referente turístico para la ciudad.

En este sentido, el parque Acuático fue entregado al Distrito el 18 de mayo del 2014, por terminación de contrato de comodato, teniendo en cuenta que quienes fungían como propietarios intuyeron válidamente que este gobierno que libraba una lucha contra los usurpadores de los bienes públicos, no les iba a renovar ese comodato leonino.

“Con este acto sentenciamos que ningún bien de uso público de la ciudad, entre los cuales figuran por supuesto las playas y los terrenos de bajamar, pueden ser susceptibles de propiedad particular como aquí ocurrió, esto no puede volver a suceder, vamos a devolverle la vida a El Rodadero”. Expresó Carlos Caicedo, en el acto simbólico de la demolición de este lugar.

Cabe recordar que por instrucciones del Alcalde, se conformaron tres grupos de trabajo a través del Departamento Administrativo Distrital del Medio Ambiente DADMA, la Gerencia de Proyectos de Infraestructura y la Secretaría de Gobierno, para analizar las condiciones técnicas del parque.

Lo que se encontró fue que la estructura colapsó completamente debido a la erosión marina, que venía haciendo mella aun cuando el parque estaba en funcionamiento, en su estado actual la estructura coloca en riesgo la vida de las personas.

La estructura acusa acumulación de residuos sólidos y materia orgánica en descomposición, que están impactando negativamente la zona, por lo que la misma, perturba la tranquilidad y seguridad del sector.

En conclusión las tres comisiones recomendaron demoler el Parque Acuático de El Rodadero, debido a que no hay forma de recuperar la mayoría de las condiciones técnicas, particularmente el mal estado de las columnas cimentadas en la ladera del cerro Murujuy y los mástiles metálicos que soportaban los toboganes.

En este importante acontecimiento, evento en el que hizo presencia el artista samario Carlos Vives, quien ha sido una de las personalidades que ha defendido la recuperación de El Rodadero, aquella montaña de arena donde cuenta, se divirtió de niño como muchos samarios.

“Yo como samario le pedí al Alcalde hace mucho tiempo que nos hiciera realidad esto, devolverle a nuestra playa el espacio público, lo que atraía a nuestra gente, estoy muy contento de hacer parte de esto que es un lugar muy maravilloso” manifestó.

Sin lugar a dudas el derrumbe de estos tres muros, más las obras que se vienen adelantando en la ciudad de Santa Marta, hacen parte de una transformación que empezó en el gobierno de Carlos Caicedo y que se espera continúe con el alcalde electo Rafael Martínez, sobre quien caerá todo el peso de la responsabilidad de culminar cada una de las obras presentadas por la actual Administración.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *