Connect with us

Metrópolis2

 Nuevo objetivo: El Pueblito

Opinión Caribe

Published

on

Que los samarios vuelvan al mercado para adquirir los productos de la canasta familiar es la meta de la administración distrital

Convertir El Pueblito en sede principal de la venta de pescado y mariscos, es la finalidad que tiene la administración con la instalación de 100 nuevos módulos.

Sigue la recuperación de la central de abastos de la ciudad, ya se logró recuperar el mercado público y ahora el turno es para El Pueblito, ubicado en la Avenida del Libertador con calle trece.

El trabajo conglomerado de las distintas dependencias de la actual administración ha permitido que se recupere el espacio público de la ciudad. La gerencia de infraestructura del Distrito, la empresa de Servicios Públicos de Aseo, Espa, las Secretarías de Gobierno y Salud junto y la Unidad de Tránsito y Transporte, entre otras, respaldan la intención de que en Santa Marta se tenga un sitio que garantice la compra de los productos alimenticios en óptimas condiciones.

La idea es reubicar a los vendedores que durante años llevaron a cabo su actividad comercial en condiciones indignas. De las bodegas históricas con que contaba el centro de abastos de la calle trece, se pasará a los nuevos módulos cuyo material está fabricado de duropanel, en los cuales se instalarán alrededor de cien vendedores.

“En estos momentos se trabaja para desmontar las estructuras laterales de los locales, adecuar algunas paredes y construir el muro de cierre en mampostería, reparar los pisos, limpiar y pintar las estructuras metálicas, cambiar la totalidad de los vidrios y el techo, reparar las ventanas abatibles, instalar extractores eólicos y la red de manejo de aguas de desecho. Además se construye la zona de lavado y las baterías de baños, se pintarán los tanques, se repararán con drywall algunas fachadas y se instalarán algunas señales”, preciso el alcalde Carlos Caicedo en su visita a la deteriorada edificación.

MÁS INVERSIONES

Con el apoyo de las concesiones Malla Vial, Amoblamiento Urbano y Alumbrado Público, tres intervenciones se llevan a cabo en El Pueblito. Por una parte la instalación de encerramiento, y por el otro la reconstrucción de andén perimetral, la instalación de luminarias exteriores e interiores y el retiro de postes y cables eléctricos.

Vale destacar que en los 450 módulos habilitados en la recuperada Plaza del Mercado, ubicada en la calle doce, se ubicarán los vendedores de zapatos, ropa y otros productos no perecederos. Allí ya se cumplieron las labores de descapotamiento y topografía del terreno.

MANEJO DE LOS RESIDUOS

pueblito

A cargo de la empresa Espa están las jornadas de socialización sobre el manejo de los residuos sólidos dentro y fuera de ambas edificaciones, así como de la limpieza y los controles para garantizar la salubridad en la zona.

Paralelamente, la Secretaría de Salud Distrital hace revisión del cumplimiento de las normas sanitarias y, a través de capacitaciones el cuerpo de vendedores recibe inducción sobre el manejo de los alimentos y los procedimientos de inspección en la calidad de los productos comercializados.

ACOMPAÑAMIENTO POLICIVO

Por parte de la Unidad de Tránsito y Transporte del Distrito se cumple a diario de forma permanentemente los controles de parqueo, hecho que según las autoridades se vigile el cumplimiento de los horarios de cargue y descargue de los productos alimenticios lo que garantiza que exista normalidad en la movilidad. Al mismo tiempo, se encuentran en desarrollo campañas de sensibilización sobre normas de tránsito y educación vial.

Con la presencia de los uniformados de la Policía Metropolitana de Santa Marta se busca garantizar la seguridad de los ciudadanos y los vendedores, teniendo en cuenta que la meta es combatir la micro extorsión, educando en autocuidado, entre otras labores.

Para el alcalde de la ciudad, estas acciones forman parte de la recuperación integral del Mercado Público y El Pueblito, garantizando todas las condiciones necesarias para que los vendedores desarrollen sus labores dignamente y que los samarios y los turistas adquieran los productos para sus despensas o alacenas con confianza, seguridad y tranquilidad en la tradicional central de abastos de Santa Marta.

LO QUE PIENSA EL GREMIO…

Con 32 años dedicado a la venta del pescado en la calle doce, y hoy instalado en la nueva sede del mercado, Miguel Muñoz, afirma que después de que él, junto a sus 39 amigos vendedores tengan un lugar digno donde puedan comercializar sus productos, no tienen ningún problema en aceptar su traslado a los módulos en El Pueblito, “si al pasarnos al Pueblito tenemos las mismas condiciones que hemos tenido en estos meses en el nuevo mercado, de seguro todo va a ser favorable para nosotros”, apuntó.

Los vendedores de pescado dejan claro ante la actual administración tener en cuenta que al momento de ser trasladados a los nuevos módulos, se implementen unas normativas que los blinden en comparación a los vendedores mayoristas, “teniendo en cuenta que nos juntarán con los vendedores mayoristas, el Distrito debe normalizar la forma como ellos vienen comercializando el pescado en comparación a nosotros, quienes además de tener más productos que nosotros, también lo venden al detal, obligándonos a nosotros a bajar el precio del pescado sin generar una ganancia rentable”, precisó José Arias, vendedor.

Para Etelinia López, la reubicación será un total éxito siempre y cuando se siga blindando el derecho a la venta del gremio vendedor de pescado, “si a mí me dicen que las condiciones a tener son optimas y me generan una buena economía, no dudo en trasladarme al sector de la calle 13, primero lo primero, y después lo que Dios quiera”, apuntó.

Para los samarios que a diario visitan las instalaciones del nuevo mercado público de Santa Marta, unificar a los vendedores de pescado y mariscos es una excelente estrategia, “los samarios entenderemos que el día que queramos consumir pescado tenemos que ir a comprarlo al Pueblito, quien quiere busca, así que no hay cabida de pensar que el traslado generará pérdidas”, dijo Magalys Noguera, compradora.

Así mismo Claudia Garavito, manifestó que a su consideración es un poco incómodo tropezarse con la hedentina de pescado en el mismo sitio donde compra el arroz y las verduras, por lo que respalda que el pescado esté en un sitio aislado.

A la espera de que sea un éxito la recuperación de la zona de El Pueblito, la administración continúa con las labores que permitirán a los samarios adquirir los productos de la canasta familiar en condiciones adecuadas de seguridad y salubridad.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *