Connect with us

Deportes

Después de 27 años, Nacional vuelve a soñar con la Copa Libertadores

Opinión Caribe

Published

on

Atlético Nacional en los últimos años ha tenido el objetivo de repetir la historia de 1989, cuando por primera y única vez se proclamó campeón de la Copa Libertadores de América. En aquella temporada el cuadro dirigido por Francisco Maturana dejó en el camino a Racing, Millonarios, Danubio y Olimpia. El 31 de mayo de ese año dio la vuelta olímpica en el estadio El Campín de Bogotá, tras vencer por penales a los paraguayos. Por eso, desde aquel día, tras vivir momentos gloriosos pero a nivel local, en el que ha conquistado 11 títulos, la idea ha sido repetir la gloria continental.

Y se ha armado para eso. Ha traído a grandes técnicos y jugadores con ese objetivo. Por ejemplo, en 1995 estuvo cerca de volver a alzar el trofeo que todos los futbolistas suramericanos sueñan con ganar, pero perdió en la final ante Gremio de Brasil. En el nuevo siglo dominó el fútbol colombiano, se coronó en ocho ocasiones, pero no estuvo cerca de volver a ganar este certamen.

Los logros más grandes a nivel internacional fueron los subtítulos de la Copa Sudamericana en 2002 (ante San Lorenzo de Argentina) y en 2014 (ante River Plate de Argentina). Y no es que en la Libertadores no haya tenido buenas actuaciones, pero los resultados no se le han dado por falta de efectividad. Varias veces ha armado equipos competitivos, pero a mitad de competencia ha bajado su nivel. Por ejemplo en 2012, el cuadro dirigido por Santiago Escobar descrestó en la primera fase y venció a grandes del continente como Peñarol de Uruguay y Universidad de Chile, pero en octavos de final quedó en el camino a manos de Vélez de Argentina.

Luego, en la era Osorio, que fue exitosa a nivel local, no se dieron las cosas internacionalmente. En 2014, los paisas avanzaron hasta cuartos de final, pero quedaron eliminados frente a Defensor Sporting de Uruguay. En 2015, el club verdolaga dominó la fase de grupos y venció a Estudiantes de La Plata, Libertad de Paraguay y Barcelona de Ecuador, sin embargo, en octavos quedó fuera, a manos de Emelec de Ecuador.

Esta vez ha torcido esa mala racha. A Reinaldo Rueda le armaron un equipo para ganar. Le trajeron a jugadores sobrevalorados en Colombia con el objetivo de repetir lo vivido en 1989. La Libertadores se ha convertido en una obsesión para el pueblo verdolaga. Y en la fase de grupos de esta edición de la Libertadores, Nacional cabalgó. Fue el mejor equipo de la primera fase, sumando 16 puntos de 18 posibles. Luego dejó en el camino a Huracán de Argentina y anoche, en cuartos de final, se deshizo de Rosario Central de Argentina.

Y el sueño sigue, ahora el equipo antioqueño enfrentará en la semifinal a São Paulo de Brasil. Deberá esperar un poco más de un mes, pues este certamen parará mientras se juega la Copa América Centenario. Entre el 6 y 13 de julio se disputarán los dos partidos de esta fase. En el otro lado del cuadro están Boca de Argentina e Independiente del Valle de Ecuador o Pumas de México, que definirán su serie de cuartos la próxima semana.

Con información de El Espectador.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *