Connect with us

Análisis

 Del ‘credi-Marlboro’ al datáfono: La metamorfosis del ‘fiao’

Opinión Caribe

Published

on

La Unión Nacional de Comerciantes -Undeco- implementará el uso de datáfonos en las tiendas de Santa Marta. Con la incorporación de esta tecnología queda la duda ¿qué pasará con el popular ‘credi-Marlboro’? ¿Desaparecerá? ¿Serán rentables los datáfonos? ¿Migrará el cartoncito a la tarjeta? OPINIÓN CARIBE consultó a los comerciantes y usuarios, además de hacer un análisis económico de lo que sería el cambio en la modalidad de pago en los pequeños establecimientos.

Por Fanny Medina Ariza

Desde hace dos años y medio, la Unión Nacional de Comerciantes, trabaja en la socialización sobre la implementación de datáfonos en las tiendas de la ciudad. Se ha hablado con los pequeños comerciantes acerca de la importancia de utilizar la tecnología, sin embargo, la costumbre del pago en efectivo; la desinformación de cómo funciona la cancelación por datáfono; las creencias del cliente de que es mejor comprar al ‘menudeo’; de llegar con el ‘credi-Marlboro’ en la mano, son algunos ejemplos de las barreras que ha encontrado la organización de la que hacen parte los tenderos, Undeco.

En la región Caribe es común la práctica de ir a fiarle al tendero y llevar la cuenta en tiras recortadas de las envolturas de las cajas de cigarrillos. Los tenderos las marcan con los nombres de sus fiadores, entregan una parte del cartón al cliente; la otra, se la quedan ellos. En ambas reposan las cuentas del fiao’, de ahí surge la historia del ‘credi-Marlboro’.

Hoy no se discrimina de qué material sea la ‘agenda’, lo importante es llevar las cuentas claras.

El efectivo es el único medio de pago que tienen los compradores en tiendas de barrio y el ‘credi-Marlboro’ solo representa una cuenta por pagar. Los tenderos han manifestado, que, aunque es la cuenta de una deuda no es garantía de que van a recuperar su dinero.

A LA TECNOLOGÍA DEL DATÁFONO

Rosa Delia Rueda, directora ejecutiva de Undeco, ha asegurado que desde que inició el proceso hace más de dos años, han encontrado algunas barreras, “siempre hemos encontrado obstáculos que no permiten el avance del proceso. Primero, el control fiscal que acarrean estas tecnologías; el segundo, cambiarle el chip al tendero o al comerciante medio, sobre la carga que ellos creen que se genera por usar esta tecnología. No somos desconocedores de que hay unas tasas, unos sobrecostos que se deben pagar por esto, pero la utilidad y ganancia serían mayores en las ventas que se van a dar”.

El cambio que se hará en el modo de pago en los pequeños establecimientos comerciales, incluye la incorporación de mini datáfonos, que se utilizarán para comprar desde montos mínimos de cinco mil pesos en adelante. El datáfono estará destinado para quien quiera hacer pago de cifras mayores.

“Estamos tratando a través del Ministerio de Hacienda, presentar un proyecto en el que las tasas por transacciones sean muy económicas, que sean más cómodas, de esta manera, es más viable para que los pequeños comerciantes ingresen en la era de esa tecnología. Incluso, como viene dándose en toda la actividad comercial, porque a la mayoría de trabajadores les pagan por transferencia. También se presta para mayor seguridad porque no van a manejar altos volúmenes de dinero, pues al tendero o pequeño comerciante le va a entrar la plata directamente al banco, a veces el efectivo es un riesgo, aunque aquí la inseguridad es menor en comparación con otras ciudades”, informó Rueda.

Undeco ratifica, que ha faltado voluntad por parte de los comerciantes y disponibilidad para el cambio, por lo cual es importante la capacitación, que expertos les expliquen cómo funciona el datáfono y el impuesto al valor agregado -IVA- en las compras. La directora Rueda, asegura, “es falta de información por parte de los comerciantes y de los compradores, porque a nivel de barrios, la idiosincrasia de sus clientes es, que, si pagan con tarjeta, les cuesta más, y es todo lo contrario, se paga menos, la gente necesita más educación al respecto”.

SE AVECINA LA PRUEBA PILOTO

Lo cierto es que tarde o temprano la era de los datáfonos va a llegar, por esto, Undeco tiene previsto incorporar esta tecnología y en la medida que suceda, se sumen más tenderos a su utilización en sus instalaciones comerciales. Se espera que cuando vean que sus ventas aumentan y el capital que reposa en sus cuentas, entiendan las ventajas del nuevo sistema.

La muestra que se escogerá para la prueba piloto será de 50 tiendas ubicadas en los corredores viales y en los sitios de mayor afluencia de turistas. Esta selección la hace Undeco, puntualizando en que hay sectores que sí lo ameritan, que tienen la necesidad, porque hay otros, en los que por la idiosincrasia del samario será un proceso muy difícil, más lento. En dos meses se pondrán en marcha los primeros datafonos para la prueba piloto.

En otras ciudades como Bucaramanga, el sistema ha sido exitoso, aunque llevó tiempo implementarlo. Con este ejemplo, Rosa Rueda hace un contraste, y ratifica que en la región Caribe están acostumbrados al menudeo, a fiar. Agrega, que el sistema de datáfonos en el caso de Bucaramanga ha sido bueno, pero, por la lentitud del proceso,este no cubre el 1 % de los comerciantes pequeños que tiene este servicio.

Para el caso puntual de Santa Marta, aunque la mayoría de la comunidad tendera tiene una actitud de recelo frente al nuevo sistema, hay quienes solicitan el servicio, y han llegado a la Unidad Nacional de Comerciantes con el deseo de incorporar los datáfonos para las personas que solicitan servicio a domicilio.

Con respecto a si se eliminaría el ‘credi-Marlboro’ con el uso de los datáfonos, Rosa Rueda responde, “sí, se minimiza un poco, de hecho, podríamos pensar en que algunos van a dejar la tarjeta, por tanto, se modifica el cartón; este mecanismo garantiza la recuperación de la cartera”.

Tenderos en Santa Marta aseguran, que la modalidad del ‘fiao’ no es garantía para ellos de que van a recuperar el dinero. En muchas ocasiones, la mercancía está en la calle, pero no tienen la plata. Lo que les representa un problema, porque en el mercado ellos no pueden quedarle mal a los proveedores. Si bien tienen clientes buenos a quienes se atreven a fiarle con el ‘credi-Marlboro’, hay otros que no.

EN CALABAZO YA HAY DATÁFONO

En la ruta Mingueo- Santa Marta está ubicado Calabazo, un corredor turístico en el que Richard Sánchez utiliza datáfono hace ocho meses. Este tendero afirma, “para mí tiene todas las ventajas porque no se están perdiendo las ventas por no tener efectivo a la mano, también la disponibilidad de una segunda opción de pago. Como estamos en una región con influencia turística me ha representado un aumento en las ventas cuando hay temporada, porque el extranjero por lo general maneja tarjetas”.

Además, dice que el costo que le acarreó tener el datáfono es mínimo comparado con los beneficios que trae, con respecto al control fiscal manifiesta, que él declara su renta y lleva las cuentas de manera correcta, lo cual no le representa ningún problema.

 Por otra parte, la comunidad del sector ha acogido el uso de datáfono, debido a que muchos trabajadores de fincas hacen las compras en su tienda con tarjetas y no tienen que movilizarse hasta Santa Marta.

¿SERÁ EXITOSO ESTE MODELO?

El economista Jaime Morón analiza la entrada de este sistema de pago al mercado samario. Desde sus conocimientos, afirma, que en las condiciones económicas en las que se encuentra Santa Marta, que es una de las ciudades poco desarrolladas en lo que tiene que ver con la bancarización, el nuevo mecanismo no llegaría a más del 20 por ciento de la población, según estudios que ha hecho la Superintendencia Financiera, entidad que tiene acceso a los sistemas financieros.

Expresa, que es rentable desde el punto de vista del consumidor, pero el obstáculo es, que algunas personas, en estos casos, tienen poca preferencia por el dinero líquido. “El pequeño establecimiento como tal, se vería fortalecido, porque podría tener acceso a créditos en el sistema financiero, y permanecer dentro de este. La formalización es una de las medidas que conlleva al crecimiento económico de los países y de sus regiones”, explica Morón.

Para los pequeños comerciantes es un beneficio que los acerca a tener créditos a corto y mediano plazos; otra ventaja de la formalización de la economía es evitar problemas como lavado de activos, evasión de impuestos, además de darse mayor control fiscal en lo que los tenderos comercializan.

El economista expone, “con la llegada de pequeños y grandes comerciantes pensé que el tendero como tal iba a desaparecer y lo que muestra la evidencia empírica es, que en vez de desaparecer los micros establecimientos que ofrecen este tipo de comercio, se ha establecido el vínculo cliente- proveedor-tendero que no lo permite los supermercados. Esa comunicación directa que tiene el consumidor da un mayor nivel de satisfacción en algunos casos, pero los tenderos deben apuntar a que haya un mayor control fiscal, que reporten qué es lo que se está vendiendo”.

Respecto al ‘’, Morón cree que irá desapareciendo en la medida que se vaya formalizando la economía, en la que los microcréditos pasen a ser manejados por los bancos y no por las mismas tiendas. “Creo que eso es un buen síntoma de desarrollo. Ahora, los mecanismos de efectividad que tenga cada tendero es diferente, porque este crédito es algo informal, que se maneja entre el tendero y el consumidor, que no devenga ningún tipo de interés”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *