Connect with us

Nación

Opinión: El realismo mágico, ahora es gaucho

Opinión Caribe

Published

on

Por Pedro Pablo Pabón M.

José Arcadio Segundo fue sustituido fraudulentamente por Aureliano Segundo en la relación amorosa con Petra Cotes, la cual se consolidó bajo un régimen reiterativo de retozos amorosos hasta el amanecer, incluidos los días prohibidos; la madre natura premió tal entrega con prolíficos partos en los animales que a Petra Cotes se le acercaran, erigiéndose así Aureliano Segundo en uno de los hombres más ricos de la ciénaga. “De la noche a la mañana, Aureliano Segundo se hizo dueño de tierras y ganados, y apenas si tenía tiempo de ensanchar las caballerizas y pocilgas desbordadas. Era una prosperidad de delirio que a él mismo le causaba risa, y no podía menos que asumir actitudes extravagantes para descargar su buen humor. «Apártense, vacas, que la vida es corta», gritaba. Úrsula se preguntaba en qué enredos se había metido, si no estaría robando, si no había terminado por volverse cuatrero, y cada vez que lo veía destapando champaña por el puro placer de echarse la espuma en la cabeza, le reprochaba a gritos el desperdicio. Lo molestó tanto, que un día en que Aureliano Segundo amaneció con el humor rebosado, apareció con un cajón de dinero, una lata de engrudo y una brocha, y cantando a voz en cuello las viejas canciones de Francisco ‘El Hombre’, empapeló la casa por dentro y por fuera, y de arriba abajo, con billetes de a peso”. García Márquez, Cien Años de Soledad, Pág. 80

Hace 30 años, el entonces recién graduado en Ingeniería Civil, José Francisco López, ingresó a la función pública como Secretario de Obras Públicas y Urbanismo de la Municipalidad de Río Gallegos; con el entonces Intendente Néstor Kirchner, continuando con él como gobernador y después como Presidente de la Argentina, siguiendo su labor con Cristina hasta el 10 de diciembre de 2015 como Secretario de Obras Públicas del Ministerio de Planeación. Calculándose que él adjudicó solo en vías el equivalente 20.000 km. Además, manejó el programa nacional de vivienda popular, aclarándose que cualquier coincidencia con la delegación del Vicepresidente colombiano, es mera coincidencia.

Aureliano Segundo se encausó y entregó a los apetitos sexuales hacia Petra, en cambio Josesito se abrazó lujuriosamente a una causa aún más noble, la defensa por los derechos de los menos favorecidos de la Argentina, impuesta por Kirchner. Al igual que Aureliano Segundo, Josesito se convirtió en uno de los hombres más prósperos a nivel económico en la comarca, con propiedades solo soñadas y vistas a famosos y adinerados del mundo. Al igual que Úrsula, el periodismo, jueces y políticos críticos del accionar “K”, han considerado que la riqueza ostentada por los exfuncionarios del relato Kirchnerista, además de obscena, es denigrante para las personas a quienes decían defender.

Ya cansado de tantos remilgos, el ingeniero López, al igual que Aureliano Segundo, decidió dar muestras de que su riqueza había sido obtenida por causa noble, lo mismo que Robin Hood; se presentó a un monasterio de clausura en horas de la madrugada del martes 14 de junio a entregarles a las monjas un dinero para que terminaran una obra que allí se está realizando; pero, debido a la inusual hora en la llegada de Josecito, no le abrieron las puertas y le tocó volarse la tapia y a gritos tratar de entregar los recursos; aduciendo que ese dinero lo había robado para ayudarlas a terminar la obra, pero que esos policías querían robársela a él.

El ingeniero López entró al monasterio de clausura con bolsos y maletas con $8.9 millones de dólares, $152 mil euros, otras monedas y, además, muchos relojes Rolex, Omega y Tommy, al igual que una ametralladora, la cual genera su detención. A raíz de lo anterior se procedió a allanar propiedades a nombre de él, la hija, la esposa y de la suegra; entendiéndose que estas superan el monto confiscado. Se ha iniciado el proceso de búsqueda de más dinero en las otras propiedades, pero sin grandes resultados.

En la Argentina, a raíz de un informe televisivo de Jorge Lanata en el cual se evidencia el conteo entre dólares y euros, más de $6 millones de dólares por parte de Martín Báez, en época en que el Cepo Cambiario no permitía a particulares tener divisas y mucho menos en esos montos, video que evidencia, detona y acelera la captura de Lázaro Báez (padre de Martín). Éste al igual que el López proceden de cuna humilde, diferenciándose en que Báez pasó de ser un cajero de un Banco a constituirse en el más grande contratista de la obra pública en el país austral, además, hoy ostenta la calidad de ser el más grande terrateniente allí, con más de 1.5 millones de hectáreas.

Estamos presenciando en los países que compraron el modelo populista a un Estado que interviene la economía de manera inusitada, actuando en contravía de la ortodoxia macroeconómica, premiando a la militancia con subsidios y prebendas al igual que persigue a sus contradictores, concentrando el control y manejo del ejecutivo en pocas manos, patentizando y ejecutando la cleptocracia (gobierno de los ladrones) como ideología gobernante, actuando como legítimo heredero de Robin Hood, en donde frases como: “La política se hace con la Obra Pública”, “roban pero hacen” o “se roba para hacer política” son aceptadas sutilmente por la sociedad.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *