Connect with us

Análisis

Colombia vota: SÍ o NO, he ahí la cuestión

Opinión Caribe

Published

on

En tiempos de Paz hay dos bandos a nivel nacional identificados, uno a favor del SÍ; otro por el NO, los cuales apelarán a todos los recursos legales disponibles para captar adeptos a su bandera. El país ya está opinando, hay caricaturas, columnas de opinión y sesudas notas periodísticas. Los colombianos están sobre ese escenario nuevo que impone el Ejecutivo basado en las negociaciones de La Habana entre el Estado colombiano y las Farc. Pero, aparte del número reducido de aforados del proceso de negociación, y a pesar de que es la primera vez que se le consulta al pueblo sobre los acuerdos, ¿sabe el colombiano qué se pactó o se está pactando en este proceso? ¿Cómo se puede opinar y tener posiciones sin conocer lo acordado? Y peor aún, si no se ha firmado, ¿sobre qué estamos a favor o en contra?

OPINIÓN CARIBE expone a sus lectores los cinco puntos de los acuerdos de paz entre el Gobierno y las Farc desarrollados en La Habana, Cuba, los cuales aprobarán o desaprobarán los colombianos en la jornada electoral atípica que se celebrará.

Por Eduardo Luis Cantillo B.

1) POLÍTICA DE DESARROLLO AGRARIO INTEGRAL

El desarrollo agrario integral es determinante para impulsar la integración de las regiones y el desarrollo social y económico equitativo del país. 1. Acceso y uso de la tierra. Tierras improductivas. Formalización de la propiedad. Frontera agrícola y protección de zonas de reserva. 2. Programas de desarrollo con enfoque territorial. 3. Infraestructura y adecuación de tierras. 4. Desarrollo social: salud, educación, vivienda, erradicación de la pobreza. 5. Estímulo a la producción agropecuaria y a la economía solidaria y cooperativa. Asistencia técnica. Subsidios. Crédito. Generación de ingresos. Mercadeo. Formalización laboral. 6. Sistema de seguridad alimentaria.

2) PARTICIPACIÓN POLÍTICA

  1. Derechos y garantías para el ejercicio de la Oposición política en general, y en particular para los nuevos movimientos que surjan luego de la firma del Acuerdo Final. Acceso a medios de comunicación. 2. Mecanismos democráticos de participación ciudadana, incluidos los de participación directa, en los diferentes niveles y diversos temas. 3. Medidas efectivas para promover mayor participación en la política nacional, regional y local de todos los sectores, incluyendo la población más vulnerable en igualdad de condiciones y con garantías de seguridad.

3) FIN DEL CONFLICTO

  1. Cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo. 2. Dejación de las armas. Reincorporación de las Farc-EP a la vida civil – en lo económico, lo social y lo político -, de acuerdo con sus intereses. 3. El Gobierno Nacional coordinará la revisión de la situación de las personas privadas de la libertad, procesadas o condenadas, por pertenecer o colaborar con las Farc-EP. 4. En forma paralela, el Gobierno Nacional intensificará el combate para acabar con las organizaciones criminales y sus redes de apoyo, incluyendo la lucha contra la corrupción y la impunidad, en particular contra cualquier organización responsable de homicidios y masacres o que atente contra defensores de derechos humanos, movimientos sociales o movimientos políticos. 5. El Gobierno Nacional revisará y hará las reformas y los ajustes institucionales necesarios para hacer frente a los retos de la construcción de la paz. 6. Garantías de seguridad. 7. En el marco de lo establecido en el Punto 5 (Víctimas) de este acuerdo, se esclarecerá, entre otros, el fenómeno del paramilitarismo. La firma del Acuerdo Final inicia este proceso, el cual debe desarrollarse en un tiempo prudencial acordado por las partes.

Cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo (CFHBD): Terminar de manera definitiva las acciones ofensivas entre la Fuerza Pública y las Farc-EP, las hostilidades y cualquier conducta que no deba ser ejecutada de acuerdo con el anexo de las Reglas que Rigen el CFHBD. El Cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo (CFHBD) inicia el día D a la Hora H.

Dejación de las armas (DA): es un procedimiento técnico, trazable y verificable mediante el cual la Organización de Naciones Unidas (ONU) recibe la totalidad del armamento de las Farc-EP para destinarlo a la construcción de monumentos.

Objetivo: el presente Acuerdo sobre CFHBD y DA tiene como objetivo la terminación definitiva de las acciones ofensivas entre la Fuerza Pública y las Farc-EP, y en general, de las hostilidades y cualquier acción prevista en las Reglas que Rigen el CFHBD, incluyendo la afectación a la población, y de esa manera crear las condiciones para el inicio de la implementación del Acuerdo Final y la Dejación de las armas y preparar la institucionalidad y al país para la Reincorporación de las Farc-EP a la vida civil.

4) SOLUCIÓN AL PROBLEMA DE LAS DROGAS ILÍCITAS

  1. Programas de sustitución de cultivos de uso ilícito. Planes integrales de desarrollo con participación de las comunidades en el diseño, ejecución y evaluación de los programas de sustitución y recuperación ambiental de las áreas afectadas por dichos cultivos. 2. Programas de prevención del consumo y salud pública. 3. Solución del fenómeno de producción y comercialización de narcóticos.

5) VÍCTIMAS

Resarcir a las víctimas

Se tratarán: 1. Derechos humanos de las víctimas. 2. Verdad.

Implementación, verificación y refrendación. La firma del Acuerdo Final da inicio a la implementación de todos los puntos acordados.

  1. Mecanismos de implementación y verificación.
  2. Sistema de implementación, dándole especial importancia a las regiones.
  3. Comisiones de seguimiento y verificación.
  4. Mecanismos de resolución de diferencias.

Estos mecanismos tendrán capacidad y poder de ejecución y estarán conformados por representantes de las partes y de la sociedad, según el caso.

  •  Acompañamiento internacional. – Cronograma – Presupuesto – Herramientas de difusión y comunicación – Mecanismo de refrendación de los acuerdos.
  •  En cuanto al componente de justicia, se ha acordado crear una Jurisdicción Especial para la Paz, que contará con Salas de Justicia y con un Tribunal para la Paz. Las Salas y el Tribunal estarán integrados principalmente por magistrados colombianos, y contarán con una participación minoritaria de extranjeros que cumplan los más altos requisitos. La función esencial de las Salas y del Tribunal para la Paz es acabar con la impunidad, obtener verdad, contribuir a la reparación de las víctimas y juzgar e imponer sanciones a los responsables de los graves delitos cometidos durante el conflicto armado, particularmente los más graves y representativos, garantizando la no repetición.
  •  Se prevé que, a la terminación de las hostilidades, de acuerdo con el DIH, el Estado colombiano otorgará la amnistía más amplia posible por delitos políticos y conexos.
  •  No serán objeto de amnistía o indulto las conductas tipificadas en la legislación nacional que se correspondan con los delitos de lesa humanidad, el genocidio y los graves crímenes de guerra, entre otros delitos graves como la toma de rehenes u otra privación grave de la libertad, la tortura, el desplazamiento forzado, la desaparición forzada, las ejecuciones extrajudiciales y la violencia sexual. Estos delitos serán objeto de investigación y juzgamiento por parte de la Jurisdicción Especial para la Paz.
  •  La Jurisdicción Especial para la Paz tendrá competencia respecto de todos los que de manera directa o indirecta hayan participado en el conflicto armado interno, incluyendo a las Farc-EP y a los agentes del Estado, por los delitos cometidos en el contexto y en razón del conflicto, en especial, respecto a los casos más graves y representativos.
  •  Las sanciones que imponga el Tribunal tienen como finalidad esencial satisfacer los derechos de las víctimas y consolidar la paz y deben tener la mayor función restaurativa y reparadora del daño causado.
  •  Las sanciones para quienes reconozcan delitos muy graves tendrán un mínimo de duración de cumplimiento de 5 años y un máximo de 8 de restricción efectiva de la libertad, en condiciones especiales.
  •  Las personas que hagan dicho reconocimiento de manera tardía ante el Tribunal serán sancionadas con pena de prisión de 5 a 8 años, en condiciones ordinarias. Para tener derecho a la pena alternativa, se requerirá que el beneficiario se comprometa a contribuir con su resocialización a través del trabajo, capacitación o estudio durante el tiempo que permanezca privado de la libertad. Las personas que se nieguen a reconocer su responsabilidad por tales delitos y resulten culpables serán condenadas a pena de prisión hasta de 20 años, en condiciones ordinarias.
  •  Para acceder a cualquier tratamiento especial dentro de la Jurisdicción Especial para la Paz es necesario aportar verdad plena, reparar a las víctimas y garantizar la no repetición.
  •  En el caso de las Farc-EP, la participación en el sistema integral estará sujeta a la dejación de armas, que debe comenzar a más tardar a los 60 días luego de la firma del Acuerdo Final.
  •  La transformación de las Farc-EP en un movimiento político legal es un objetivo compartido, que contará con todo el apoyo del Gobierno en los términos que se acuerden.

OPINIÓN CARIBE les preguntó a los samarios acerca de esta convocatoria, con la cual el Gobierno Nacional les consulta a los colombianos por medio del plebiscito, acerca de aceptar o negar los acuerdos fijados entre el Gobierno y las Farc en La Habana, Cuba.

  1. Alba Jiménez: no sé a ciencia cierta qué se ha fijado en el proceso de La Habana.
  2. Liliana Castro: son tantas cosas, que no tengo claro en qué punto estamos.
  3. Magaly Bautista: no conozco con profundidad el tema.
  4. Marta Cabrera: no me han dado claridad acerca de qué vamos a aceptar o a negar.
  5. Trinidad de la Rosa: no sé y tampoco me interesa.
  6. Yaniras García: no sé.
  7. Édgar Ramírez: son tantos puntos que no tengo claridad al respecto.
  8. Isair Fuentes: de saber respondería, pero como no sé, no te puedo dar mi opinión.
  9. Genaro Gómez: claro que sé, se trata de dejación de armas, cese al fuego, seguridad para quienes se reintegrarán a la vida social y para los ciudadanos del común.
  10. José Caviedes: es un acuerdo entre el Estado y las Farc para que el grupo insurgente deje las armas y se reintegre a la vida civil como los demás colombianos.
  11. Álvaro Hernández: es el proceso de negociación con las Farc que busca la reinserción y el cese al fuego.
  12. Víctor Rivera Pacheco: la mayoría de la gente no tiene conocimiento de qué se trata el acuerdo con las Farc. Quisiera saber a qué precio se conseguirá la paz en Colombia.
  13. Raúl Márquez: se está tratando de resolver un problema trascendental, un problema que lleva más de medio siglo y que ha afectado a todo el país en todas las esferas y en todos los campos, sociales culturales, económicos y humanos; la idea es apoyar el proceso de paz porque no queremos más guerra.
  14. Dainer Jiménez: solo sé que en La Habana se está llevando a cabo el proceso de paz, pero desconozco la letra menuda del acuerdo.
  15. Luís Carruzo: es un acuerdo para acabar la guerra, sin embargo, no tengo claras las condiciones del tratado, los beneficios o perjuicios que tendrá.
  16. Beto Riascos: es el hecho más importante que se ha presentado en Colombia en los últimos años, la tan anhelada paz, los colombianos de bien que hemos vivido bajo el yugo de la violencia tenemos la esperanza de bajar el sepulcro y no dejarle de herencia a nuestros hijos la violencia. El presidente Santos buscó de manera acertada el diálogo. Hoy, la Comunidad Internacional y la ONU como prendas de garantía. Todo el mundo se meterá la mano al bolsillo para sacar a Colombia del conflicto, por eso la única manera de combatir la guerra es la inversión social.
  17. Alfredo Ulloa: en La Habana se lleva a cabo el acuerdo de paz y de toda la información, lo más importante es eso, que tendremos paz.
  18. Mayito Illueca: me parece insólito que a un país le tengan que preguntar si quiere la paz o seguir con la guerra.
  19. Enrique Ramírez: lo que todos los colombianos saben, en La Habana se lleva a cabo el acuerdo de paz.
  20. Eduardo Díaz: La esperanza y el camino a la paz.
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *