Connect with us

Análisis

“La historia se repite”: Manuel Linero

Opinión Caribe

Published

on

Con 30 años de experiencia como exgerente regional del Instituto Colombiano de la Reforma Agraria-Incora, en los departamentos de Caquetá, Sucre, Bolívar, Atlántico y Magdalena, desde mayo de 1967 hasta julio de 1995, Manuel Linero Creus, conversó con OPINIÓN CARIBE, y al remontarse en la historia, explicó la importancia de la tenencia de tierra en Colombia, y que a propósito de los acuerdos de paz, es el primer punto de los seis acordados entre el Gobierno Nacional y las Farc.

Por Eduardo Luis Cantillo
Después de la guerra entre Liberales y Conservadores nace el Frente Nacional, quienes se reparten el poder durante 16 años. Se crean instituciones como el Incora en 1961.
En la década de los sesenta y setenta se da el desplazamiento de territorios como el Cauca, Tolima y Huila hacia el Caquetá. Y los municipios que sufrieron el flagelo en Cundinamarca se desplazan hacia el Meta.

Allí se da el fenómeno denominado colonización espontanea, que no es más que el desplazamiento forzado por causa de la violencia. A raíz de eso, Carlos Lleras Restrepo, fija una política de gobierno para beneficiar a las víctimas, y se tiene conocimiento de todo lo que la gente perdió.

Es cuando el Incora entrega 50 hectáreas por familia, 20 novillas y un toro para explotar la ganadería, porque en esa época la agricultura solo era para beneficio propio. También se diseñó un programa de viviendas y construcción de escuelas, en donde las comunidades también participaban, lo anterior con recursos del Banco mundial.

En esa época se establecieron tres zonas, Meta, Arauca y Caquetá. Los diseños de las escuelas los planteaba el Ministerio de Educación para que el Incora los ejecutara. Cosa que hoy no existe, porque cada quien quiere trabajar por su lado. 5 mil beneficiados en esa época. Millones de dólares invertidos, y creación del Fondo Ganadero.

El Fondo Ganadero creado por la misma población, donde el Caquetá era la zona más explotada, pasó de tener el poder los más grandes ganaderos a la creación del fondo en donde la misma población eligió un representante encargado de auxiliar a los pequeños ganaderos: un millón quinientos mil dólares de inversión. Se creó la Central de Cooperativas de Reforma Agraria (Cecora). El ganado que se les daba a los campesinos se les compraba a los grandes terratenientes.

¿Quién acabó con esto?

La falta de continuidad política, cada administración es una política diferente. El país necesita planeación y no variar cada cuatro años.
Hoy existe un perfil nombrado por el Presidente llamado Rafael Pardo, se debe crear una institución fuerte o agencia que vincule a los entes territoriales a nivel municipal y departamental, pero no como cuando se creó la Umata.
Hoy esas iniciativas pertenecen a la empresa privada o las famosas APP, y no como en esa época en donde el Estado era la cabeza.
“Hay que cambiar la mentalidad de los campesinos de pensar en que sus bienes valen menos que la de los grandes terratenientes”
Hoy toma protagonismo el sector privado ante la falta de participación del Estado, el Incoder no tenía presencia y por eso se acabó.
Sin campo no hay ciudad, se debe fortalecer el área rural para garantizar nuestra alimentación, pero lastimosamente no hay políticas. La violencia se da por la carencia del Estado en las zonas rurales.

¿Cuál era el escenario para que se creara la guerrilla en Colombia?

El problema era que quien dominara el área rural dominaba el país. Sobre todo, porque Colombia es un país de monocultivo, el café.
Es cuando comienza la lucha ideológica entre Liberales y Conservadores, la cual se estableció en el Cauca, Tolima, Huila, Santanderes, Cundinamarca y Valle del Cauca.
Surgen los bandidos o bandoleros, y la violencia se sale de las manos, se crea en el Llano la guerrilla, con el famoso, Guadalupe Salcedo y Martín Adjure y es cuando llega el gobierno de Rojas Pinilla luego de un golpe de Estado. Los llama a la reconciliación y ellos entregan las armas, el pueblo queda feliz.
En Boyacá crecían los Chulavitas (conservadores), hoy paramilitares.
En el Tolima, zona Marquetalia, se concentra un grupo que más que comunista era liberal, en cabeza de Manuel Marulanda Vélez, que se desplaza a Gaitania, grupo con el que no pudo conversar el general Rojas. Las Farc siempre se enquistaron en la zona rural con los campesinos.

¿Qué papel jugó Guillermo León Valencia en el fortalecimiento de la guerrilla?

En esa época, década de los sesenta, se empieza a consolidar nuevamente el poder Liberal y Conservador, Guillermo León consolida su partido al máximo, tan así, que se crea el Frente Nacional y si las personas no hacían parte de ninguno, no era nombrado como funcionario.
Lo anterior dio paso a la famosa revolución cubana en los Santanderes en la Universidad Industrial de Santander, en donde nacen los hermanos Vásquez Castaño que lideran por mucho tiempo al ELN, infiltrándose en las demás universidades como La Nacional, Libre. Mientras las Farc, siempre estuvieron en el área rural.

Expectativas con respecto a la tenencia de tierra en los acuerdos de paz

Está en juego demasiado, por tanto, es importante la supervisión internacional y personal capacitado en el manejo de recursos. Veeduría internacional porque la ultraderecha va a bombardear lo más que pueda. El poder de los terratenientes es fuerte, ya ocurrió en Sucre cuando se dio la invasión de tierra a diario. Se hizo un censo en esa época en la que los propietarios se negaban a vender. El Estado no intervino y se crearon en esas zonas grupos guerrilleros que no debieron. Se crearon líneas campesinas, la de Sincelejo y la de Armenia.

¿Hemos aprendido del pasado?

Hay muchas cosas buenas por rescatar y malas que no se deben repetir. Que la gente no coma cuento. La Tierra es un tema muy delicado y este país no admite más sufrimiento.
“Si pudiera votar por el sí diez veces, lo haría”
Conocí y lloré con gente que sufrió por la violencia, fueron 30 años viviendo de cerca las historias en las áreas rurales, ya está bueno de todo eso. Yo titulé muchas zonas del país, sé cómo tramoyaron muchas tierras basados en una supuesta buena fe, que no es más que una vagabundería.

¿Cómo se desdibujaron el Incora e Incoder?

Los funcionarios del desaparecido Incora duraban un mes capacitándose para tener conciencia de cómo laborar por un objetivo común, realidad que no se ve, el Estado era garantista.
A continuación, la carta enviada al presidente de la República Juan Manuel Santos, en donde Linero Creus, sugiere los mecanismos a cumplir para que en el país la tenencia de tierra no se convierta en lucha de poderes:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *