Connect with us

Análisis

Por un país más próspero

Opinión Caribe

Published

on

Por Laura Vélez Vargas

El exalcalde de Santa Marta y dirigente del movimiento Fuerza Ciudadana, Carlos Eduardo Caicedo Omar, afirmó, por su parte, que los colombianos tienen la oportunidad de apoyar la refrendación de los acuerdos de La Habana, que permitirán que las Farc desaparezcan como grupo armado y se avance en la construcción de escenarios que propicien la democracia.

“Los ciudadanos que tenemos la esperanza de vivir en un país sin conflicto y emprender todos nuestros proyectos sin que la violencia sea un símbolo sobre nosotros, sin que buena parte del presupuesto, más de 30 billones de pesos anuales, sean destinados a la guerra y a la defensa colombiana, apostamos por el fortalecimiento de los mecanismos de seguridad ciudadana para contrarrestar a la delincuencia común en las ciudades y enfrentar las causas que tienen que ver con el desempleo, con la informalidad económica, con la situación de corrupción de los recursos de los cuales se apropian privados y actores públicos que llegan a donde no deberían.

Esta es una buena oportunidad para cambiar todo esto. Si vivimos en la guerra y en el miedo, seguiremos aplazando estas reformas necesarias para el desarrollo colombiano y utilizando estos recursos para el conflicto”, aseveró Caicedo.

Invita a las personas a salir a votar y a hacer parte de la participación ciudadana que permitirá la construcción de una nueva Colombia, “porque estamos votando por un principio que es la paz, por un concepto, una esperanza, no es por ninguna persona en particular”.

Señaló, que mediante su caravana por la paz, iniciada el pasado lunes, se impulsará el proyecto del acuerdo final en el Caribe para vencer el abstencionismo, puesto que se conoce que gran parte de las elecciones están mediadas por la dinámica clientelista, “en muchas ciudades, los votantes son impulsados a acudir a las urnas solo por incentivos económicos; estas votaciones son diferentes, porque es la primera que se hace desde 1957, cuando se convocó a un plebiscito, es decir, casi 60 años, y es la primera convocatoria de gran envergadura del siglo XXI, con la que se interpela a los ciudadanos para preguntarles si están de acuerdo o no con suscribir un acuerdo para finalizar el conflicto, no para votar en particular por un candidato”.

Cabe resaltar, que Fuerza Ciudadana fue el primer grupo significativo de ciudadanos del Caribe y ha sido el único que se inscribió en Bogotá para hacer una campaña regional, “ese es un mérito que tiene no solo este movimiento sino los samarios. Es una oportunidad de hablar con muchas personas para impulsar este proyecto. Estamos seguros que en la medida que recorramos todos los rincones del Caribe colombiano, iremos creciendo y nos convertiremos en una gran caravana que acompañará el día 26 de septiembre en Cartagena, a la firma que rodeará esos acuerdos. Y es que, si tantas personas vienen de todas partes del mundo a respaldarlo, ¿porque no hacerlo nosotros que somos los dolientes de este conflicto?

A todos los invitamos a hacerle un seguimiento y a comprometerse con la paz. Es mejor hacerlo ahora que seguir persistiendo en un conflicto. Un país que puede ser más próspero de lo que es”, reiteró Caicedo.

SI GANA EL NO

Para el exmandatario samario, el No a los acuerdos finales, significa la continuidad de la guerra, el desangre del país y del presupuesto público para financiar el conflicto, “lo anterior nos rezagaría y nos seguiría atrasando, lo que permitiría que el campo se vuelva improductivo y no pueda proveer a las ciudades; implicaría que muchos jóvenes tengan la incertidumbre de saber si un fuego cruzado les segará la vida.

Los acuerdos, por su parte, van a significar no la solución de todos los problemas, pero sí permitirá la construcción de unas bases de la nueva Colombia y por supuesto, desactivar el conflicto, la muerte y evitar más derramamiento de sangre. Además, se podrían aprovechar esos recursos públicos que se van a la guerra para financiar los programas de justicia social, de inclusión social, de equidad, de desarrollo productivo y de sostenibilidad ambiental que requieren nuestro país”, puntualizó Caicedo Omar.

SÍ A UNA NUEVA CONSTITUYENTE

Para Caicedo son muchas las reformas que vienen y aunque en el acuerdo final entre el Gobierno y las Farc, se tienen en cuenta algunos temas centrales, aún queda pendiente el corazón de los problemas que Colombia ha tenido durante muchos años, “son más de 40 reformas que le han hecho a la Constitución, esto evidencia la limitación del Congreso en tocar, por ejemplo, el modelo económico, en tocar cambios que se deben hacer, inclusive en nuestro modelo de seguridad nacional”.

Agregó, que todo eso debe ir a una constituyente, pensando realmente en cuáles son los cambios y reformas que requiere Colombia para consolidarse como un país con justicia social, con equidad, con oportunidad y desarrollado productivamente, un país de oportunidades para todos.

“La guerra no es lo importante, la consolidación de la paz es lo fundamental, ello implica empleo, dignificación de barrios, servicios públicos de calidad, educación, oportunidades para el sano esparcimiento en materia recreativa y deportiva, desarrollo productivo del campo, la sostenibilidad de nuestros ecosistemas, el aprovechamiento adecuado de nuestros recursos naturales, salud de calidad para toda la población.

Para nosotros hay un gran desafío y se debe modificar una serie de instituciones excesivamente centralistas, hay que regionalizar el país y hay que democratizar el sistema político. Todas estas reformas y cambios no son posible hacerlas en un Congreso que integra tanto congresistas brillantes y demócratas, como otros tantos comprometidos con grupos de intereses y con el modelo de viejo país, de la vieja política, del viejo centralismo”, advirtió el líder de Fuerza Ciudadana.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *