Connect with us

Análisis

De cara al plebiscito: Midiendo fuerzas por el Sí y el No

Opinión Caribe

Published

on

El apoyo a los acuerdos con las Farc ha permitido ‘medir el pulso’ de las dos fuerzas políticas que representan las mayorías en el Magdalena. El Partido Cambio Radical demuestra cada vez más auge, el liberalismo decae y el movimiento Fuerza Ciudadana se abre paso en una ambiciosa carrera por afianzarse en la región.

Cuando solo faltan unos días para que los colombianos acudan a las urnas para refrendar o no los acuerdos de paz entre el gobierno y las Farc, el escenario político en Santa Marta y el Magdalena se ha encaminado a ‘medir el pulso’ entre las tres principales corrientes que poseen el dominio electoral en esta zona del territorio nacional.

La Unidad Nacional de respaldo al Sí ha dejado satisfacciones y sinsabores en el marco de las convocatorias que se han hecho, tanto de un partido como de otro, para alcanzar el respaldo de los magdalenenses; pero ello ha permitido determinar qué corrientes políticas representan el favoritismo frente a las elecciones que se avecinan al Congreso de la República.

Un vistazo hacia ese panorama permite identificar como mayoritarias solo tres fuerzas políticas en este Departamento, que incluso demostraron su capacidad electoral en las pasadas elecciones territoriales e insisten en afianzar su favoritismo. Son ellas, el partido Cambio Radical, el Liberalismo y el Movimiento Fuerza Ciudadana, este último, tratando se abrirse paso en su ambiciosa carrera por ganar adeptos no solo en el Magdalena, sino en toda la región Caribe.

No obstante, el pulso por el Sí ha estado inclinado más de un lado que de otro, pero en ambos casos con un mayoritario respaldo a los acuerdos; mientras que el No parece seguir perdiendo espacio y, por ende, afectando la simpatía que algunos sectores aún conservaban hacia el partido Centro Democrático en cabeza del senador Honorio Henríquez.

Por el Sí han dicho que están todos: liberales, conservadores, Cambio Radical, Fuerza Ciudadana, Opción Ciudadana, la U; pero, ¿qué tanto han aportado a ese respaldo quienes representan el liderazgo dentro de esas colectividades en el Departamento del Magdalena?

Pues bien, lo que se ve venir es que en la actualidad el electorado magdalenense solo reconoce hasta ahora a dos líderes de esos partidos y así lo demostraron en las convocatorias que se hicieron para respaldar el Sí; uno es el exgobernador Luís Miguel Cotes Habeych, por el partido Cambio Radical y el otro, el ex alcalde Carlos Caicedo Omar, con su movimiento Fuerza Ciudadana. Mientras que el partido Liberal, a pesar de haber obtenido la segunda mayor elección de alcaldes en el Magdalena, evidencia poca representatividad en el Departamento.

La convocatoria hecha por ‘los rojos’ en días pasados para respaldar el Sí fue un fracaso, ni el ‘gancho’ del expresidente César Gaviria Trujillo, presidente de la ‘Unidad Nacional por el Sí’, sirvió para llamar la atención de los magdalenenses. La desilusión por el ‘trapo rojo’ o tal vez por sus representantes en el Magdalena, fue más que evidente. Nada aportaron al ejercicio Joaquín José Vives Pérez, Rubén Darío Ceballos ni mucho menos Jaime Serrano ni Kelyn González Duarte.

A esa convocatoria solo se vio el aporte del Movimiento Fuerza Ciudadana encabezada por el ex alcalde Carlos Caicedo Omar; pues, la mayoría de los que hicieron presencia en el Parque de los Novios son seguidores de ese movimiento político. Eso sumado al respaldo que también le ha venido dando al Sí el alcalde Rafael Martínez, quien también pertenece al movimiento Fuerza Ciudadana.

Así las cosas, si no hubiera sido por esa alianza entre el Liberalismo y Fuerza Ciudadana, la convocatoria de Gaviria al Sí hubiera sido todo un fracaso, como evidentemente pareció ocurrir.

La Fuerza Ciudadana de Caicedo demostró solidez en Santa Marta, pero sus ambiciones van más allá de ser un movimiento parroquial; convertirse en una ‘fuerza política’ regional hasta el punto de que fueron los primeros en el Caribe en constituirse y ser avalados ante el Consejo Nacional Electoral como comité promotor del Sí.

EL PODER DE CAMBIO

La convocatoria hecha por el exgobernador Luís Miguel Cotes Habeych fue todo un éxito y de paso demostró la capacidad de liderazgo del exmandatario departamental y al mismo tiempo, el favoritismo magdalenense por el partido Cambio Radical.

A esta convocatoria que se llevó a cabo en el hotel Zuana, asistieron la gobernadora Rosa Cotes de Zúñiga, todos los 29 alcaldes del departamento, los 13 diputados y los representantes a la Cámara, Eduardo Díaz Granados del partido de la U, Fabián Castillo de Cambio Radical, Franklin Lozano de Opción Ciudadana. E incluso, estuvieron los diputados del liberalismo y el conservatismo, al igual que de las otras colectividades que hacen parte de la Unidad Nacional por el Sí, quienes le expresaron a la ministra de Vivienda Elsa Noguera, su absoluto respaldo a la Paz.

Pero más allá de lo que fue la asistencia contundente a esta convocatoria, lo que allí quedó demostrado es que el partido Cambio Radical, en cabeza del exgobernador Luís Miguel Cotes, se perfila hacia la supremacía en el Magdalena, por encima de los demás partidos que aún conservan simpatía en el territorio.

Eso traducido en términos políticos quiere decir que Cambio Radical podría ser el mayor aportante electoral por el Sí en el Magdalena el próximo 2 de octubre. Y de una, comenzar a sacar cuentas de cara al debate electoral que se viene para Congreso de la República.

Tal como se vislumbra el panorama el Partido Cambio Radical en el Magdalena, se podría dar el lujo de llevar candidato al Senado y por lo menos dos candidatos a Cámara de Representantes. Sin contar con el aporte que le pueda hacer a otros movimientos políticos en el marco de las alianzas que puedan
constituir.

EL NO ESTÁ SOLO

A diferencia del Sí, el No parece sucumbir ante el apabullante respaldo político por la Paz. En esa lucha se ha quedado solo el senador Honorio Henríquez en representación del Centro Democrático, que, entre otras cosas, llega derrotado a este plebiscito en el Departamento del Magdalena, como lo evidencian los resultados de las pasadas elecciones territoriales.

Los conservadores que parecían estar cerca a sus propuestas han dicho que respaldan el Sí, y tras los anuncios de su máximo representante, David Barguil Assis, los líderes de esa colectividad en el Magdalena como Alex Velásquez se han sumado al llamado de respaldo a los acuerdos de paz hecho por el partido Cambio Radical.

Aun así, el senador Honorio sigue insistiendo en no aceptar los acuerdos, en rechazar con el No la refrendación a esos acuerdos, que según dice, beneficia solamente a las Farc.

A Henríquez el panorama político del futuro le ‘pinta’ distinto en la medida en que el Centro Democrático ha venido perdiendo adeptos en el Departamento del Magdalena.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *