Connect with us

Columnistas

Querido Niño Dios

Opinión Caribe

Published

on

Ha llegado este gran momento del año en que con alegría y optimismo me dirijo a ti para mis peticiones de Navidad, aunque confieso que no me he portado del todo bien, algunos me tildan de anarquista o me señalan como ‘políticamente incorrecto’,  no obstante, aspiro a recibir mi regalo del Niño Dios.   Soy consciente de que mis peticiones podrían no ser para nada fáciles de complacer, pero confío en tu buena disposición, pero soy más consciente, de que para ti no hay imposibles. Estas son mis peticiones:

  1. No permitas en el 2017 las iglesias católica o protestantes, se metan en política. A lo tuyo tú, diría yo, púlpitos y no credenciales o curules para ellos. También que no se sientan dueños exclusivos de la franquicia celestial para interpretar los misterios Divinos y administrar nuestros miedos de la vida en el más allá desde el más acá.
  1.  Gracias por Juan Manuel, él mismo reconoció que el Nobel es un regalo del cielo, solo deseo que no sea este Nobel como la manzana en el paraíso y lo haga pecar sintiendo que ahora es inmune, impune y voz divina para pontificar sobre lo humano y sus alrededores.
  1. Niño Dios, permite que la soberbia de ‘El Gran Colombiano’ sea sometida tal como caballo de paso por el jinete y que veamos sincronizado su andar dentro de la nueva ‘Colombia del posconflicto’.  Espero no estar pidiendo mucho.
  1. Te pido sabiduría y ‘don de pedir la palabra’ en plenaria para nuestros periquitos australianos en el Congreso, además, que hagan gestión con resultados transformadores de nuestra vida en el Magdalena. Sentimos envidia (perdóname por esto Señor…) de la gestión que despliegan los congresistas de otros departamentos. Que en ellos se dé el milagro de rechazar tanta lenteja que solo alcanza para mejorarse la vida propia y la de su familia y pidan hasta que sobreabunde en el Magdalena.
  1. Tú, que eres centro de paz y armonía, llena el corazón de los integrantes Fuerza Ciudadana, Cambio Radical y del partido de la U en el Magdalena para que dejen el antagonismo e inviertan esa energía en trabajar mancomunadamente en beneficio del territorio que clama por ser interpretado en sus necesidades. No menciono otros partidos porque ellos están en NS/NR y en este momento son ni fu ni fa, o como dijo Serpa, ‘ni chicha ni limoná’.
  1. Divino Niño, no permitas más injusticia ni politización de órganos llamados a impartir justicia. Que los Magistrados fallen en derecho, que el Fiscal, Procurador y Contralor actúen en cumplimiento de su labor misional y no como trinchera de partidos políticos. Que la Fiscalía pueda resolver el caso de Colmenares y Uribe Noguera, que la Contraloría no deje impune a los de Reficar, que la Procuraduría le toque a Jota (deseo mezquino, je, je, je…) Y que nunca más vuelva a quedar en manos de extremistas religiosos.
  1. Te pido que la Constitución de Colombia no sea un canto a la bandera y se haga realidad aquello del Estado social de derecho, en especial, cuando el Esmad persigue a quienes protestan contra la maldición de Electricaribe, pero si protege a sus miembros corporativos y a sus instalaciones.

No quiero pedir más por ahora, se me acabó el espacio que me dio el director del medio, pero tú y yo nos hablamos por el interno y termino la lista. Ahora bien, conocedor de nuestra realidad, puede que me pase de pedigüeño y  a ti  te la esté poniendo difícil.  Si ese es el caso, te cambio todas las anteriores peticiones por una más fácil de cumplir: ¡te pido por la paz del mundo!.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *