Connect with us

Blog

#BlogOC Cómo entender el caso Interbolsa

Avatar

Published

on

El caso de Interbolsa atañe directamente a la ética y la moral. Es uno de los escándalos que afecta al país en momentos en que la corrupción campea por doquier. La idea de este análisis es persuadir a los profesionales contables, acerca del rol significativo que desempeña su ética e integridad, para que con esto no pierdan de vista el hecho de que, no deben proceder con indelicadeza y afectando el bien común, porque de esta manera, contribuyen a disminuir y prevenir los diversos actos delincuenciales en el país y en el mundo.

Interbolsa como administradora de inversión fue una de las compañías pertenecientes al grupo Interbolsa, matriz de un grupo empresarial con presencia en Brasil, Colombia, Estados Unidos y Panamá, que en calidad de holding administró un portafolio de inversiones; que emitía acciones ordinarias, bonos y ADR´s (Son las siglas para los American Depositary Receipt en inglés o Recibo de Deposito Americano en español. Las empresas que no son americanas y quieren que sus acciones coticen en bolsa).

El objeto social característico y principal de Interbolsa fue el desarrollo de contratos de comisión para la compra y venta de valores, siendo una de las veintinueve sociedades comisionistas de bolsa, con el 34 % del mercado bursátil en Colombia en el 2013, bajo la observación y vigilancia de la Superintendencia de Valores.

En el 2013 esta comisionista de bolsa fue intervenida por la Súper financiera. Puede verse a continuación, las razones por las que se tomaron tales decisiones.

La visión de Corridori, un italiano corredor de bolsa muy prestigioso, fue la primera causal que desencadenó el derrumbe del consorcio corredor bursátil, ya que vio en Fabricato (Empresa de textiles) una opción de negocio beneficiosa, debido a que el grupo empresarial propietario de esta compañía colombiana había dejado a la empresa y con ella a sus más de 40.000 accionistas deambulando por los terrenos de la bolsa de valores sin rumbo fijo, haciéndoles asequibles a ser comprados; siendo también razón, las condiciones que la posicionaban como una de las empresas que liderarían el mercado con la entrada en vigencia del tratado de libre comercio con los Estados Unidos de América, además de la gran posibilidad de ser vendida a una multinacional Brasilera.

Pero para poder hacer realidad esta visión de negocio rentable, se hacía necesario contar con un enérgico apoyo monetario, y fue ahí donde Interbolsa actuó económicamente, con los dineros de sus clientes, empresas que tienen sus cuentas corporativas como nóminas, pensiones, cesantías y demás, haciendo préstamos “repos” (Es  una  figura  a  través  de  la  cual  una  persona -vendedor inicial- obtiene  de  otra  persona -comprador inicial- liquidez de corto plazo, reconociéndole una tasa de interés a título de remuneración por el uso de los recursos durante  el  plazo convenido  y constituyendo  una garantía en acciones ante la BVC, como respaldo  de la operación)  de por lo menos $300.000 millones para comprar más acciones en tan lucrativo y redondo negocio al señor Corridori.

La intervención, tuvo un efecto muy positivo, lo que hizo que las acciones subieran de precio en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) de $26 a $90 en el último año, representando enormes ganancias para Corridori, el cual se convirtió en el máximo accionista de Fabricato y para la comisionista, quien en últimas era quien había impulsado el proyecto con su gran músculo monetario con la compra de esas acciones.

Pero no contaron con que las acciones subieron tanto de precio que se volvieron impagables haciendo dudar al mercado de tan extraordinarios beneficios; y mucho menos pensaron que aun no estando en marcha totalmente el TLC, China invadiera al mundo con sus textiles sintéticos, el cual hace dudar a la firma brasilera en comprar Fabricato, porque esta compañía tiene un pasivo pensional que supera los $104.000 millones, además de un sindicato de trabajadores de más de 1.500 miembros que en cualquier momento haría difícil la venta de la empresa.

Al dar cuenta que las acciones no se podían vender, la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) activa un mecanismo de garantías que consiste en que Interbolsa, Corridori y demás accionistas pusieran más dinero para respaldar las acciones.

Acatando el mecanismo interpuesto por dicha bolsa, Ia corredora bursátil empieza a sacar más dinero de los clientes y recurre a préstamos bancarios intradía (Crédito concedido por un periodo inferior a un día), pero que al final se vuelve insostenible, dando inicio así a una crisis muy profunda.

Por otra parte, el Banco BBVA informó a esta Superintendencia que la sociedad comisionista de bolsa incumplió las siguientes obligaciones, tal y como se desprende del escrito remitido por el establecimiento bancario a este Organismo de vigilancia y control: “El día primero de (1) de noviembre a las 7:39 p.m., funcionario del área de operaciones masivas del Banco, dirigió el correo anexo al Subgerente de la Oficina, informando que las operaciones recibido de fondo vía sebra enviadas el día 01/11/2012 vía formularios a las 6:09 P.M., por valor de $20.000.000.000 del cliente ‘INTERBOLSA S.A.’, no se abonaron toda vez que los fondos no llegaron”.

Los hechos descritos ponen de manifiesto que la empresa comisionista de bolsa incurrió en la causal descrita en el literal a) del artículo 114 del Estatuto Orgánico del Sistema Financiero (EOSF), por cuanto suspendió el pago de sus obligaciones. Dado lo informado por la sociedad comisionista de bolsa, en el comunicado de prensa y el incumplimiento posterior informado a la Superintendencia Financiera de Colombia, se ha podido establecer que las alternativas anunciadas no resultaron suficientes para subsanar el problema de liquidez al que se encontró avocada, materializándose la suspensión del pago de sus obligaciones al cierre de operaciones de ese día.

Esta es una de las explicaciones que se seguirán dando para que se entienda lo que ha sido uno de los casos de corrupción más grande del país.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *