Connect with us

Blog

#BlogOC ¿Cómo defender lo que no se ama?

Avatar

Published

on

Definitivamente, el sentimiento patrio que permite una defensa activa y permanente del Estado, se perdió por parte de los colombianos, y cada día esta afirmación es más notable en las diferentes posiciones que se asume para enfrentar los cambios significativos que trae el pasado hacia presente y de allí al futuro.

En otras palabras, la indiferencia marcada de la sociedad frente a la posición que se debe asumir como ciudadano al momento de decidir, participar y ser un integrante social activo del presente y futuro de la Nación deja mucho que dirimir, al punto que se podría decir que la identidad nacional se ha oscurecido notoriamente gracias al factor mencionado.

Debido a esto y a la escasa lectura de la Constitución Política Nacional, los derechos participativos como el voto, el plebiscito, el referendo, el cabildo abierto, la consulta popular, la iniciativa legislativa y la revocación del mandato además de todos los derechos y deberes que debemos dominar, pasan a ser una herramienta menospreciada frente a la responsable administración correcta del Estado.

Por otra parte, las debilidades educativas sobre la importancia de la simbología patria, identidades que nos permiten ser auténticos a nivel mundial como el himno, la bandera y el escudo, además de conocer lo básico de la geografía, historia, cultura, organización y gastronomía, entre otros, son lastimosamente aspectos que cambiaron por la conexión tecnológica, las redes sociales, los memes, la sátira, burla y críticas al segundo que no ayudan a la problemática de nuestra patria.

En síntesis, cómo vamos a defender a la Nación frente a todas las amenazas que se viven actualmente reflejadas en la alta corrupción, la violencia, el narcotráfico, la politiquería, el terrorismo y la pérdida de la soberanía, si por una parte vivimos inmersos en las angustias del día a día sin ver un poco más allá del problema a futuro, somos indiferentes frente a nuestro papel en la sociedad, desconocemos nuestros derechos constitucionales y nos falta mucho sentimiento de amor patrio, una sencilla forma de comprender que no se defiende lo que no se ama, mucho menos si no se conoce.

“El camino puede ser difícil pero con tu ayuda lo podemos lograr”

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *