Connect with us

Edición Especial

Como funciona una finca bananera

Avatar

Published

on

El funcionamiento de una finca de cultivo de bananos se debe basar en decisiones soportadas por una buena información, datos históricos y estadísticas de la finca para alcanzar los mayores ingresos posibles utilizando prudentemente recursos tales como tierra, trabajo y capital, con el fin de obtener beneficios de la finca bananera.

[Leer introducción del especial: “Magdalena, enclave bananero”]

Harold Robles es agrónomo, con quince años de experiencia en lo que a la administración de fincas se refiere. Él le contó a OPINIÓN CARIBE todo lo relacionado con los procesos que se deben cumplir para sembrar, mantener y exportar banano.

 

[Leer nota:“Los ‘cortes’ del banano”]

 

La característica ideal del terreno donde se planta el banano debe ser franco limoso y lo normal es sembrar 1.700 plantas por hectárea, para lo cual se necesitan 3.500 litros de agua por días con buen PH.
La planta de banano se reproduce dejando como reserva al hijo. Cuando el último racimo queda sin hojas inicia un proceso de rellenado para volverse a cosechar.

La siembra del banano cuando no es para exportación se puede mezclar con cualquier otra fruta.

 

 

Aunque en cualquier mes del año se pueden sembrar plantaciones de banano, es ideal hacerlo en la semana 40, por ello, es importante recalcar que varía de acuerdo con el mercado de exportación, en algunas fincas se siembra a las 10 semanas, para que en la 20 inicie el proceso de florecimiento, y en la semana 30 comience la exportación.

De acuerdo con el mercado de exportación, el proceso de corte del banano varía en su día, aunque lo ideal sería de miércoles a jueves. En algunas fincas el corte inicial es el lunes, para posteriormente comenzar las labores de parcelado, embolse y amarre donde se ponen unas cintas de colores que identifican la semana que se embolsó. Cada finca elige el color de acuerdo con sus políticas y comercializadora.

El banano se comienza a embolsar con la identificación por color cuando el racimo se desflorece para la protección de la fruta de las enfermedades como la Sigatoka o el Moko, para prevenirlas se aplican por aspersión aérea y ciclos insecticidas que combate este hongo que convive en la plantación de banano.

Se recomienda tener por cada hectárea de cultivo de banano 1.4 trabajadores capacitados para el mantenimiento de las plantaciones que necesitan de elementos principales como Nitrógeno, Fósforo, Calcio, Boro, Azufre y Potasio.

Si los hijos de la planta del banano que se agotó crecen hacia direcciones diferentes se escogen los mejores ubicados y de mayor vigor para reorientarlos. La planta debe ser sembrada a 2.5 de distancia entre una y otra.

Cuando se presentan vientos fuertes, las plantaciones se amarran a un sistema de cableado que tiene 6 metros de altura, los vientos fuertes se dan por lo general en la semana 20 de la cosecha cuando pasa la primavera al invierno.

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *