Connect with us

Análisis

Regalías, todo un acertijo

Avatar

Published

on

La falta de gestión de los alcaldes y la deficiencia técnica en los proyectos son algunas de las razones por las cuales los municipios del Magdalena no son beneficiados con los recursos de regalías.

Las regalías estaban concentradas anteriormente solo en las regiones productoras o puertos, pero con la reforma de Operación del Sistema de Regalías a través del Decreto Ley transitorio 4923 de 2011 todo cambió. Ahora existen diferentes fondos en el que cada municipio tiene asignado mediante un presupuesto bienal unos recursos fijos, a los cuales se accede de acuerdo con los proyectos formulados y su respectiva aprobación.

Con este reciente Sistema General de Regalías se crean condiciones de equidad en la distribución de los ingresos hacia las poblaciones más pobres del país para generar mejores condiciones sociales, promover el desarrollo y la competitividad regional, además de la integración de las entidades territoriales en proyectos comunes.

“El Sistema de Regalías beneficia hoy a todos los municipios. Hay que dejarlo madurar porque es un poco más equitativo, lo que se debe dejar claras son las reglas, que estén bien definidas desde el Gobierno Nacional para que no las vayan cambiando de acuerdo con las necesidades”, señaló el economista magíster, Jaime Morón Cárdenas.

Si bien es cierto que las regalías eran exclusivas de los municipios ubicados en áreas de influencia donde se explotaban los recursos naturales, hoy están en la obligación de presentar proyectos para acceder a estos.

Con este nuevo proceso son muchos los entes territoriales que dejan de percibir este beneficio, porque, a pesar de ser autónomos a la hora de presentar las necesidades, es el Gobierno central quien tiene la última palabra para asegurar que las iniciativas priorizadas cuenten con las características fundamentales para ser viables.

El Decreto Ley transitorio 4923 de 2011 estipula que los proyectos susceptibles de ser financiados con los recursos del Sistema General de Regalías deben estar en concordancia con el Plan Nacional de Desarrollo y los Planes de Desarrollo de las entidades territoriales, además, cumplir con características como la pertinencia, entendida como la oportunidad y conveniencia de formular proyectos acordes con las condiciones particulares y necesidades socioculturales, económicas y ambientales.

Asimismo, viabilidad en el cumplimiento de las condiciones y criterios jurídicos, técnicos, financieros, ambientales y sociales requeridos, sostenibilidad en la financiación de la operación y funcionamiento del proyecto con ingresos de naturaleza permanentes. Impacto en la contribución efectiva en el cumplimiento de las metas locales, sectoriales, regionales y los objetivos y fines del Sistema General de Regalías y articulación con planes y políticas nacionales de las entidades territoriales.

“Las regalías han sido mal administradas, porque no se ha alcanzado el objetivo ni antes ni después con el nuevo régimen, sobre todo, en focalizar este gasto para un mejor desarrollo social de las comunidades, el tema de transparencia, participación ciudadana y cultura de la alianza académico – gobierno para que las regalías obtengan mejores frutos”, sostuvo Edna Mercedes Bayona, miembro activo de la Red de Economistas del Caribe.

Los ingresos provenientes de las regalías no asignadas a los municipios o departamentos deben ser transferidos al Fondo Nacional de Regalías, el cual hará la redistribución pertinente entre las entidades territoriales según lo dispuesto por la ley.

SIN GESTIÓN NI VIABILIDAD TÉCNICA

La falta de gestión de los alcaldes y la deficiencia técnica en los proyectos son algunas de las razones por las cuales los municipios del Magdalena no son beneficiados con los recursos de regalías.

“La brecha entre municipios por índice de gestión es sideral, porque algunos lo hacen bien y los otros se encuentran en estado crítico por voluntad política. Los que gestionan como es debido, obtienen los recursos; los otros, no cuentan con la capacidad técnica para lograrlos”, manifestó el doctor en Políticas Públicas de la Escuela de Gobierno de la Universidad de Oxford, magíster Juan David Gutiérrez Rodríguez.

Por tanto, esta desidia mantiene a los municipios del Magdalena sumidos en la pobreza multidimensional, con escasas probabilidades de mejorar la calidad de vida, a pesar que este Departamento muestra cierto repunte en el índice de gestión de las regalías, pero la situación es crítica.

“La mitad de los municipios no ha podido aprobar proyectos, no obstante, ese problema no es solo del Magdalena, sino también de otros departamentos, los cuales presentan problemas de gestión, las políticas públicas deben estar basadas en evidencia y las instituciones de educación superior pueden mostrar que cuentan con unos estudios para soportar las decisiones que se deban tomar en el territorio”, explicó el doctor en Políticas Públicas de la Escuela de Gobierno de la Universidad de Oxford.

Al Departamento le han asignado importantes recursos de regalías para ejecutar proyectos con el objeto de mejorar la movilidad en las vías, los cuales no se han aprovechado de la mejor manera, de acuerdo con el informe presentado por el Departamento Nacional de Planeación, aunque los principales proyectos críticos que se llevan a cabo en el país con el Fondo Nacional de Regalías están en el Magdalena, los cuales alcanzan los 221.395 millones de pesos.

El primer proyecto en estado crítico en el Magdalena financiado con recursos de regalías es la construcción de la vía Salamina – Remolino – Sitionuevo, avaluada en 466.900 millones de pesos, de los cuales $200.000 millones provienen de estos y $266.900 millones son aportes de la Nación.

Ciénaga también se encuentra en la lista de iniciativas en situación crítica con la construcción de vías en concreto para barrios por $11.336 millones; vías en pavimento por $3.721 millones y por $1.895 millones. Puebloviejo con la construcción de pavimento en adoquín por $1.939 millones y Santa Bárbara de Pinto, con un escenario deportivo con inversiones estimadas en $871 millones.

El Banco presenta una situación similar en las redes de alcantarillado para una zona de esa población, las cuales se ejecutan con recursos de las regalías por $566 millones; y en el municipio de Pedraza un pavimento en concreto por $256 millones. La mayoría de los proyectos que se ejecuta desde vigencias pasadas en el Magdalena, pertenece a los sectores de transporte, ambiental, cultural, deportivo y de agua potable.

El DNP señala que la poca gestión en los proyectos es la causa del estado crítico de los municipios, además de la falta de sostenibilidad o funcionalidad, es decir, son obras terminadas o por ejecutar, pero que no pueden entrar en operación porque presentan problemas que no les permite cumplir con el propósito para el cual fueron aprobadas; mientras, otros presentan insuficiencias técnicas graves, porque si bien ya están en funcionamiento, tienen problemas estructurales e incumplimientos de normas técnicas que pueden poner en riesgo a los beneficiarios de las obras; los que sufren retrasos es por fallas en la planeación, incumplimientos contractuales o deficiencias en su implementación.

“Uno de los principales problemas para obtener las regalías por parte del departamento del Magdalena es la poca capacidad técnica de las entidades territoriales, porque no presentan ni planifican bien los proyectos”, asegura el economista magíster Jairo de León Acosta.

Por tanto, se debe tener en cuenta que los Órganos Colegiados de Administración y Decisión viabilizarán los proyectos de inversión que serán financiados con cargo a los recursos de los Fondos de Compensación Regional, de Ciencia Tecnología e Innovación y de las asignaciones directas, con sujeción a las normas, requisitos y procedimientos que se definan para estos efectos.

“Estamos buscando un modelo de rigurosidad para la distribución de las regalías revisando la orientación de los municipios y del departamento, para que exista una coherencia con estas inversiones y para que rindan más esos recursos en el mejoramiento de las condiciones. Actualmente, los recursos que se están invirtiendo en el Magdalena están en el sector transporte”, manifestó el gerente de Proyectos del Magdalena, Fabio Manjarrés.

El Departamento Nacional de Planeación desde el 2012 hasta la fecha le ha aprobado al país $29.8 Billones de pesos para proyectos aprobados en el sector agricultura y desarrollo rural; ambiente y desarrollo sostenible; ciencia, tecnología e innovación; comercio, industria y turismo; cultura, deporte y recreación; educación; inclusión social y reconciliación; información estadística interior; justicia y del derecho; minas y energía; planeación; relaciones exteriores; salud y protección social; tecnologías de la información y las comunicaciones; trabajo; transporte; y vivienda, ciudad y territorio.

FONDO DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Los recursos de regalías se han convertido en la fuente más importante para la financiación de la inversión en ciencia, tecnología e innovación en Colombia. Es por ello que este sector se ha posicionado como el tercero de mayor inversión de los proyectos del SGR con $2.8 billones aprobados a 304 proyectos, de los cuales 270 fueron aprobados por el OCAD,

Sin embargo, las aprobaciones han disminuido de forma considerable desde el 2015, por lo cual el Fondo todavía cuenta con $1.6 billones de saldo disponible para nuevos proyectos de inversión.

En este sentido, el economista magíster Jaime Morón Cárdena ha enfatizado que este inconveniente se debe a que los recursos fueron centralizados. “El gobierno central ha cometido unos errores o unos inconvenientes técnicos – políticos con los recursos de ciencia y tecnología. Las universidades no quieren presentar proyectos de investigación, porque es al nivel central que se toman las decisiones y las instituciones asumen altos costos de inversión en las investigaciones”.

Hoy, los grupos de investigación en el Magdalena necesitan fortalecerse para que las universidades y los entes territoriales en general puedan acceder a los recursos del Sistema General de Regalías. “El Estado gira más recursos para el sector vial, pero la ciencia y la tecnología necesitan de su apoyo, tener una posibilidad real de acceder a ese dinero, considero que la descentralización de las decisiones son las que se deben dar para que se fortalezca la ciencia en el departamento”, subrayó el economista Morón Cárdenas.

PRESUPUESTO DE REGALÍAS 2O17- 2018

El presupuesto para el Sistema General de Regalías para el periodo 2017-2018 asciende a los $13.4 billones e incluye $1.6 billones de ahorros que se registraron durante el bienio pasado (2015-2016).

El presupuesto para inversiones será repartido así: la Costa Caribe tendría $3.6 billones; la región de Centro Oriente $1.6 billones; el Eje Cafetero, contaría con $1 billón; la región Pacífico, alcanzaría $1.6 billones; la de Centro Sur, tendría $1.2 billones; y los Llanos, $1.7 billones.

Para acceder a estos recursos los alcaldes deben priorizar proyectos centrados en solventar las necesidades de sus poblaciones y presentarlos ante el Departamento Nacional de Planeación, que estudiará la viabilidad de estos para asignar recursos del Fondo Nacional de Regalías.

ACTUALIZACIÓN DEL POT

El Departamento Nacional de Planeación ha indicado que los municipios donde se concentra el 100% de la producción petrolera y 90% de la producción minera del país, especialmente oro, carbón y níquel, deberán actualizar el Plan de Ordenamiento Territorial. Ariguaní es uno de esos municipios que hace parte del proyecto POT Modernos del DNP, para garantizar que tengan un desarrollo más organizado y el Magdalena continúe recibiendo compensaciones por regalía.

De los 111 municipios que son mayores productores de minerales y petróleo del país, 92 tienen el POT desactualizado, lo que impide el manejo adecuado de su territorio para que garantice un desarrollo social y económico a largo plazo. El DNP reveló que tres municipios productores de oro y 12 de petróleo hacen parte de la primera fase del programa POT Modernos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *