Connect with us

Metrópolis

Causas del microtsunami se establecerán esta semana: Cioh

Opinión Caribe

Published

on

Según el Centro Oceanográfico, el Buque ARC Providencia busca el epicentro de lo ocurrido a 100 y 200 km de las costas de Atlántico y Magdalena, guiándose por los reportes de rupturas en los cuatro cables submarinos que pasan por la zona.

Esta semana se sabrá a ciencia cierta cómo fue que se originó el microtsunami que el pasado miércoles 19 de julio a las 8:20 de la mañana causó estragos en varias poblaciones del Magdalena y Atlántico, y para ello se envió al Buque ARC Providencia a que buscara, con equipos acústicos, a unos 100 a 200 kilómetros de las costas de ambos departamentos, guiándose además por los reportes de rupturas en los cuatro cables submarinos de telecomunicaciones que atraviesan esa zona.

Así le dijo a EL HERALDO el jefe del área de Oceanografía del Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Caribe, Cioh, teniente de navío Julio Monroy, quien precisó que la hipótesis más fuerte que se tiene sobre el evento es que posiblemente se trató de un derrumbe submarino, pues ya se han descartado sismos en esa área, causas meteorológicas y es poco probable que se haya tratado de un meteorito.

Causas del tsunami

“Todavía no se sabe a ciencia cierta el origen de la onda de sunami, y estamos en el proceso de descarte de las hipótesis. Los sunamis tienen varias causas que los originan, y las más relevantes en este momento son: causas sísmicas, meteorológicas y geomorfológicas, es decir, grandes deslizamientos submarinos. Existen otras, como impactos de meteoritos, etcétera, que son las más remotas”, explicó el teniente Monroy.

Por ahora, precisó, las causas sísmicas están descartadas debido a que no se tiene registro de sismos antes de la onda de sunami por parte de ninguna agencia nacional o internacional.

Así mismo, sobre las causas meteorológicas, señaló el experto de la Armada, “al verificar la red meteorológica de la Dimar con varias estaciones en La Guajira y Magdalena, se descarta esta hipótesis porque se necesitarían ‘saltos’ muy rápidos en la presión atmosférica en un período muy corto de tiempo, previo a la ocurrencia de la onda de tsunami, lo cual no ocurrió”.

El deslizamiento, lo más probable

La causa geomorfológica, o el deslizamiento submarino, según Monroy, es la más difícil de demostrar y es en la que se desprende una gran masa de tierra y esto genera perturbación en toda la columna de agua.

“Esa es la hipótesis que nos queda. Por eso, en estos momentos tenemos un buque oceanográfico en el área, el ARC Providencia, que zarpó desde el 20 de julio, haciendo una campaña geológica de levantamiento de información”, indicó el funcionario del Cioh.

Agregó en ese sentido que esta semana se tendrá la información completa para demostrar o desvirtuar esa hipótesis del deslizamiento.

Frente a de qué se trata la búsqueda concretamente, precisó el teniente que el ARC Providencia “con los equipos acústicos que posee, registra el estado actual de la plataforma continental en un área frente a las costas de Magdalena y Atlántico. Más o menos entre 100 a 200 kilómetros de costa, en una gran área que se está cubriendo con lo último en tecnología de ecosonda multihaz y perfilador de subfondo marino”.

¿Qué son una ecosonda y un perfilador?

Estos sistemas acústicos, indicó, buscan concretamente indicios de deslizamientos submarinos y desplazamientos importantes de masas del fondo.

“Una ecosonda multihaz, básicamente, emite un haz de sonido que ‘barre’ todo el fondo marino y deja ver todas las geoformas del fondo en profundidad. Y un perfilador de subfondo marino, mediante un haz de sonido de muy baja frecuencia permite ver todas las capas del fondo hasta cierta profundidad, permitiendo ver cómo se compone el fondo”, explicó Monroy a este diario.

Los cables submarinos

Se guía el Cioh en la búsqueda por el reporte que hicieron las empresas multinacionales de telecomunicaciones de rupturas en los cuatro cables submarinos que pasan por la zona, de los 10 en total que hay en Colombia, ocho de los cuales están además en el Caribe.

“Aporta mucho a la hipótesis el reporte de ruptura de varios cables submarinos en esa área el día 19 de julio, horas después de que la onda llegara a la costa”, señaló el jefe del Área de Oceanografía.

Los 10 cables submarinos en Colombia son: Arcos-1, Pan-Am, CFX-1, Maya-1, SAM-1, AMX-1, Globenet, PCCS, SAC-LAN y Pacific Caribbean Cable System.

Y por esa zona entre Atlántico y Magdalena donde se ubicaría el microsunami pasan cuatro: Arcos, SAM-1, AMX-1 y Pan-Am, cuyas rupturas indicarían a los investigadores dónde podría estar ubicado el epicentro del evento que causó los estragos en el caribe.

(Información vía El Heraldo)

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *