Connect with us

Cultura

Se conmemoran 63 años de ciudadanía de las mujeres colombianas

Opinión Caribe

Published

on

Hasta hace 63 años las mujeres en Colombia no tenían cédula de ciudadanía, no podían ejercer el derecho al voto y mucho menos acceder a cargos públicos. Los derechos políticos y el ejercicio del poder público eran solo para los hombres y se consideraba que, tal como lo expresó el expresidente Alberto Lleras Camargo “debía apartarse de la política a la mujer, cuyo temperamento pasional complicaría la situación y echaría a perder el progreso en que estaba empeñada la nación”

La obtención de los derechos políticos no fueron una prebenda o un favor político sino una verdadera conquista del movimiento de mujeres de la época, quienes utilizaron estrategias que iban desde conversaciones y acuerdos con candidatos a cargos públicos, cartas, manifiestos, creación de periódicos y programas de radio para lograr difundir la idea de que las mujeres teníamos derecho a la ciudadanía plena.

Fruto de este ejercicio de derechos del movimiento de mujeres, en 1954 el General Rojas Pinilla, en la Asamblea Nacional Constituyente, nombró a Esmeralda Arboleda y a Josefina Valencia para evaluar y presentar ante esta instancia el proyecto de Acto Legislativo sobre la Ciudadanía de las Mujeres. Dicho proyecto fue presentado para ser estudiado por los constituyentes el 5 de agosto de ese año y el 25 de ese mes fue aprobado por la plenaria de la Asamblea, el texto que decía en su artículo 1º: «queda modificado el artículo 171 de la constitución en cuanto restringe el sufragio a los varones».

Sin embargo el ejercicio del derecho a la ciudadanía y participación política tenía todavía un camino que recorrer. A las mujeres se nos otorgaba una tarjeta de identidad expedida por la Administración de Correos, la cual no permitía el acceso al sufragio. Sin cédula era imposible lograr la participación en los comicios electorales, acceder a cargos de elección popular u ocupar cargos públicos. Solamente un año después de aprobado el acto legislativo el movimiento de mujeres logró, el 4 de marzo de 1955, que se extendiera la cedulación a las mujeres mayores de 21 años y fue solamente el 1 de diciembre de 1957 que 1.835.255 mujeres acudieron a sufragar a los el plebiscito de 1957.

En palabras de la reconocida feminista Florance Thomas éste fue un momento determinante para la democracia del país: “recibir la cédula y acceder al voto fue el primer paso para que la mujer abriera los ojos, pues se sintió ciudadana por primera vez, y podía empezar a exigir derechos, a volverse veedora de ellos, a poder tomar la palabra en los espacios públicos, a poder estar en el congreso, fue un paso inmenso para las mujeres colombianas”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *