Connect with us

Sin categoría

BARRANQUILLA Y SANTA MARTA: DAVID Y GOLIAT. NUEVA VERSIÓN DE LA EPOPEYA BÍBLICA

Opinión Caribe

Published

on

El excongresista consultado se sonríe cuando se le pregunta sobre cuál será el resultado del forcejeo por los votos entre los políticos ‘foráneos’ y los del Departamento. “Es como David y Goliat”, responde ya en tono serio. “Pareciera repetirse una nueva versión de la epopeya bíblica en la cual el Magdalena también debiera resistirse a ser derrotado”, dice reflexivo. “En realidad, los Presidentes de Colombia gobiernan es para el ‘Triángulo de Oro’, Bogotá, Medellín y Cali. Pero cada vez que la gente de la Costa se alborota, quien está en la Presidencia de la República se ocupa de darle más contrato y más burocracia a los jefes políticos de Barranquilla, y con eso asume que compensa al Caribe colombiano.

Les voy a poner un ejemplo, “estos barones electorales del Atlántico aprendieron de las Farc a combinar las diferentes formas de lucha, porque en un frente armaron sólidas empresas para contratar con el Estado megaobras de infraestructura en todo el territorio nacional por billones de pesos, algunas de ellas con concesiones que se extenderán hasta la mitad del siglo.

En un segundo frente lograron participar en el poder central, que incluye desde Vicepresidente de la República hasta ministerios, superintendencias, embajadas, cargos clave en los organismos de control y en los institutos descentralizados del orden nacional, sin mencionar que la mayoría ha sido presidente del Congreso, y cuando no lo son es porque presiden o hacen parte de las Comisiones Económicas de Senado y Cámara, que es el sitio donde ponen las garzas”.

El excongresista se levanta de su silla, recorre el pequeño tramo de su oficina y de espaldas, mientras mira por la ventana el tráfico caótico sobre la avenida, pregunta con la intención de subrayar el contraste que existe entre Santa Marta y Barranquilla, “¿recuerdas el reporte de los medios de comunicación cuando en el estadio ‘Tomás Arrieta’, Juan Manuel Santos como candidato-Presidente proclamó: ‘Barranquilla es mi novia fiel’?”

La respuesta es que no hay recuerdos de esa noticia, por tanto, sugiere, “está en El Heraldo, búsquenla, fue en su primera manifestación pública en marzo de 2014”.

Lanza una mirada condescendiente y acciona en su celular la búsqueda de Google, al instante muestra el portal de El Heraldo del 28 de julio de este año, y lee la noticia que da cuenta que el presidente Santos se reunió en Barranquilla, a instancia de la Cámara de Comercio, con 20 empresarios de la ciudad, evento al que llegó acompañado de 13 funcionarios del gobierno, entre ellos 5 ministros y el Director de la Dian. (Estuvieron Vivienda, Trabajo, Comercio, Educación y Transporte).

Allí, el Presidente se concentró en dos temas: La vía Ciénaga-Barranquilla y el canal de acceso al puerto, al final de la reunión voceros del gobierno declararon a la prensa, “Está salvada la navegabilidad del río Magdalena, el contrato de la APP será adjudicado en enero y tendrá un costo de 2.2 billones de pesos”.

La nota periodística describe que a manteles y disfrutando del menú compuesto por frutos del mar estuvieron, entre otros, los empresarios Fuad Char, de la Organización Olímpica; Enrique y Julio Gerlein Echeverría, de las empresas Gralco y Valorcom; representantes de las empresas de los Name; el presidente de la Fundación ‘Mario Santo Domingo’, Pablo Obregón, y César Porto, gerente de Tecnoglass.

Este último conglomerado empresarial, por ejemplo, factura un billón de pesos en ventas anuales en 27 países, su firma está inscrita en la bolsa de valores de Nueva York, y se precia que entre sus clientes están las empresas de Donald Trump.

En la inauguración de una de las instalaciones de Tecnoglass ya había estado el presidente Santos, acompañado de sus propietarios Christian y José Manuel ‘Yuyo’ Daes Abuchaibe.

El excongresista adopta un tono trascendente para afirmar, “mientras se mantenga este estado de cosas, los políticos del Magdalena tienen poco chance de ganarles. El error, es querer competirles con dinero a los dueños de la plata y de la burocracia que están en Barranquilla. La única opción que tienen es modificar su forma de hacer la política, ponerse al lado de la gente, ganarse su confianza, resolver efectivamente sus problemas gobernando con eficacia y recobrar la credibilidad de los electores regionales haciendo una política limpia.

Esas son las piedras que se deben poner en la honda de David para volver a derrotar a Goliat, en la lucha por recobrar una bancada poderosa y digna que logre la atención del Gobierno Nacional para resolver los graves problemas que tenemos”.

Pero otra cosa piensa los que no participaron en la ‘fiesta electoral’ o simplemente observan sus estragos, y a quienes la política les resulta repulsiva.

Descrito este último escenario, un profesor universitario explica en tono académico, que “así funciona el sistema, no puedes esperar resultados distintos. A la mayoría nos produce lástima cuando vemos un documental de vida salvaje, en el cual un león descomunal derrota a otro que hasta entonces era el líder de la manada, y el vencedor procede a darle muerte de forma sistemática a los cachorros del león derrotado.

Esa imagen trágica nos conmueve, pero fue el camino por el que optó la naturaleza. Lo que se preserva allí no son los elementos de la especie representada en los cachorros, sino los genes del león triunfador. Pues bien, en el caso del Magdalena si queremos un cambio en el ‘ecosistema político’ deberá la Sociedad Civil, o la comunidad organizada tomar el control del sistema, aunque siempre tendrá la denominada clase política la opción de rectificar sus errores, aunque respecto a esto último soy escéptico.

Creí encontrar una forma didáctica de explicarle a mi hija las consecuencias del comportamiento electoral. Le dije, es como si en el año 2014 hubiera existido una señora llamada MagdalenaMediomillón, y en las elecciones de Senadores, hubiese tenido una fortuna de 851 mil votos, pero decidió utilizar solo 425 mil de esos votos, y los distribuyó entre 800 candidatos.

A pesar de la dispersión, alcanzó a decidir la elección de muchos de los Senadores oriundos de otros departamentos. A la mayoría no los conocía y no los volvió a ver. Y por supuesto, nunca en estos casi cuatro años pudo sentarse con esos senadores a conversar cómo iban a ayudarla a resolver los problemas estructurales que hacen que sea pobre cuando en realidad es muy rica. Ella me preguntó ‘con cara de hija mirando al padre’: ¿cómo llamaremos a esta historia? Le contesté, llámala: ‘Los disparos fallidos del MagdalenaMediomillón”.

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *