Connect with us

Análisis

‘Corto’ en Electricaribe

Avatar

Published

on

De acuerdo con el análisis del flujo de caja, la Superservicios determinó que Electricaribe necesitará desde 2017 a 2024, inversiones por más de 1.3 billones de pesos. A esto se suma que no contará con los recursos suficientes para garantizar la prestación del servicio en la región Caribe.

Ad portas cumplir un año de la intervención que hizo la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios a la empresa Electricaribe, los habitantes de la región Caribe no ven mejoras en cuanto a la prestación del servicio de energía eléctrica. Por lo contrario, las fallas son constantes, los racionamientos extensos por trabajos de mantenimiento ‘fantasmas’.

OPINIÓN CARIBE conoció, que después de analizar la situación de la empresa, la Superservicios estableció que Electricaribe no está en condiciones de superar los problemas que produjeron la intervención, por lo que estimó como necesaria su liquidación.

Según lo plantean los artículos 60 y 121 de la Ley 142 de 1994, la toma de posesión de una empresa prestadora de servicios públicos se puede dar con el fin de administrar o liquidar la compañía; ello depende del análisis que haga la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios para establecer si la empresa intervenida puede cumplir a cabalidad su objetivo social.

Las zonas subnormales son las que más padecen los cortes de energía programados por Electricaribe.

En el marco de ese análisis, la entidad nacional pudo determinar, que: “en todos los escenarios de inversión, por parte de Electricaribe, menores a 264 mil millones de pesos anuales entre 2017 y 2020, habrá un deterioro progresivo en la calidad y continuidad del servicio. De igual manera, se adelantó un estudio del flujo de caja de la empresa en este 2017, el cual dio como resultado un déficit de más de 424 mil millones de pesos, incluyendo el pago de obligaciones financieras que llevó a su intervención”.

El análisis de flujo de caja a largo plazo dio como resultado que la compañía necesita de 2017 a 2024, inversiones por más de 1.3 billones de pesos, es decir, que los egresos de la sociedad serán mayores a sus ingresos durante los próximos cinco años, por lo que no estará en la capacidad de ejecutar las inversiones suficientes para garantizar la calidad y continuidad del servicio público de energía, ni tampoco cumplirá con sus obligaciones mercantiles.

SITUACIÓN DE LA EMPRESA ANTES DE SU INTERVENCIÓN

El incumplimiento de las obligaciones de Electricaribe con el mercado mayorista de energía, obligaron a que la Compañía Expertos en Mercados XM S.A. E.S.P. iniciara 65 programas de limitación de suministro. De acuerdo con el informe de la Superservicios, durante el 2016 dejó de cancelar la energía adquirida en la bolsa o en contratos unilaterales, así como la falta de otorgamiento de garantías para seguir concurriendo en el mercado.

“La iniciación reiterada de procedimientos de limitación de suministro era reflejo innegable de la grave situación de liquidez de la compañía y de la pérdida de confianza que el sector financiero sentía por Electricaribe. El 95% de los procesos de limitación de suministro se iniciaron entre agosto y noviembre de 2016. De acuerdo con XM S.A. E.S.P. en su informe ‘Gestión Financiera del Mercado’, Electricaribe fue la compañía contra la cual más procedimientos de limitación de suministro se iniciaron en el 2016”, estipula el informe de la Superservicios.

La empresa de energía dejó de pagar facturas por más de 96 mil millones de pesos en agosto del año pasado. Por ello, la compañía XM S.A. E.S.P. abrió siete nuevos procesos en su contra. Para el mes de septiembre no cumplió con el pago de más de 113 mil millones de pesos; mientras que, en octubre, hubo un nuevo incumplimiento por la energía adquirida en la bolsa por valor de 103 mil millones de pesos.

El 3 de octubre de 2016, Electricaribe tampoco asumió sus obligaciones relacionadas con contratos bilaterales de compra de energía celebrados con las generadoras EPM, AES Chivor y Emgesa. “Esto trajo como consecuencia que las empresas ejecutaran garantías por valor de 82 mil millones de pesos y terminaran unilateralmente los contratos. A esta cifra debe sumarse la ejecución de garantías que por un monto de 92 mil millones de pesos llevó a cabo XM S.A E.S.P.”.

LA INTERVENCIÓN Y ANÁLISIS DEL FLUJO DE CAJA

Desde el 14 de noviembre de 2016, la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios tomó posesión de los bienes, haberes y negocios de la sociedad Electrificadora del Caribe -Electricaribe S.A. E.S.P, con el fin de asegurar la prestación del servicio de energía eléctrica en los departamentos de Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, La Guajira, Magdalena y Sucre.

Esta decisión fue motivada al encontrarse incursa en dos de las causales previstas en la Ley 142 de 1994: una situación financiera que puede llevarla a una inminente cesación de pagos, en los términos del numeral 7 del artículo 59 de la citada ley; y no estar en condiciones de prestar el servicio de energía con la continuidad y calidad debidas (numeral 1° del artículo 59).

Según la Superservicios, son 2.500.000 suscriptores y más de 10 millones de personas que sufren por la mala prestación del servicio de Electricaribe. “El análisis hecho por la Superintendencia determinó, que Electricaribe cerraría su flujo de caja para el mes de noviembre de 2016 con un saldo negativo de 432 mil 550 millones 996 mil 411 pesos; mientras que para diciembre, este sería de 655 mil 313 millones 484 mil 945 pesos; “lo que dejaba claro que, para ese momento, Electricaribe era una empresa financieramente inviable y no podía garantizar la calidad y continuidad de la prestación del servicio”, explicó el superintendente José Miguel Mendoza.

El funcionario aseguró, que el ‘dolor de cabeza’ de la Superintendencia de Servicios Públicos en estos momentos es Electricaribe. “Una vez instalados en la Superservicios, creamos un equipo interdisciplinario con técnicas de auditoría forense para hacerle seguimiento constante al flujo de caja y pago de deudas de la empresa. Además, se realizaron visitas administrativas y se impusieron multas por 5.000 millones de pesos por incumplimientos en la prestación del servicio”.

La información recopilada por la Superservicios dice, que la deficiente operación y prestación del servicio prestado por Electricaribe a noviembre de 2016, las cuales iban desde el incumplimiento de sus obligaciones mercantiles, hasta una pésima calidad y continuidad del servicio de energía, llevaron a la entidad de control y vigilancia a tomar la única decisión posible dadas las circunstancias: la intervención de la empresa.

Las zonas subnormales son las que más padecen los cortes de energía programados por Electricaribe.

ALTERACIÓN DEL ORDEN PÚBLICO

Sumado a los problemas de inviabilidad financiera y mala prestación del servicio, la empresa Electricaribe también ha sido responsable de la alteración del orden público en varios lugares de la región Caribe.

Así lo reveló un informe del Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe:“durante el primer semestre de 2016 se registraron 71 eventos de protesta social, asociados a la deficiente prestación del servicio de energía, entre los que se cuentan bloqueos de vías, quema de llantas, marchas, plantones, asonadas y disturbios del orden público”.

OPINIÓN CARIBE se enteró, que durante el 2017 han sido reportados 95 bloqueos de vías en el corregimiento de Tasajera. Esta cifra corresponde a las veces que la Policía Metropolitana de Santa Marta ha intervenido para garantizar los derechos de las personas o vehículos que quedan atrapados en medio de la trifulca o asonadas.

Pero, son instancias a las que recurre la comunidad, porque se ve obligada ante la indiferencia o pasividad de las directivas de la compañía y de las autoridades administrativas para buscar soluciones de fondo y evitar los apagones frecuentes por varias horas e incluso, días.

LE SIGUE ‘FALLANDO’ AL CARIBE

Los constantes racionamientos en el servicio de energía eléctrica, los apagones prolongados y los argumentos que entrega la empresa Electricaribe para justificar su negligencia, son algunas situaciones que producen malestar en los habitantes de la región Caribe.

El pasado lunes festivo 6 de noviembre, la empresa Transelca efectuó trabajos de mantenimiento durante 12 horas en más de 106 barrios y veredas de la capital del Magdalena; así como en dos municipios del Departamento.

Esta situación produjo molestias entre los usuarios que cuestionan la permisividad del Estado tanto con Transelca que presta servicios a Electricaribe, como a esta última por su falta de compromiso para resolver los problemas que afectan a la comunidad.

¿QUIÉNES HACEN LOS MANTENIMIENTOS?

Los gremios y la ciudadanía sostienen que entre Transelca y Electricaribe se ‘tiran la pelotica’ cuando suspenden el servicio con el argumento de hacer mantenimiento a las redes. Sin embargo, ellos, independiente de quien esté a cargo de los trabajos, son los afectados con estos racionamientos, unos intempestivos; otros programados.

La empresa Transelca presta servicios de transporte de energía eléctrica de alta tensión; así como los de conexión al Sistema de Interconectado Nacional, Administración, Operación y Mantenimiento de activos eléctricos. Entre los clientes de la compañía se encuentran: Electricaribe, Coolechera, Carbones de El Cerrejón, Inpec, Triple A, Drummond, entre otras.

Mientras, Electricaribe es la entidad que presta el servicio de distribución y comercialización de energía eléctrica en los siete departamentos de la región Caribe. La entidad presta el servicio a través de las siguientes empresas:

Energía Empresarial de la Costa S.A. E.S.P., que atiende parte del mercado liberalizado; Fundación Electricaribe Social, Gestión Social de la Compañía; Energía Social de la Costa S.A. E.S.P. que está orientada para atender el mercado eléctrico subnormal, pero que ha sufrido cambios operativos a lo largo del presente año y se fusionó con Electricaribe S.A. ESP en el año 2016.

GREMIOS AFECTADOS

Tanto los afiliados de la Federación Nacional de Comerciantes como los de la Unión Nacional de Comerciantes de Santa Marta, aseguran, que la empresa debe reconsiderar los horarios en que lleva a cabo los mantenimientos para evitar que este sector económico sufra tantas pérdidas.

La directora Ejecutiva de Fenalco Magdalena, Angélica Silva, sugiere la implementación de horarios especiales para el sector comercial, necesarios para prestar un servicio de calidad, pero que sean consecuentes con los altos costos de energía que asume el comercio.

“Para el sector comercial, lo que son los fines de semana y días festivos, estos cortes prolongados de energía afectan notablemente al gremio, porque son días clave donde las familias aprovechan para comprar, salir a los centros comerciales, abastecerse de los productos de la semana; entonces, el hecho de que no se cuente

Angélica Silva, directora Ejecutiva de Fenalco Magdalena.

con el servicio de energía eléctrica disminuye sus ventas y su dinámica.

 

Los más afectados, según Fenalco, son aquellos que venden productos perecederos, los propietarios de micromercados y las tiendas de menor escala. “Los días con cortes no se vende, son días en que el comercio deja de recibir ingresos importantes”.

Por su parte, Luís Fernando Sánchez, presidente de la Junta Directiva de Undeco, señaló, que están muy preocupados por las pérdidas sufridas por sus afiliados a raíz de las constantes fallas en la prestación del servicio de energía.

“Nos sentimos atropellados, porque el servicio es pésimo, es fluctuante, es costoso, además, ha causado gran afectación económica a todos nuestros afiliados, especialmente al pequeño tendero que no tiene los recursos para adquirir un medio alternativo como una planta eléctrica”.

Así como la ciudadanía, el gremio es sorprendido por los mantenimientos intempestivos a través de los diferentes medios de comunicación.

“El último fin de semana que hubo racionamiento de casi 12 horas, avisaron con muy poco tiempo de anticipación, además, hay otra cuestión, Electricaribe dice que son mantenimientos de Transelca y estos a su vez, afirman, que es de Electricaribe y así se ‘tiran la pelotica’; pero realmente, unos trabajos de 12 horas afectan las cadenas de frío, los productos como las carnes frías, los helados, las bebidas, entre otros”, dijo el representante gremial.

Indicó, además, que hay unas tres mil tiendas en Santa Marta y si se presenta una afectación o fallas en el servicio en 106 barrios, el detrimento económico es diciente para los afiliados y para la economía local.

“Doce horas sin energía es fatal para los establecimientos, sobre todo para una ciudad turística. Nosotros tuvimos una reunión con el gerente de Electricaribe y nos manifestó su buena voluntad y que si se presentaba una situación lo llamáramos para mirar qué se podría hacer, pero vemos que el problema de Electricaribe transciende cualquier expectativa de mejoramiento del servicio”.

Luís Fernando Sánchez, presidente de la Junta Directiva de Undeco.

“Nos sentimos atropellados, porque el servicio es pésimo, es fluctuante, es costoso, además, ha causado gran afectación económica a todos nuestros afiliados, especialmente al pequeño tendero que no tiene los recursos para adquirir un medio alternativo como una planta eléctrica”.

Así como la ciudadanía, el gremio es sorprendido por los mantenimientos intempestivos a través de los diferentes medios de comunicación.

“El último fin de semana que hubo racionamiento de casi 12 horas, avisaron con muy poco tiempo de anticipación, además, hay otra cuestión, Electricaribe dice que son mantenimientos de Transelca y estos a su vez, afirman, que es de Electricaribe y así se ‘tiran la pelotica’; pero realmente, unos trabajos de 12 horas afectan las cadenas de frío, los productos como las carnes frías, los helados, las bebidas, entre otros”, dijo el representante gremial.

Indicó, además, que hay unas tres mil tiendas en Santa Marta y si se presenta una afectación o fallas en el servicio en 106 barrios, el detrimento económico es diciente para los afiliados y para la economía local.

“Doce horas sin energía es fatal para los establecimientos, sobre todo para una ciudad turística. Nosotros tuvimos una reunión con el gerente de Electricaribe y nos manifestó su buena voluntad y que si se presentaba una situación lo llamáramos para mirar qué se podría hacer, pero vemos que el problema de Electricaribe transciende cualquier expectativa de mejoramiento del servicio”.

UNIÓN FENOSA VS. GOBIERNO NACIONAL

Actualmente, cursa su trámite en el Tribunal de Arbitramento de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional, la demanda interpuesta por la empresa española Unión Fenosa, mayor accionista de Electricaribe, en contra del Estado Colombiano argumentando que se habían violado seis artículos del Tratado Bilateral de Promoción y Protección de Inversiones, firmado en 2007 por Colombia y España.

La empresa Gas Natural Fenosa argumentó que, de los 2.6 millones de clientes en la región Caribe, el 80 % era de estratos bajos y que, además, la ubicación geográfica y la ocurrencia de fenómenos naturales, dificultaba la prestación del servicio. A esto se suma la cantidad de usuarios conectados ilegalmente y la falta de pago por parte de los mismos.

Gas Natural Fenosa aseguró, que al Gobierno Nacional le faltó implementar medidas en contra de las personas que se beneficiaban del servicio de manera fraudulenta y que el cuestionamiento por parte de figuras públicas de la Región, incitó no solo a que aumentara la ilegalidad, sino que se empezaran actos violentos en contra de la empresa y sus funcionarios.

La demanda explica, que “para septiembre de 2016 se registraron más de 242 actos de violencia en contra de empleados de Electricaribe y contratistas; en 46 de los casos hubo agresión física”. En caso de que Colombia pierda en los estrados judiciales, debe pagarle a la compañía alrededor de un billón de dólares.

Más de 95 bloqueos se han registrado en el corregimiento de Tasajera por fallas en la prestación del servicio de energía.

RECHAZO DE CONGRESISTAS

Jorge Enrique Robledo, senador y precandidato presidencial por el partido Polo Democrático, le manifestó a OPINIÓN CARIBE que en varias ocasiones sugirió la intervención a la empresa Electricaribe ante “la incapacidad de esta transnacional de manejar bien esta empresa, que cuando la intervinieron estaba quebrada y había que liquidarla.

Advertí oportunamente cuando eso se hizo, que la intervención no era una solución mágica, porque si no se hacen ciertas cosas que se deben hacer, pues la empresa sigue funcionando tan mal como funcionaba en manos de la trasnacional. Lo que ha sucedido en últimas es que el Gobierno no está haciendo lo que debe hacer y por arte de magia no se van a resolver los problemas.

El problema de fondo es que la empresa funciona muy mal y terminó así porque los españoles nunca invirtieron una plata importante y todo indica que el Gobierno tampoco lo ha hecho, entonces estamos frente una especie de corcho en un remolino”.

Robledo recalcó, que es necesario que el Estado Colombiano le invierta recursos importantes a esta empresa si se quiere mejorar su funcionamiento. “En cierto sentido no importa quien tenga Electricaribe, el problema es cómo se maneja. Los privados no quisieron hacer las cosas bien, porque se dedicaron a exprimirla, a ordeñarla y por ende, las redes envejecieron. Ahora se la dieron al Gobierno y tampoco invierte, entonces, cómo se va mejorar el servicio si esta empresa tiene una infraestructura bastante deteriorada, porque este monopolio español la trabajó durante 17 años con la alcahuetería de todos los gobiernos”.

El dirigente político afirmó, que devolver el funcionamiento de esta empresa a Unión Fenosa sería un fracaso rotundo, sin embargo, no se extrañaría si eso llegara a pasar. “A mí no me sorprendería que eso pasara, porque incluso con la demanda que interpuso esta empresa contra Colombia se termina volviendo como una especie de chantaje, lo que significa que puede terminar peor de lo que ya está. Los españoles terminan ganando un montón de plata, recuperan la empresa y el Gobierno no hace lo que interesa al pueblo: gozar de un buen servicio a costo razonable”.

Jorge Enrique Robledo, senador.

HACE FALTA CONTROL DEL ESTADO

Mientras tanto, el senador del partido Centro Democrático, Honorio Henríquez, enfatizó, que ha faltado mano dura por parte del Gobierno Nacional y ser más estricto con la empresa Electricaribe.

“Vimos los hallazgos que nos presentó la Controlaría General de la República hace algunos meses y es preocupante; la calidad del servicio que se presta en la región Caribe es inadmisible; la empresa dice que los recursos que se recogieron a través del Fondo de Compensación los invirtieron en las mejoras del cableado e infraestructuras y nosotros los costeños hemos padecido por la calidad en la prestación del servicio de Electricaribe, el cual afecta la competitividad de la Región, en comparación con el interior del país”.

El senador Henríquez afirma, que la interventoría, en este caso de la Superservicios, va a gestionar ante Findeter el préstamo de 120 mil millones de pesos para solventar la deuda de los municipios y para mejorar la infraestructura energética para la región Caribe.

Honorio Henríquez, senador.

“Es ahí donde me pregunto, ¿qué pasó con la plata que pagó esta Región cuando Electricaribe dijo que ellos habían invertido esos recursos en la mejora de la infraestructura? Lo que queremos saber es si esos 120 mil millones los va asumir el Gobierno Nacional o se lo van a cobrar a los municipios afectados por esta empresa. Noto una leve mejoría en la prestación del servicio, pero el tema financiero debe referirse a la interventoría para saber si la empresa se salva o si por lo contrario, hay que salir a buscar el operador que le brinde mejores condiciones a la energía del país”.

El Senador reiteró, que las protestas sociales que se presentan en Ciénaga y Tasajera afectan no solo al componente social, sino a la economía de la Región.

Además, que desde el Congreso de la República ha habido control político en varios temas; sin embargo, reconoce que en estos momentos los congresistas están dedicados a todos los asuntos relacionados con los acuerdos del presidente Juan Manuel Santos y las Farc.

“Está en mora que el Gobierno y nosotros como congresistas ejerzamos un control político de cara a la interventoría, pero en estos momentos no es posible por la agenda legislativa en la que nos tiene ocupados el Gobierno Nacional”.

Las protestas sociales son frecuentes en la región Caribe debido al inconformismo por parte de los usuarios contra la empresa Electricaribe.

 

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *