Connect with us

Internacional

Quién es Kenji, el congresista que fue clave para salvar al presidente de Perú de la destitución

Avatar

Published

on

Cuando los peruanos se fueron a dormir el jueves en la noche, Pedro Pablo Kuczynski seguía siendo el presidente luego de sobrevivir a la votación para destituirlo que había llevado la oposición al Congreso.
Pero Fuerza Popular, el partido fujimorista que tiene mayoría absoluta en el Parlamento y fue el principal impulsor de la destitución de PPK, ya no seguía igual.
Se esperaba que el grupo apoyara unánimemente la salida del presidente del cargo, pero el voto de sus miembros se dividió inesperadamente.

Se necesitaban 87 diputados para sacar a PPK del Palacio de Gobierno. El fujimorismo creía que tenía asegurados 71.

Pero horas antes del sufragio, Kenji Fujimori, nada menos que el hermano menor de Keiko Fujimori, la líder de Fuerza Popular, publicó un video en YouTube en el que anunciaba que él y otros congresistas votarían en abstención.

«(La vacancia) proyectaría un periodo de turbulencia política en perjuicio de la población», dijo. «Enrumbaría al país a la incertidumbre», agregó.

Durante el debate de la destitución, miles de televidentes vieron cómo algunos fujimoristas fieles a Keiko le hablaban duramente a Kenji, presumiblemente para que cambiara de opinión.

Pero Kenji fue firme y se abstuvo en la votación, y junto a él, otros 9 congresistas de su movimiento.Hubo otras bancadas que tampoco apoyaron el pedido y PPK se salvó por ocho votos. Pero la conducta de Kenji fue la que más sorprendió a los peruanos. Aunque no es la primera vez que el menor de los Fujimori se distancia de la posición oficial de Fuerza Popular y que parece enfrentarse abiertamente a su hermana.

Infancia agitada

Nacido en 1980, Kenji tenía 10 años cuando su padre, Alberto Fujimori, hoy preso por corrupción y violaciones a los derechos humanos, llegó a la presidencia de Perú. Durante sus años en Palacio, se ganó fama de joven complicado.

Vladimiro Montesinos, el controvertido asesor del expresidente y ahora en la cárcel por tráfico de armas y violaciones a los derechos humanos, lo llamaba «muchachito terrible».

Se dice que Kenji alertaba a su padre cuando Montesinos estaba en la oficina y no quería que su jefe supiera. De adolescente tenía una boa con la que alguna vez asustó a un periodista, según contó él mismo en un programa de televisión.

Se cuenta también que en los vuelos presidenciales no dudaba en despertar a cualquier funcionario para que accediera a algunos de sus pedidos. El hecho que marcó su juventud de manera más notoria fue el video difundido en medios peruanos en el que aparecía haciendo gestos obscenos con su perro.

Pero su imagen desfavorable cambió radicalmente años después. En 2011 y 2016 logró ser el congresista más votado, mientras su hermana Keiko, candidata a la presidencia, perdió ambas elecciones.

Ante las derrotas, los periodistas han insistido en preguntarle a Kenji si se postularía a la presidencia en 2021. Él siempre lo ha negado: «Quiero dejar en claro que no estoy en campaña presidencial. No tengo intención de postular», dijo al programa peruano Cuarto Poder hace unos meses.

Tomado: BBC Mundo
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply