Connect with us

Internacional

Fujimori seguirá hospitalizado por problemas gástricos

Avatar

Published

on

El expresidente peruano presenta una crisis de hipertensión y una arritmia y tuvo que ser trasladado al hospital desde prisión, donde cumplía una pena de 25 años por delitos de corrupción y lesa humanidad

Luego del reciente indulto, el expresidente peruano Alberto Fujimori permanecerá unos días más hospitalizado por problemas gástricos, informó su médico de cabecera, Alejandro Aguinaga.

«La Junta médica ordenó una endoscopía digestiva y se encontraron tres cambios importantes que están ligados a los problemas estomacales que viene pasando», dijo el médico a medios peruanos.

El especialista indicó que ya se iniciaron los tratamientos y que se espera que en los próximos días el mandatario pueda superar este problema.

Fujimori «está consciente de lo que le viene pasando desde el punto de vista de salud. Es evidente que colabora para su pronta recuperación», señaló Aguinaga, tras descartar que el expresidente padezca de úlcera.

«No hay una fecha de alta. No hay visitas por el momento porque queremos que esté tranquilo, porque este constante tránsito de gente lo complicó un poco”, señaló.

Mientras tanto a las afueras de la clínica llegó un grupo de ciudadanos opositores al indulto para manifestar su rechazo a la medida, lo que generó un conato de enfrentamiento con simpatizantes del exmandatario y la intervención de la Policía.

Los manifestantes, todos jóvenes hombres y mujeres, ingresaron por diferentes lugares hasta el frontis de la clínica Centenario, en el distrito limeño de Pueblo Libre, y se unieron para lanzar arengas.

La manifestación generó que otro grupo de simpatizantes de Fujimori se acercara a reclamarles e incluso los llamara «terroristas».

Esto motivó un conato de enfrentamiento en el que intervinieron agentes de la Policía Nacional, quienes finalmente obligaron al grupo opositor a retirarse hasta una avenida cercana, en medio de reclamos y nuevos insultos entre uno y otro bando.

Fujimori cumplía una condena 25 años de prisión impuesta en 2009 como autor mediato (con dominio del hecho) del asesinato de un total de 25 personas en las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), perpetradas por el grupo militar encubierto Colina, y por el secuestro de un periodista y un empresario en 1992.

Tomado de RCN

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *