Connect with us

Edición impresa

Fallas del Sistema Electoral

Avatar

Published

on

Magdalena continúa con representación en el Senado de la República con Honorio Henríquez.

Paola Ramírez Caballero

El fallo del Consejo de Estado que anula toda la elección del Senado 2014 – 2018 y ordena cuatro años después de la declaración de elección en el 2014, el retiro de tres senadores para el ingreso de otros tres en su reemplazo, pone en tela de juicio al sistema electoral colombiano, confirmando la crisis como opera el Consejo Nacional Electoral, (CNE). Igualmente saca a relucir la urgencia de la necesidad de un nuevo Código Electoral.

César Mercado, magíster en Derecho Público.

A esta conclusión llegó el abogado magíster en Derecho Público y especialista en Derecho Constitucional, Administrativo y Laboral, César Mercado, quien resaltó que el mismo fallo exhorta al sistema electoral a implementar nuevas metodologías para blindar los procesos democráticos en la búsqueda de mayores garantías, además de la vulneración de los derechos de los elegidos y de quienes están por elegir.

El que se emita un fallo en donde pierden la curul tres senadores a menos de 15 días de que se realicen las elecciones para el nuevo Congreso de la República,  demuestra la crisis que atraviesa el sistema electoral. “Hay unas personas que pierden la credencial, por tanto, se afectan los derechos de los congresistas que salen y de los que entran. La reforma electoral mejoró  y agilizó pero son tantas pruebas que se presentan al momento de la elección que genera traumatismos”, explicó el magister en Derecho Público.

El especialista agrega, que “se presume de buena fe de los funcionarios que están al frente de los procesos electorales, pero hay muchas elecciones declaradas nulas por fallas en el conteo o en la entrega de credenciales”.  Por ello, algunos expertos en el campo electoral como el exmagistrado, Guillermo Mejía Mejía, recomiendan un nuevo estatuto democrático para solventar los problemas actuales del régimen electoral.

“No hay derecho a que la justicia contenciosa se tome cuatro años para resolver un proceso cuando va a terminar el periodo del actual Senado, para el cual hoy el país está en plena campaña electoral para su nueva elección este 11 de marzo” enfatizó el exmagistrado Mejía.

Germán Bula, presidente del Consejo de Estado.

Lo anterior  también lo comparte el jurista Luís Alonso Bravo, quien  ha atendido procesos en esa materia ante el Consejo de Estado, al recordar que en el 2002 se dio la misma situación, cuando un fallo tardío le anuló la elección a la exsenadora, Piedad Córdoba. Lo que demuestra los problemas que presenta el sistema electoral que vienen desde hace de más de 16 años.   “Esto que volvió a ocurrir es absolutamente absurdo,  cuando en los demás países de América Latina resuelven esas controversias con celeridad, presteza y antes de la entrega de las credenciales, porque saben que está en juego la seguridad jurídica de una Nación”.

FALLAS

Es importante explicar que en Colombia sigue operando un sistema en el que el Consejo Nacional Electoral declara la elección de una corporación, que es un acto administrativo, el cual es susceptible de demanda y de control por la Sección Quinta Electoral del Consejo de Estado, que en el caso de la pérdida de la curules de tres senadores para ingresar tres nuevos al Senado, demoró cuatro años, lo que  deja muy mal parado al país en seguridad electoral.

En Brasil y Chile, las autoridades electorales tienen fuerza jurisdiccional para dirimir de una vez las objeciones sobre curules en audiencias orales para mostrar las pruebas y fallar antes de la entrega de credenciales. Este mecanismo debe ser implementado en Colombia para garantizar la transparencia y celeridad en los procesos democráticos.

“Es perverso que se deje a todo un país en vilo cuatro años, porque hay unas demandas contra el Congreso. Por eso, debe intervenir una justicia electoral y no un consejo electoral como el actual que no es confiable. Es terrible que sigamos con esta incertidumbre electoral”, señaló el jurista Luís Alonso Bravo.

¿UN FALLO TARDÍO?

El magistrado Germán Bula, presidente del Consejo de Estado, dijo en entrevista con la W Radio, que es “producto de una demanda monumental que buscaba la nulidad de la elección de los congresistas del año 2014 y después de un proceso muy engorroso y extenso, que implicó más de medio millón de pruebas, el análisis de 370 mil formularios y actas; se llegó a un fallo que es numérico, es decir, por causales objetivas, no subjetivas, y eso implica que al Movimiento Mira hay que entregarle tres curules, las cuales van a responder a la lista cerrada y desplazarán a las que tenían un menor número de votos en otros partidos”.

Por su parte, el magíster en Derecho Público, César Mercado, explica, que un fallo queda en firme cuando es debidamente ejecutoriado, es decir, no da cavidad para que se presenten recursos porque queda en forma la decisión. “Este es un caso de única instancia, no se podía presentar recursos,  al ser notificado el fallo, a los dos días siguientes se puede solicitar una aclaración,  es importante aclarar que no es un recurso, esta se solicita cuando hay un error de transcripción, aritmético, de nombre, puede aclararse el fallo sobre el sentido del magistrado ponente o la sala que lo emite”.

Teresita García, senadora.

Asimismo, el jurista Mercado hace una ilustración sobre los posibles hechos que llevaron a que el fallo demorara cuatro años en declarar la nulidad de tres senadores.  “Es una demanda que se presentó contra todos los congresistas, es decir, 102 Senadores y 166 Representantes, a todos les dieron traslados, tuvieron la oportunidad de solicitar la información y aportar pruebas, más de 370 mil documentos electorales que fueron revisados por el Consejo de Estado, fueron más de 500 mil pruebas solicitadas. Esto produjo la demora de los procesos.

Este fallo tiene 700 hojas, según fuente del Consejo de Estado, no son los únicos procesos que llevan como las nulidades de segunda instancia, por eso presumo la tardanza de la actuación”.

El  Consejo de Estado  aclaró, que el senador  Honorio Henríquez no pierde la credencial en el Senado, sino el último en la lista de Centro Democrático; por tanto,  el congresista magdalenense que entró como último en el 2014, ha subido escaños debido a las renuncias que se han presentado.

Honorio Henríquez, senador.

El hecho que la sentencia del Consejo de Estado mencione nombres propios de senadores como Honorio Henríquez, Sofía Gaviria y Teresita García, no quiere decir nada, pues ese fallo no es contra personas, sino contra curules. Las demandas contra personas son por inhabilidades y en este caso la determinación judicial fue contra las curules de los partidos, que son los dueños de los escaños.

Como el fallo corresponde a una demanda presentada hace cuatro años, la situación es hoy otra por los movimientos que ha habido en la listas. Si el comunicado del Consejo de Estado no lo dijo, se puede interpretar que está desactualizado, porque hay nuevas realidades.

“Políticamente este fallo no es un bueno, ad portas unas elecciones al Senado y fue un comunicado que se presentó erróneamente por el Consejo de Estado en el que daban nombres afirmando que perdían sus credenciales sin verificar quienes eran los últimos, porque pueden pasar situaciones como la muerte de un congresista o la renuncia y el que viene de ultimo asciende”, señaló el especialista en derecho Constitucional, Administrativo y Laboral, César Mercado.

Sofía Gaviria, senadora.

El senador Honorio Henríquez presentó una certificación expedida por la Junta Directiva del Senado de la República, donde consta que no es el último de la curul porque se habían presentado renuncias en Centro Democrático. “Me causaron un perjuicio a la campaña, estamos a menos de un mes de unas elecciones y hay una total desinformación sobre el tema; hay quienes dicen que yo no puedo ser candidato por el fallo del Consejo de Estado, por Dios.  Espero que la sentencia sea objeto de aclaración por parte del Consejo de Estado”.

¿QUIÉNES SALDRÍAN?

También hay vacíos sobre cuáles son los senadores que deben salir, porque inicialmente en el Consejo de Estado se notificó que perdían su curul, Sofía Gaviria del Partido Liberal; Honorio Henríquez de Centro Democrático; y Teresita García, de Opción Ciudadana. La decisión del alto tribunal afirma que las votaciones más bajas para el Senado en 2014 fueron las de estos congresistas, pero no tuvo en cuenta que se han presentado renuncias en estos partidos, es decir, estos congresistas no son los últimos en el escaño de cada partido.

Las curules 17 en el partido Liberal y 20 en Centro Democrático al Senado serían ocupadas por el partido Mira, al ingresar  Alexandra Moreno Piraquive, Manuel Antonio Virguez Piraquive y Carlos Alberto Baena López.

¿HAY DETRIMENTO?

Los Congresistas son elegidos por un periodo constitucional de cuatro años, faltan menos de 15 días para que se elija al nuevo Senado de la República, es decir, la demora en un fallo, ha vulnerado los derechos de los miembros del partido Mira, Alexandra Moreno Piraquive, Manuel Antonio Virguez Piraquive y Carlos Alberto Baena López, quienes deben ser reparados con el pago de los honorarios dejados de devengar durante los cuatro años.

Aunque el partido  Mira ha informado públicamente que no recibirá el pago de cuatro años, el Estado  debe resarcir ese daño causado por no utilizar durante cuatro años las tres curules que le correspondían en el Senado.

“Se da un detrimento patrimonial y un exceso por parte de la población que somos los contribuyentes del erario público de donde se le paga a los congresistas, pero estábamos en un proceso judicial, mientras no se haya finiquitado había la presunción de buena fe, mientras tanto, estaban electos. Pero la justicia como órgano independiente que revisa los actos, determinó que esa elección fue nula, los colombianos debemos pagar”, puntualizó finalmente César Mercado, magíster en Derecho Público.

 

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply