Connect with us

Edición impresa

Nada que sube el telón

Avatar

Published

on

El valor total de la inversión es de 28.500 millones de pesos para las fases I y II,  de los cuales son aportantes el Ministerio de Cultura, con $5.300 millones y el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, a través de Fontur, con $23.200 millones.

Dánisa Varela Mendoza

Durante muchos años, el departamento del Magdalena ha sido escenario de desidia y abandono por parte de los gobernantes, quienes han sido cómplices de las promesas de transformación hechas a la comunidad, de las cuales muchas se han quedado en el pensamiento y el deseo.

El parque Taykú, los puestos de salud y el Teatro Santa Marta, son algunas de las obras inconclusas que el pueblo ha bautizado con cierta picardía como ‘elefantes blancos’.

El Teatro Santa Marta, uno de los sitios más emblemáticos de la ciudad, construido por el arquitecto Manuel Carrerá en los años 40, poco a poco fue perdiendo su esencia ante el abandono de quienes en su momento lo administraban.

ANTECEDENTES

En el año 2011 el Gobierno Nacional anunció la restauración de una de las ‘joyas’ arquitectónicas más importantes del país. Sin embargo, solo hasta finales de diciembre de 2012 se suscribió el convenio 273 por parte del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, a través del Fondo Nacional del Turismo y del Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo.

Más de 22 mil millones de pesos fueron anunciados para la ejecución  de este proyecto, de los cuales, 13.640 millones de pesos serán invertidos en su primera etapa.

De estos recursos, el Ministerio de Cultura aportaba 3.575 millones de pesos; el Ministerio de Comercio, a través de Fontur, aportará más de $10 mil millones.

En su momento se dijo que las obras involucran tres de las acciones posibles en el patrimonio cultural inmueble: como lo es la restauración, ampliación y adecuación funcional.

Siete años después de haberse anunciado la restauración del Teatro Santa Marta, aún se observan los escombros sobre el piso, lo que demuestra gran retraso en las obras

“La propuesta aprobada contempla la intervención en los tres volúmenes que componen el teatro: antesala o acceso, sala y caja escénica. En este sentido, mientras se restaura el volumen de acceso, resaltando los valores estéticos y consolidando el lenguaje arquitectónico, se amplía la capacidad de público en 300 sillas y se moderniza la caja escénica para que se pueda presentar toda clase de espectáculos. De esta manera, satisfacer las necesidades de los samarios y mejorar la cobertura de las prácticas culturales y artísticas”.

El 18 de diciembre de 2015 se formalizó el inicio de las obras de restauración. Han pasado siete años desde el anuncio de la recuperación del Teatro Santa Marta y de la historia que conservaba este sitio de concentración de samarios del cual solo han quedado los escombros.

EL PROYECTO

OPINIÓN CARIBE consultó al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, para conocer cómo va lo del proyecto anunciado para el Teatro Santa Marta.

Esta dependencia del Gobierno Nacional aseguró, que las obras que se adelantan en el Teatro Santa Marta comprenden la restauración y recuperación de las fachadas del edificio, áreas internas y la ampliación de la estructura existente.

“Para ello se trabaja en el reforzamiento estructural, de acuerdo con la normatividad vigente, construcción de obras de acceso, platea y caja escénica, con el objeto de mejorar el sistema de iluminación, audio y video y crear espacios favorables para la recepción de espectáculos de talla mundial”.

A finales de octubre de 2017, durante su visita a la capital del Magdalena, la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Lorena Gutiérrez, aseguró, que los trabajos iban en un 22 % de avance.

Al cierre de la presente edición, (febrero 2018), el Ministerio le confirmó a OPINIÓN CARIBE, que las obras presentan un avance del 27 % en su ejecución. No obstante, nuestro equipo periodístico hizo un recorrido por el escenario y no observó personas trabajando.

De 23 mil millones de pesos anunciados, la cifra aumentó a $28.500 millones. Este es el valor estipulado para las fases I y II,  de los cuales son aportantes el Ministerio de Cultura, con $5.300 millones y el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, a través de Fontur, con $23.200 millones.

En escombros quedó convertida esta ‘joya’ arquitectónica construida en 1942.

RETRASOS EN LOS TRABAJOS

De acuerdo con la información suministrada por Mincomercio, en estos momentos se lleva a cabo un rediseño del proyecto por parte de Fonade, debido a que “durante la construcción de la cimentación de la caja escénica se presentaron inconvenientes relacionados con el alto nivel freático de la zona, es decir, presencia de agua que implicaba altos costos para la construcción y operación del teatro. Por  tanto, se trabaja en subir los niveles de la caja escénica y de la platea”.

Esta situación fue verificada por representantes de la Sociedad de Ingenieros del Magdalena, funcionarios de la Dirección Nacional de Patrimonio del Ministerio de Cultura, la Contraloría General de la República y un grupo de veedores ciudadanos, quienes adelantaron una visita de inspección de las obras en septiembre de 2017.

Eduardo Osorio, director de Fontur.

En esa oportunidad, expertos señalaron, que si bien el nivel freático no pone en riesgo la obra, debe evacuarse el agua y ello ha causado retrasos en los trabajos; por lo que es necesario ejecutar el cronograma lo más pronto posible.

El director del Fondo Nacional del Turismo, Eduardo Osorio, explicó, que el teatro se construyó por donde pasaba el río Manzanares y que al empezar a hacer la adecuación de su anterior estructura se encontró un problema a nivel freático (acumulación de agua subterránea a una profundidad pequeña), por lo que se atrasó la obra.

Sin embargo, los inconvenientes fueron superados y la primera fase será entregada en julio de 2018.

RECURSOS GARANTIZADOS

María Lorena Gutiérrez, ministra de Comercio, Industria y Turismo.

La Ministra de Comercio anunció que los recursos para las dos fases del proyecto de restauración del Teatro Santa Marta están garantizadas, lo que brinda un poco de tranquilidad a los habitantes del Distrito.

“La noticia es que ya tenemos los recursos para la segunda fase, lo que quiere decir que la restauración completa del teatro está asegurada. Las obras serán entregadas en el 2019 con dotación, acabados, mecánica teatral, telonería, 820 sillas (200 más de las previstas inicialmente) y una sala auxiliar para 80 espectadores”.

Cabe mencionar, que la fase I comprende la obra civil (tramoya, obras de acceso, platea, adecuación funcional de la caja escénica) y la Fase II incluye la dotación y mecánica teatral.

EN MAYO SE ABRE EL TELÓN

Según el Gobierno Nacional, mayo de 2019 es la fecha estimada para la culminación de las dos fases del proyecto.

Aunque los recursos estén garantizados, los magdalenenses guardan cierto recelo y se muestran incrédulos con la fecha de entrega de las obras. Sin embargo, sostienen que este tipo de obras son necesarias en la ciudad para contribuir a la cultura y el sano esparcimiento de las familias samarias.

 

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *