Connect with us

Edición impresa

Promesas incumplidas

Avatar

Published

on

Ciénaga aún tiene barrios que no cuentan con todos los servicios públicos y sanitarios. Este es el caso de Mar de Plata, una zona donde los habitantes lanzan sus desperdicios y heces humanas de patio en patio, porque la Alcaldía no les ha cumplido la promesa de construir el sistema de alcantarillado.

Paola Murillo García

Para nadie es un secreto que el municipio de Ciénaga ha crecido con el paso del tiempo. Algunos locales o foráneos han invadido terrenos que en la actualidad son sus hogares permanentes, todos con el mismo afán que tiene el ser humano de encontrar su lugar en el mundo; propiedades que algunos han legalizado para evitar problemas futuros.

Este es el caso de un 80 % de sus habitantes del barrio Mar de Plata, una invasión ubicada al noroccidente de Ciénaga, lugar en el que sus moradores han ido accediendo a las poblaciones cercanas y a caminos poco transitados o casi abandonados.

En sus declaraciones a la prensa, el alcalde Edgardo Pérez reafirmó su compromiso para atender las necesidades de esta comunidad, sus afugias, las cuales han sido expuestas en varias ocasiones.

Pérez Díaz anunció una intervención integral a los barrios Mar de Plata, Abajo y ‘Miguel Cotes’, porque en próximos días se implementarán los diseños que le permitirán solucionar los problemas de alcantarillado, de vías y escenarios deportivos que padecen estos tres importantes barrios del noroccidente de Ciénaga.

Por su parte, Jeremías Torres, desmiente las acciones del Mandatario e indica lo siguiente, “el alcalde prometió muchas cosas para el barrio Abajo y ahora ni siquiera nos voltea a ver; aquí solo se le vio cuando estaba en su campaña política, se ganó a la gente de abracitos, personalmente era de los que peleaba por él, porque me parecía una buena persona, pero cuando se posesionó y lo fui a saludar, me ignoró, como si nunca me hubiera visto”.

En el Magdalena, el problema de las invasiones tiene su origen en la urbanización informal, conocida como urbanización pirata,  situaciones que inciden en el crecimiento de barrios subnormales, terrenos que por lo general se encuentran en zonas de alto riesgo y sin servicios públicos.

Mar de Plata se declara en riesgo, pero no por deslizamientos, ni fenómenos naturales, sino por la carencia en los servicios públicos, que se padece desde hace más 28 años, tiempo en que se puso el primer ladrillo en el barrio.

Dubys López le muestra al lente de OPINIÓN CARIBE la poza en la que deben botar sus desperdicios para evitar una proliferación de malos olores.

Dubys López es una de las personas que lleva más tiempo de vivir en el barrio, hoy ejerce su labor como Presidente de la Junta de Acción Comunal, por tanto, ha vivido o más bien, padecido en carne propia las problemáticas que sufren sus vecinos todos los días; la falta de alcantarillado sanitario, el deficiente servicio de agua potable y baja luminaria son apenas algunas de las carencias de estas personas.

López ha convocado a sus vecinos en diferentes ocasiones por el afán de encontrar una forma de alzar la voz en pro de todos los moradores, buscando una solución definitiva a la problemática. Desde hace al menos 25 años de los que Dubys lleva viviendo en el barrio, no recuerda un solo día en el que haya podido sentir que tiene un estilo de vida común y corriente con las garantías sanitarias que debería tener cualquier ciudadano.

Mar de Plata se ha convertido en un barrio lleno de desperdicios y malos olores; divididos no por mares cristalinos sino por aguas residuales que los acompañan desde primeras horas de la mañana.  A este barrio lo atraviesa un canal que es utilizado por todos como tuberías sanitarias, ahí va a parar todo tipo de desperdicios, desde heces de animales hasta humanas.

Dubys Lopez cuenta, que deben abastecerse de agua con una manguera que se conecta al tubo de los pueblos aledaños y que si no fuera por esa iniciativa y astucia de los pioneros del sector, ni siquiera podrían contar con un servicio de agua potable, que de por sí es deficiente para la gran cobertura que se necesita.

POZAS SÉPTICAS A LA ORDEN DEL DÍA

Las pozas sépticas son unidades de tratamiento primario para las aguas negras domésticas o industriales. Este sistema es la manera más económica y sencilla de manejar las aguas residuales y se usa generalmente en sitios rurales o en zonas donde todavía no existe un sistema de alcantarillado.

Y es que allí en el barrio lo que hay son pozas sépticas, en su mayoría, las casas han contado con la ‘fortuna’ de  pagar para que las construyan, porque soluciona muchas de las necesidades de la comunidad, sin embargo, otro gran porcentaje aún no cuenta con el servicio y debe extremar medidas para deshacerse de sus desperdicios cada cierto tiempo. Estas personas cuentan con un personal para hacerles mantenimiento periódicamente a las pozas, porque estas deben ser revisadas y vaciadas, ya que se llenan y empiezan a causar rebosamientos y expeler olores nauseabundos; muchos no cuentan con los recursos necesarios para el mantenimiento, y tienen más de quince años con estas pozas, lo que causa malos olores, roedores, enfermedades y otros tipos de alimañas.

Las aguas servidas o negras al ser evacuadas por el sistema de drenaje se revuelven con las partes sólidas en el flujo del agua, cuando llegan a las pozas sépticas, las partes sólidas se depositan al fondo liberándose la parte líquida, al momento que esto sucede las bacterias presentes empiezan a actuar sobre la parte sólida y se da el proceso de descomposición.

“Tenemos una cantidad de niños enfermos, porque cada vez que llueve esto se nos inunda, además, están los trabajos eternos hechos por la empresa Aguas del Magdalena, que consisten en pozas llenas de lodo y los niños se meten en esos lodazales”, denunció Jeremías Torres, bicitaxista y morador del barrio Mar de Plata.

Dubys López, presidente de la JAC, señala, que la administración municipal estuvo el año pasado haciéndole el mantenimiento al canal, prometiendo proyectos, parques, alcantarillado y hasta pavimentación de todas sus calles, pero hasta hoy, no ha pasado nada, pero, el alcantarillado es apenas una de las grandes problemáticas del barrio Mar de Plata, porque tenemos otra emergencia, la erosión, no tenemos servicio de agua potable y la luminaria es deficiente”.

Mientras tanto, sus habitantes siguen esperando. Prueba de ello son las reiteradas operaciones de paracaidismos, es decir, la acción de lanzar a los patios de las casas vecinas y a terrenos baldíos las heces envueltas en bolsas o papeles, las cuales son llevadas a cabo por no tener alcantarillado, ni un pozo en donde arrojar los desechos más íntimos del ser humano.

¿QUÉ DICE LA LEY?

Un grupo poblacional residente en algún asentamiento subnormal de Santa Marta o en cualquier otra parte del país, tiene todo el derecho de gozar de las redes de agua, luz, gas, alcantarillado y teléfono, debido a que la Corte Constitucional determinó que ningún alcalde puede negarle a los habitantes de una invasión la respectiva conexión a los servicios públicos domiciliarios.

El fallo del Alto Tribunal se fundamenta en que cualquiera de estos servicios debe estar al alcance de todas las personas y no pueden existir normas que excluyan su acceso.

Según la Corte, negarle a una comunidad la cobertura de los servicios vulnera los derechos a la salud y a una vida digna de los niños, mujeres, hombres y ancianos que residan en determinada invasión.

La alta Corporación de Justicia fue enfática al determinar, que “debe existir un equilibrio entre la represión de la invasión ilegal que atenta contra el derecho de propiedad, el mantenimiento del equilibrio ambiental y la preservación de los recursos naturales y la responsabilidad de proteger la vida, la salud y la integridad de las personas residentes en Colombia”.

Este canal atraviesa el barrio desde la calle nueve hasta las orillas de la playa fue limpiado en una ocasión por la administración municipal, pero hoy se encuentra en estas condiciones.

La Corte Constitucional aclaró, eso sí, que, si la invasión se encuentra en una zona de alto riesgo, propensa a deslizamientos, la autoridad local deberá encargarse de su traslado y, además, garantizar que los nuevos predios que ocupe esta comunidad estén conectados a las redes de servicios públicos. Este no es el caso de los moradores de Mar de Plata, quienes solo sufren de una presunta indolencia por parte de la administración.

LA ADMINISTRACIÓN RESPONDE

Según la Administración Municipal, se trabaja en la realización de un proyecto conjunto con la empresa de urbanismo Edubar de Barranquilla para buscarle una solución definitiva a los barrios Mar de plata, Abajo y ‘Micael Cotes’, entre otros.

Acudiendo al programa Mejoramiento Integral de Barrios en compañía de la empresa de urbanismo Edubar de Barranquilla, fue terminado el proceso de estudios realizados para empezar las obras de urbanismo en esos sectores del municipio.

Johanna Gonzales contratista de la obra, le recordó a la comunidad que el problema de estos sectores es histórico y que solo hace falta gestionar y garantizar los recursos económicos para darle inicio a las obras.

Johanna González Peña, contratista de la obra, le recordó a la comunidad que el problema de estos sectores es histórico, sumándole el abandono del lote de la Aeronáutica Civil, los rellenos mal planificados y la canalización de la calle 9, cuestionada permanentemente por distintos líderes de la comunidad. Sin embargo, reitera que ya todos los estudios de los proyectos se encuentran listos y que solo hace falta gestionar y garantizar los recursos económicos para darle comentar a las obras.

Este asunto, según la primera autoridad y la secretaria de Infraestructura, Ana Lourdes Cervantes, va a llevar bastante tiempo y muchos recursos para ser garantizados con prontitud, en especial, para poner en marcha el programa Mejoramiento Integral de Barrios, el cual contempla acueducto, alcantarillado, pavimentación, andenes, inclusive, las fachadas de las viviendas.

“Es una intervención urbanística total, también se van a intervenir escenarios deportivos, tenemos el visto bueno de la Ministra de Vivienda. La idea es cambiar todo el entorno urbanístico y social de estos tres barrios que hemos mencionado”, explicó la Secretaria de Infraestructura

“En estos sectores tenemos el problema del microtráfico, los escenarios deportivos en mal estado, el problema de la energía eléctrica, problemas con el acueducto y alcantarillado, que ameritan una intervención integral, que es posible a través de este convenio con Edubar”, puntualizó también Pérez Díaz.

AÚN NO HAY RECURSOS

La administración aseguró, que para la ejecución de esta obra, se requiere una interventoría importante integral de los barrios Mar de Plata, Abajo y ‘Micael Cotes’, que en una primera etapa serán incluidos en la iniciativa para mejorar sus sistemas de acueducto, alcantarillado, urbanismo, recreación y deportes, alumbrado público, andenes y las fachadas de sus viviendas.

“La idea siempre ha sido generar un proyecto con propuestas integrales para sacar adelante a estos barrios”, afirma la Secretaria de Infraestructura de Ciénaga.

Por el momento, la Secretaria de Infraestructura admite que no hay una solución inmediata para los moradores de estos barrios, al hablar  del largo proceso que invaden todos estos proyectos integrales, sin embargo, asegura, que ya se encuentran en una segunda etapa de tres para finalizar el proyecto, “nosotros estamos ahora mismo en un proceso de gestión, todas las obras necesitan una etapa previa, los proyectos no se hacen de un día para otro”.

La iniciativa busca mejorar sus sistemas de acueducto, alcantarillado y alumbrado público, urbanismo, recreación y deportes, andenes y las fachadas de sus viviendas y mientras tanto, los habitantes de Mar de Plata y los barrios aledaños seguirán sufriendo por los desperdicios, los roedores, todo tipo de alimañas, además de los olores fétidos que expelen las pozas sépticas.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply