Connect with us

Edición impresa

Entre verdes y azules

Avatar

Published

on

El 31 de diciembre venció el convenio entre Alcaldía y Dirección de la Policía, por tanto, no tienen competencia para imponer sanciones, ni ejercer control en el perímetro urbano de Santa Marta. No obstante, el Distrito asegura, que la Policía sigue ejerciendo sus funciones con base en una prórroga del acuerdo de 2017.

Hace algunos días, dos vehículos particulares chocaron en un tramo de la Avenida del Libertador. Los involucrados en el accidente, que, afortunadamente, solo tuvo como consecuencia  daños materiales, se quedaron esperando a un funcionario de tránsito para que se encargara de hacer el croquis del suceso, estableciera responsabilidades, además de señalar quien asumiría los costos por el arreglo del vehículo.

No es la primera vez que en Santa Marta ocurre un caso como este y la comunidad no sabe a quién acudir. Por ejemplo, se conoció que una persona fue atropellada por una motocicleta y después de varios días de estar internada en una clínica de Santa Marta, falleció, al parecer, debido a los múltiples golpes sufridos en el accidente de tránsito.

Además del sufrimiento causado por la pérdida de su ser querido, los familiares vivieron momentos  de angustia porque no había una sola entidad que se hiciese cargo de la inspección del cadáver. Esas diligencias debían ser llevadas a cabo por el laboratorio móvil de criminalística de la Policía de Tránsito. Sin embargo, al no tener convenio vigente con la Alcaldía distrital, se queda sin facultades para cumplir con sus responsabilidades.

Pese a que ese día estaba de turno el personal de criminalística del CTI de la Fiscalía, este tampoco asumió la inspección. En últimas instancias, fue el laboratorio móvil de criminalística de la Policía quien se apersonó del caso, aunque no era de su competencia.

Por estas y otras situaciones, los habitantes de Santa Marta están desorientados y desconocen quién o quiénes tienen a cargo las funciones de tránsito y cómo se manejan las leyes sancionatorias.

¿QUIÉN ESTÁ A CARGO DEL TRÁNSITO?

La Policía de Tránsito y Transporte a través de un convenio con la Administración Distrital ha sido la encargada de manejar -durante muchos  años-  la regulación y control de la movilidad en Santa Marta. El 31 de diciembre de 2017 venció el acuerdo, por lo que los uniformados adscritos a la Seccional de Tránsito no tendrían competencia para expedir comparendos ni ejercer control en el perímetro urbano.

Sin embargo, a mediados de diciembre, la alcaldesa (e) Jimena Abril de Angelis, presentó a la comunidad samaria a 15 agentes de tránsito y aseguró, que “llegaron para reforzar la movilidad en la ciudad y a hacer equipo con la Policía que hoy nos está regulando. Estos agentes tienen un compromiso muy grande con el Distrito, por eso en el mes de febrero haremos la evaluación de su trabajo”.

FUNCIONES DE LA POLICÍA Y LOS AGENTES AZULES

El artículo 7° del Código Nacional de Tránsito señala, que “las autoridades de tránsito velarán por la seguridad de las personas y las cosas en la vía pública y privadas abiertas al público. Sus funciones serán de carácter regulatorio y sancionatorio y sus acciones deben ser orientadas a la prevención y la asistencia técnica y humana a los usuarios de las vías”.

Así mismo en el parágrafo 1° resalta, que “la Policía Nacional con los servicios especializados de Policía de Carreteras y Policía Urbana de Tránsito contribuirá con la misión de brindar seguridad y tranquilidad a los usuarios de la Red Vial Nacional”.

El director de Tránsito del Distrito, Ernesto Castro, explicó, que los agentes nuevos se encargan de la regulación, accidentalidad y el control en la movilidad. “Una de las principales quejas que teníamos era que en horas ‘pico’ no veíamos presencia del personal haciendo control y regulación. Este equipo llega a sumarse a la Policía para realizar estas labores y de igual manera, se le van entregando facultades gradualmente para que impartan las sanciones”.

LOS HORARIOS Y UBICACIÓN

De acuerdo con la información suministrada por el Director de Tránsito, los agentes azules al igual que la Policía programan turnos para hacer presencia en la ciudad las 24 horas. “Nosotros queremos cubrir la ciudad 24/7; hay rotación de turnos, hay equipo que trabaja una jornada en accidentalidad, otro en regulación y así sucesivamente. La idea es que permanezcan en las calles durante el día y la noche”.

Al cierre de esta edición, OPINIÓN CARIBE conoció que los policías de tránsito refuerzan los planes de control en Ciénaga y ejercen sus funciones en las vías nacionales en la jurisdicción de la Metropolitana de Santa Marta. Es decir, permanecen en el sector de La Lucha, la Troncal del Caribe que comunica al departamento del Magdalena con La Guajira (hasta el peaje de Neguanje) y el Atlántico (hasta el puente Laureano Gómez).

Los agentes azules, según el Distrito, están distribuidos por toda la ciudad. “Ellos no tienen un punto específico. Es control y regulación y los verán rotando. Todos los días, al finalizar la jornada, se hacen reuniones para definir la operatividad para atender y prevenir contratiempos.  Además,  a los requerimientos que puedan darse, se les va trazando la línea y ellos se van moviendo cuando se le considere necesario”.

TALLERES DE FORMACIÓN

La norma establece que quienes ejerzan las funciones de tránsito deben estar certificados.  “Los directores de los organismos de tránsito deberán acreditar formación profesional o experiencia de dos años o en su defecto, estudios de diplomado o posgrado en la materia. El Gobierno Nacional reglamentará la formación técnica, tecnológica o profesional que deberá acreditarse para ser funcionario o autoridad de tránsito”.

Además, la Ley afirma, que “los cuerpos especializados de Policía de Tránsito urbano y Policía de Carreteras de la Policía Nacional y los cuerpos especializados de agentes de policía de tránsito dependientes de los organismos de tránsito departamental, metropolitano, distrital y municipal, deberán acreditar formación técnica o tecnológica en la materia”.

El funcionario sostuvo, que “ninguna persona que no cumpla con este perfil puede vincularse al oficio de agentes de tránsito. Muchos nos están diciendo que quieren ser parte del equipo, pero cuando vemos el perfil nos damos cuenta de que no cumplen con los requisitos de Ley los cuales deben acatarse sí o sí”.

¿CUÁNTO LE CUESTA AL DISTRITO?

El Código Nacional de Tránsito señala,, que “los organismos de tránsito podrán firmar contratos y/o convenios con los cuerpos especializados de policía urbana de tránsito mediante contrato especial pagado por los distritos, municipios y departamentos y celebrado con la Dirección General de la Policía. Estos contratos podrán ser temporales o permanentes, con la facultad para la policía de cambiar a sus integrantes por las causales establecidas en el reglamento interno de la institución policial”.

OPINIÓN CARIBE conoció, que el convenio celebrado entre el Distrito y la Dirección General de la Policía durante el 2017 fue de 520 millones de pesos. También supo, que estos recursos son manejados por la Administración Distrital y se destinan a la adquisición de vehículos y/o equipos que requiera la seccional de tránsito para la prestación de un servicio óptimo.

Por otra parte, al consultar al jefe de la Cartera de Movilidad sobre la cifra invertida por el Distrito para la creación del Cuerpo de Agentes de Tránsito, este agregó, que “no se celebró ningún convenio, sino que es el resultado de un proyecto de modernización institucional liderado por el alcalde Rafael Martínez. En este proceso la Consultoría que fue contratada nos entrega el soporte de que la ciudad requiere una cantidad de agentes propios para el control y regulación. Esto va dentro del grueso contrato que no me sé el monto, por eso no te podría decir lo definido para el estudio o convenio de agentes de tránsito”.

NO SE SABE CUÁNTO GANAN

Además de no precisar el valor destinado para la creación de los agentes de tránsito, el secretario Ernesto Castro tampoco reveló el monto del salario que devengan los ‘azules’, y afirmó, “eso me lo reservo”.

Los 15 agentes son empleados de planta, adscritos a la nómina de funcionarios de la Alcaldía de Santa Marta y a la Secretaría de Movilidad. “En este momento todos tienen un sueldo fijo, porque es un equipo de control y regulación; los únicos que tienen sueldos diferentes son dos personas que coordinan al equipo”, acotó el funcionario.

“LA POLICÍA SIGUE EN SUS LABORES”

El funcionario distrital manifestó, que “la policía continúa con su labor de tránsito; ellos son la autoridad en materia sancionatoria en Santa Marta para todos los procedimientos de alcoholemia, parrilleros hombres y demás infracciones”.

Al preguntarle si continuaban ejerciendo funciones pese a no estar vigente el convenio, el Secretario explicó, que “la Policía siempre las va a atender por su objetivo misional y siempre tendrá la facultad. Sin embargo, nosotros somos muy serios en nuestros compromisos y la Policía de Tránsito en el 2018 también tiene su convenio. Trabajamos en el esquema de prórroga del convenio 2017, debido a que estamos en Ley de Garantías y nosotros somos un Gobierno transparente y no vamos a hacer ninguna contratación, ni ningún convenio por fuera de la Ley”.

Sin embargo, OPINIÓN CARIBE pudo constatar que los Policías de Tránsito solo están ubicados en las vías nacionales y no están imponiendo comparendos ni ejerciendo control en el perímetro urbano de la capital del Magdalena.

¿A QUIÉN LLAMAR EN CASOS DE ACCIDENTES?

A través de la línea gratuita 123 de la Policía Nacional, la comunidad puede reportar cualquier situación que afecte su seguridad y los accidentes de tránsito para que sean atendidos por la especialidad competente. Según el Director de Tránsito, los agentes azules también tienen una línea habilitada, pero “no me la sé de memoria”.

Antes del 31 de diciembre, los accidentes de tránsito eran atendidos por funcionarios de la Policía. Sin embargo, al no existir ningún convenio, estos deben ser atendidos por los agentes de tránsito azules.

El Jefe de la cartera de movilidad explicó, que “los casos de accidentes los manejamos junto con la Policía; nos acercamos al punto, se levanta toda la información que de Ley se requiere y así es como se lleva a cabo el proceso completo. El agente azul va de la mano con la policía para atender emergencias por accidentalidad”.

No obstante, una fuente extraoficial afirmó, que no es cierto que los accidentes se atiendan de forma mancomunada con las autoridades por la falta del convenio.

FOTOMULTAS SIGUEN VIGENTES

La imposición de multas a través de cámaras sigue vigente en el Distrito. Así lo confirmó el funcionario del orden Distrital, quien añadió, que estas sanciones las maneja una concesión independiente de los agentes. “Las cámaras siguen funcionando en la ciudad, pero debo resaltar que han disminuido mucho las quejas por las fotomultas. Hemos hecho un análisis, y años atrás había marchas y manifestaciones por inconformismos de la ciudadanía. Pero hemos sacado un acto administrativo en el cual se les exonera a las personas de los intereses; se les reabren los procesos y ahora pueden pagar la mitad del comparendo. La queja no era por la multa, sino que cuando iban a hacer un traspaso era que se enteraban qué  tenían deudas”.

Llama la atención, que el proceso de validación de las multas es adelantado por un inspector y un Policía de Tránsito. Al no tener convenio, ¿es legal que siga firmando fotomultas? Sobre esto, el secretario indicó, que “la Policía sigue haciendo las labores de sanción en la ciudad. Ninguna otra autoridad en este momento ejerce poder sancionatorio. Si una fotomulta no lleva una firma de un Policía de Tránsito, no es válida. Estamos trabajando desde el convenio de prórroga 2017”.

Entonces, si existe una prórroga en la que se basa la concesión para que un uniformado siga firmando las fotomultas, ¿por qué no sirve también para que los policías apliquen sanciones en la ciudad?

Si se renueva el convenio con la Policía o si solo quedan laborando los agentes azules, es decisión de la Alcaldía de Santa Marta. Lo que preocupa en estos momentos es que, al parecer, el control del tránsito está a la deriva y los ciudadanos, vulnerables a la violación de sus derechos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *