Connect with us

Edición impresa

Los Informales

Avatar

Published

on

Santa Marta tiene ventajas que la ubican en lo más alto del podio turístico, sin embargo, esta ciudad vive en una constante lucha contra la informalidad.

 

Daniela Pirela Wisman

La capital del departamento del Magdalena integra en su patrimonio natural el mar, las bahías, las ciénagas, espejos de agua, grandes ríos y escorrentías de variados caudales, altas montañas próximas al litoral, bosques tropicales y playas vírgenes. Su ubicación frente al mar Caribe, la profundidad y seguridad de su bahía, permiten que Santa Marta sea considerada en la actualidad como uno de los puertos colombianos más importantes, además de su clima.

Quienes llegan a esta ciudad buscan espacios para relajarse y disfrutar de la gastronomía marina que pueden encontrar en muchos restaurantes ubicados, ya sea cerca del mar o en centros comerciales, calles principales, en el Centro Histórico, entre otros. La cantidad de demanda por parte de los comensales, especialmente en época de vacaciones o temporadas altas, lleva a que trabajadores samarios busquen alternativas para ganar dinero, como es el caso de los vendedores informales que trabajan en las distintas playas de Santa Marta: El Rodadero, Pozos Colorados, Bello Horizonte, Plenomar  y Taganga.

Las distintas ventas de alimentos preparados en las calles se han convertido en un medio de subsistencia para muchas familias colombianas, pero al mismo tiempo se volvió en un verdadero dolor de cabeza para las autoridades de salud y de los consumidores.

OPINIÓN CARIBE en su edición 237 dio a conocer los niveles de pobreza de Santa Marta, en relación con la investigación ‘La pobreza en Santa Marta: los estragos del bien’, desarrollada por el economista Adolfo Meisel Roca y la investigadora del Centro de Estudios Regionales, Ceer, Diana Carolina Riciulli, donde muestra a la informalidad como uno de los mayores factores de pobreza en Santa Marta.

La pobreza en la ciudad se concentra en los cinturones de miseria, en las faldas de los cerros aledaños y en algunas zonas del perímetro urbano. En estos sectores la pobreza coincide con la informalidad (algunos de los barrios con más miseria son ‘María Cecilia’, Cerro de las Tres Cruces y La Paz), y el nivel educativo de la población es bajo; sitios en los que se encuentran los principales retos de la ciudad, puesto que ocupa los últimos lugares en indicadores de calidad educativa. Estos resultados revelan prioridades de inversión en cuatro aspectos: educación, vivienda, acueducto y alcantarillado y empleo.

Siendo este último uno de los más destacados debido a que la informalidad en la ciudad crece a pasos agigantados con la llegada masiva de venezolanos y desplazados de otras partes de Colombia, quienes por la demanda turística de Santa Marta se ingenian distintas actividades para generar ingresos y satisfacer las necesidades de sus familias. “La informalidad nos tiene atrapados en la improductividad”, así lo precisó el director ejecutivo del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, por Colombia y Perú, Sergio Díaz-Granados Guida.

 

PROBLEMÁTICA COYUNTURAL

En los últimos días en Santa Marta se escucha hablar de la informalidad, y de aquellas personas que les ofrecen comidas a precios elevados a los turistas que llegan a descansar en las playas de la ciudad. Situación que, de acuerdo con Elías George, director ejecutivo del Fondo de Promoción Turística de Santa Marta, no es para nada nuevo en la ciudad y que, si bien es el boom del momento, es una problemática que ha crecido como una bola de nieve por la falta de autoridad y de medidas contundentes que ayuden a mitigar la informalidad que tanto daño le hace al sector turístico y la ciudadanía en general.

Ante la falta de una política eficiente de espacio público y generación de empleo formal en la capital del Magdalena, ciudadanos locales y venezolanos se disputan las calles para armar sus negocios improvisados, situación que sucede en las zonas turísticas y en las que no lo son también. La falta de oportunidades laborales dignas empuja a las personas a buscar en las ventas informales, ya sean de carácter estacionario a ambulante, un medio para subsistir.

En los últimos días, se han intensificado operativos en la zona turística de El Rodadero y el Corredor Turístico Sur, la Unidad Defensora del Espacio Público, Udep, informó que fueron retiradas casetas en las funcionaban ventas informales de comida que estaban ocupando el espacio común en las zonas de playas, un trabajo articulado con planes y operativos para evitar que se continúen presentando abusos contra los turistas y así se afecte la imagen de Santa Marta y lo que en esta se ofrece en materia turística.

Para estas personas cualquier espacio público es un lugar para su puesto de trabajo, lo importante es salir a producir ingresos, ya sea en las esquinas, semáforos o cualquier zona transitada. La economía informal es un renglón en crecimiento, sobre todo en una ciudad como Santa Marta, donde no existe una política encaminada a la creación de empleos y que no dispone de una zona para la ubicación de los comerciantes informales. La capital del Magdalena luce como una ciudad tomada por la informalidad.

 

CONTROLES

El distrito de Santa Marta viene realizando controles a la distribución y venta de alimentos, con el fin de garantizar el orden en las playas, evitar la ocupación ilegal del espacio público y posicionar a la ciudad como un destino de calidad. “Es importante que los propios y visitantes sepan que el Gobierno Distrital viene ejerciendo un control permanente a todas las actividades que se desarrollan aquí en la zona de El Rodadero, estamos haciéndoles controles permanentes a la distribución y venta de alimentos, control a presencia de personas que tiene un estatus irregular de permanencia en el país y control y vigilancia permanente a todas las actividades comerciales”, así lo afirmó Adolfo Bula Ramírez, secretario de Gobierno Distrital.

El funcionario también agregó, que la Secretaría de Gobierno en compañía de la Unidad Defensora del Espacio Público, Udep, ha realizado 560 controles de manera permanente para evitar que se cometan delitos, atropellos y arbitrariedades contra los turistas que llegan a la ciudad.

Por directrices del alcalde Rafael Martínez se realizó una visita especial y se desplegó un operativo en el sector de El Rodadero luego de conocerse la denuncia ciudadana en la que al perecer un restaurante estaría ofreciendo servicios con precios exorbitantes. “Visitamos al establecimiento de razón social ‘Delicias del Mar’ para identificar si tenía alguna relación con las personas que estaban estafando a los turistas, pudimos verificar que cuenta con toda la documentación y que al parecer personas inescrupulosas que se dedican a la comercialización de alimentos de forma ilegal, estarían utilizando el nombre de restaurantes reconocidos para expender almuerzos en el sector de la playa, aunque  no se puede descartar que haya una red de intermediarios que ofrezcan los servicios.

Nosotros tenemos que seguir insistiendo y desarrollando los operativos de vigilancia y control para que no se presente esta actividad ilegal que es desarrollada por distintas personas y actores en las áreas del microterritorio de El Rodadero”, afirmó Bula.

Cualquier espacio público es un lugar para su puesto
de trabajo, lo importante es salir a producir ingresos.

Por su parte, el secretario de Salud, Julio Salas, precisó, que “atendiendo a la queja, Salud Distrital participó en el operativo, encontramos contaminación cruzada, presencia de vectores en la cocina y no cumplimiento con las normas mínimas de sanidad de desinfección.

Ante esto procedimos al cierre temporal del establecimiento el cual debe presentar su plan de mejoramiento para hacerle seguimiento y determinar si se continúa con la medida o si se levanta. Hasta ahora se tomó la decisión de clausura temporal, este procedimiento durará dependiendo de la agilidad con la que los dueños del establecimiento solventen las irregularidades detectadas y que la Secretaria de Salud haga el seguimiento siempre y cuando se cumpla con mejorar lo encontrado. Las medidas van desde cierre temporal, hasta cierre definitivo”.

Iván Calderón Quintero, gerente de Pro-Rodadero, habló sobre los riesgos de comer en la playa, alimentos de mar preparados por establecimientos informales. Ante esto, OPINIÓN CARIBE pudo notar que todas las denuncias van encaminadas únicamente al tema de los costos de platos fuertes o almuerzos, pero ¿dónde quedan los vendedores de ceviches, cócteles, mango o raspaos?

Al igual que los precios hacen daño en el bolsillo, las intoxicaciones por ingerir alimentos mal conservados generan graves afectaciones a la salud, en especial, los mariscos, puesto que, en ocasiones, el descuido de la cadena de frío de estos productos deriva en daños en la salud. Estos tienen la probabilidad de contener parásitos o bacterias, los que sólo son eliminados al ser sometidos a cocción a una temperatura adecuada.

Los mariscos pueden estar contaminados por el vibrión parahemolítico, una bacteria imposible de detectar antes del consumo y que tiene la capacidad de vivir en el sistema digestivo de los mariscos o incluso en el ambiente libre. Esta bacteria produce un cuadro gastroentérico violento caracterizado por síntomas tales como diarrea, cólicos abdominales, náuseas, vómitos, dolores de cabeza y fiebre.

 

RETOS DEL GOBIERNO

Con frecuencia la venta ambulante se menosprecia y considera una actividad indeseable realizada por infractores, que afecta al uso del espacio público. Por lo general, los vendedores ambulantes son perseguidos, viven en la incertidumbre y trabajan en condiciones deficientes bajo el sol, con escaso acceso a la infraestructura. Se enfrentan a la intolerancia de uniformados policiales, quienes con agresiones intentan darles un escarmiento y ‘enseñarles’ que lo que hacen está mal, es ilegal e indebido.

La venta ambulante se menosprecia
y considera indeseable realizada
por infractores, que afecta al uso
del espacio público.

Las actividades informales son una fuente importante de empleo en la región. Sin embargo, hay controversia sobre la interpretación de este fenómeno y sus consecuencias, hay quienes afirman que su existencia obedece a la insuficiencia dinámica de la economía y representa una estrategia de sobrevivencia, y como tal, un refugio involuntario de los pobres. Otros sostienen que su origen se halla en las alteraciones del mercado de trabajo causadas por las regulaciones que impone el Estado, y miran la actividad informal como una alternativa favorable de trabajo que puede generar ingresos mayores que muchos trabajos asalariados.

En Santa Marta no son integrantes del sector informal únicamente los vendedores ambulantes de las playas, también lo son mototaxistas, guías turísticos, los cuales no reciben una formación, masajistas, vendedores de tintos, entre otros artículos. La mayor parte de la población pobre pertenece al sector informal de la economía, pero ello, no significa que todos los trabajadores informales sean pobres, de acuerdo con Iván Calderón, presidente Pro-Rodadero, detrás de muchos trabajadores informales, hay grandes empresarios informales. Aquellos que, son dueños de los elementos necesarios para trabajar, como carros para transportar comidas, carretillas, termos de tinto. Implementos que son alquilados a quienes recorren las calles y zonas turísticas vendiendo y luego dividen el producido.

Asimismo, el Presidente de Pro-Rodadero señala, que detrás de la informalidad está la subinformalidad. Aquellas personas que dependen de los informales, son quienes satisfacen sus necesidades alimentarias. “La informalidad es una selva donde se ve la ley del más fuerte, y en El Rodadero se puede observar. Hay empresas reconocidas que fomentan la informalidad, en los semáforos se  ofrecen bebidas de manera informal, pero los expendedores están uniformados,  es una informalidad disfrazada.

Hay empresarios informales que tienen 10 carretas de ventas de arepas, están los rebuscadores profesionales, los ocasionales, los hippies, los wayúu; y los cuasi formales que tienen un local, pero no cumplen reglas. La informalidad es el peor de los escenarios para el progreso de una ciudad y un país, y esta se combate con más formalidad, pero esto implica conciencia ciudadana, y la unión entre los entes territoriales y el Gobierno Nacional, Santa Marta tiene unos índices altos por ser receptora de inmigrantes”.

Se debe educar al turista, si se comienza a mostrar que en Santa Marta solo se ofrece calidad, llegará un turismo de calidad también, con conciencia, no un turista depredador como el que en muchas ocasiones arriba a la ciudad. El turismo debe ser responsable y sostenible se deben crear proyectos de emprendimiento para combatir a los informales, si el turista se acostumbra a consumir lo formal, los negocios constituidos van a necesitar mano de obra y si se forman los informales pueden hacer parte de estos procesos. “Hace aproximadamente 7 años que no se entregan carnés a nadie para ventas informales, ya el pecado estaba muy grande. Hay 1.374 vendedores de confianza legítima censados por la Secretaría de Gobierno en Santa Marta”, señaló Iván Calderón.

El Gobierno Distrital tiene el reto de ir fortaleciendo la oferta laboral en la ciudad, y como lo explica Fidel Vargas, comunicador social, conocedor de temas turísticos en la ciudad, si se quiere proyectar a Santa Marta como destino turístico por excelencia, se debe formar a los informales, ya que este sector tiene una gran demanda por la cantidad de turistas.

FORMAR A LA INFORMALIDAD

De acuerdo con Fidel Vargas, “se debe pensar en que los informales son personas que tienen familias por las cuales deben responder. Personas que tienen que pensar en sus casas, escuelas, vestido, servicios públicos, gastos que cada uno de nosotros tiene en su día a día. Invito a la Alcaldía de Santa Marta a trabar en conjunto en un proyecto que busque formar a las personas, y uno de los mejores entes para formar es el Sena regional Magdalena, aquí se aprenden oficios.

Una persona tiene la posibilidad de estudiar una carrera técnica o tecnológica, y esto les abre las puertas a las personas en los trabajos formales. Cuando los jóvenes terminan bachillerato, se debería entrar a revisar qué van a hacer los estudiantes después, qué metas y propósitos tienen, quizás no todos tienen acceso a la universidad pública o privada, por eso un ente competente es el Sena. Aquí pueden estudiar inglés, guianza turística profesional, proyectos que puede liderar la Alcaldía, con apoyo de la Gobernación”.

Al igual que los precios hacen daño en el bolsillo, las intoxicaciones por
ingerir alimentos mal conservados generan afectaciones a la salud.

En la actualidad, se está atacando a los vendedores y restaurantes informales, porque los establecimientos que están formalmente constituidos no están recibiendo turistas, porque estos se están quedando con la compra de algo más económico, puesto que no pagan arriendo, servicios públicos y demás impuestos.

“La playa es un sitio de descanso, no se pueden vender alimentos. La Alcaldía debe trabajar de la mano con la Dimar para que esto funcione, para que la playa sea un espacio tranquilo, y detrás deben estar los restaurantes. Formar a las personas es lo más importante, se debe entrar a los colegios, si esta es una ciudad turística, estos deben estar aliados con la técnica de turismo que brinda el Sena”, señaló el conocedor de turismo.

Víctor Armenta, director del Sena Regional Magdalena, puntualizó, que en los temas de turismo con la Gobernación del Departamento han realizado mesas de trabajo con el fin de crear lazos para formación turística, tal es el caso de guías turísticos, servicio al cliente, mesa y bar, y distintos campos educativos que influyen positivamente en el crecimiento y fortalecimiento del turismo en Santa Marta y el Magdalena en general.

De igual forma, añadió, que, “las personas deben ser formadas, que conozcan otras alternativas de trabajo, si solo conocen la informalidad piensan que no hay más posibilidades. Si se forman pueden aprovechar todas las posibilidades que les da el Estado para crear empresa y trabajar formalmente”.

 

FORTALECER LA FORMALIDAD TURÍSTICA

El Gobierno Distrital exhortó a los turistas a consumir en establecimientos legalmente constituidos y autorizados. Shadia Olarte Pinzón, directora del Instituto Distrital de Turismo, Indetur, extendió la invitación a los turistas y visitantes a consumir y utilizar todos los establecimientos legalmente constituidos, que estén autorizados y cumplan con los requisitos para su funcionamiento y expendio de alimentos.

Shadia Olarte

La sugerencia la hizo la funcionaria tras la denuncia formulada sobre la especulación en los precios de algunos alimentos. “Desde el año pasado hemos venido trabajando fuertemente sobre este tema. Emitimos con la Secretaría de Gobierno, una circular de precios sobre la implementación de las tarifas en transporte, bebidas, servicios, alimentos, masajes y alimentos, en sitios visibles. También hemos muchas jornadas de capacitación conjunto al Programa Santa Marta + Formal + Competitiva», señaló Olarte.

La Directora de Indetur manifestó, que a los turistas se les ha motivado a que no deben consumir alimentos en la playa. “Cualquier desecho que quede en la arena puede fomentar focos bacteriales, que terminan por generar suciedad y hasta enfermedades por el consumo de comestibles. Sabemos que puede ser muy agradable comer en el mar frente a la playa, pero también trabajamos para explicarle al visitante que no debe hacerlo”.

‘Delicias del Mar’ establecimiento que fue sellado, no se puede descartar que haya una red de intermediarios con precios elevados.

Olarte recordó la serie de operativos relacionados con el control y manipulación de alimentos. “Ejercer las buenas prácticas en los turistas nos inspira formalidad y la no práctica en este sentido, causa informalidad y a su vez, se presta para lo que se dice popularmente, se presente ‘el tumbe’”. La funcionaria reiteró, sobre el llamado que la Administración Distrital hace a los turistas, “el no consumo y compra de alimentos en sitios que no tengan formalidad o que no posean los requisitos legales para el expendio de comestibles, así como no ingerir comidas en la playa”.

El alcalde Rafael Alejandro Martínez se reunió con comerciantes de la zona sur de Santa Marta, con el fin de tratar temas que afectan el comercio. “La ciudad ha venido en un libertinaje absoluto, casi que todo el mundo quiere hacer lo que le da la gana, los que conducen quieren parquear donde les parece, el que va a construir lo hace sin considerar que tiene que tener una licencia de Planeación y de Curaduría, pero en medio de todo eso ver que nosotros tenemos una tarea y es reorganizar la ciudad, llevar la ciudad al orden”.

Asimismo, precisa, que quiere dejarle sembrada la semilla que hacia adelante y hacia el futuro, como tiene que ser, se debe trabajar en equipo para seguir ordenando la ciudad, esa es una zona bastante compleja y desorganizada, pero llevarlo al orden no es a la fuerza, es entre todos. Entre más autoridad se gane, entre más orden se gane, entre más formalización se gane, se gana también en más seguridad y en convivencia, se gana en clientes. El burgomaestre fue enfático en el compromiso de iniciar un ciclo de formación y formalización que les permita crecer a los comerciantes y a la ciudad, lo anterior se hará en el marco del programa ‘Incuba Santa Marta’.

Aura Carolina García

“El objeto del programa ‘Incuba’ es un acompañamiento mediante asesorías capacitaciones, para que conozcan de primera mano que debe tener un establecimiento de comercio para funcionar dentro de la formalidad”, afirmó la secretaria de Desarrollo Económico y Competitividad, Aura Carolina García.

Por otro lado, el coronel Gustavo Berdugo, comandante de la Policía Metropolitana, indicó, que los esfuerzos de la entidad están direccionados a construir una mejor ciudad e invitó a unirse a este esfuerzo y entre todos trabajar para lograrlo. “Todos estamos trabajando para construir una mejor ciudad, esto lleva a que Santa Marta cada día tiene un mayor flujo de habitantes, ya no es la misma urbe pequeña, sino una capital donde ya tenemos un desarrollo en proceso y eso implica que todos debemos aportar, no esperar que una parte sea la que haga el trabajo, aquí el esfuerzo es de todos”.

Otro tema importante para los comerciantes del sector sur de la ciudad, es el de la expedición del certificado de uso del suelo, para lo cual el secretario de Planeación, Francisco García, aclaró, que “a veces parece como si la expedición de los usos del suelo fuera un capricho de un funcionario de la Alcaldía y lo que hemos hecho nosotros todo lo contrario, hemos hecho un esfuerzo grande ajustado a la norma, no nos permitimos ni siquiera  interpretar lo que dice el documento maestro que es el Plan de Ordenamiento Territorial, garantizamos trasparencia en la expedición del certificado”.

 

VENTAS INFORMALES, UNA PREOCUPACIÓN

Paola Narváez, representante de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica, señaló, que “desde el gremio rechazamos todos los abusos a los turistas, que generan una mala experiencia a los visitantes. Todos estos establecimientos no cumplen con los requisitos legales, afectado así la imagen del destino. Desde el sector formal seguiremos trabajando por brindar el mejor servicio y aunando esfuerzos por combatir la competencia desleal de las ventas informales, que ponen en riesgo a los consumidores y debilita nuestras proyecciones.

Las actividades
informales son una
fuente importante
de empleo en
la región.

Desafortunadamente la informalidad es un problema que vivimos desde hace muchos años y que últimamente se está potencializando. Como sector formal nosotros nos vemos directamente afectados. Desde Acodres queremos trabajar para fortalecer a la informalidad”.

Omar García Silva, presidente ejecutivo de Cotelco, puntualizó, que “los turistas que se hospedan en nuestros hoteles a diario nos comentan sobre los abusos en los precios. Por ello,  las campañas de Indetur se hacen con el objetivo de sensibilizar sobre las tarifas de los servicios turísticos. Además, es importante combatir la ilegalidad que tanto daño les hace a los establecimientos formales y pedirle a los turistas que apoyen lo legal”.

De igual forma, el Presidente de Cotelco manifestó, que se está trabajando para convertir a Santa Marta en un destino de calidad, pero que infortunadamente hay un grupo de personas que quieren aprovecharse del turismo, y ven al turista como una vaca lechera al que se le ordeña dinero, con lo cual se afecta la imagen y seguridad del destino.

De igual manera, Rosa Delia Rueda, representante de Undeco manifestó, que “los  tenderos y comerciantes de Santa Marta,  estamos altamente preocupados por el gran crecimiento de las ventas informales sin control, evidenciado en los últimos meses, lo que ha afectado no solo la llegada de grandes plataformas, sino que restringe las ventas impuestas por el gobierno por la ola de informalidad y proliferación de carretilleros en las calles, ya que muchos se estacionan frente a los negocios desde las 6 a.m. hasta altas horas de la tarde.

El comercio formal se ve afacetado cada día más, con pérdidas de capital por los altos costos y las bajas ventas, viéndose obligados a reducir sus números de empleados y hasta el cierre de comercios y empresas formales que sí aportan recursos al Distrito.

“Los empresarios y comerciantes dinamizan la economía de la ciudad, y están en desventaja competitiva por ser los primeros que están sujetos a aceptar reglas predeterminadas y que tienen el peso de toda la carga impositiva legal,  y en cambio, la economía informal,  si bien es cierto que resuelve un problema puntual de una minoría en particular en el corto plazo, perjudica  notablemente al comerciante legal y obviamente al Distrito, ya que al no pagar sus impuestos, que idealmente  están destinados para contribuir por el bien común, paraliza o aletarga el desarrollo económico colectivo, la institucionalización de las empresas y por ende, el  progreso o crecimiento de nuestra ciudad.

Por todo lo anterior, conminamos, solicitamos, exigimos de manera respetuosa, pero también enérgica como representantes de los empresarios y comerciantes, sector importante de la ciudad, a tomar los correctivos necesarios y buscar las posibles soluciones y reformas que colaboren a terminar con este tipo de comercio que perjudica seriamente a todos”, señaló la representante de Undeco Santa Marta.

Elías George González, director ejecutivo del Fondo de Promoción Turística de Santa Marta, precisó, que “hace más de 20 años se viene presentando la informalidad, quienes nos dedicamos a esto vemos con preocupación que nadie quiere aplicarle el remedio a la informalidad. Y el remedio es formalizando a la informalidad y eso se logra a través de la autoridad y la persuasión sin agresión. Se deben reglamentar todas las actividades.

La mala calidad de un producto que se ofrece atrae al consumidor de ese deterioro de la calidad, es decir que, si tú ofreces basura, vienen a Santa Marta los turistas recicladores. Pero si se ofrece categoría, calidad, comodidad y otras ofertas con unos niveles de competitividad altos, tienes derecho a seleccionar por inercia a los turistas de alto nivel”.

La informalidad representa una opción de fuente de ingresos ante la falta de oportunidades que tienen las personas de obtener un empleo en el sector formal. El desempleo es la principal causa de esta situación, además de factores sociodemográficos, tales como el nivel educativo y el género. Ante la falta de capacidad del sector formal de absorber toda la mano de obra disponible, la informalidad ha significado para cierto grupo de la población la salida de escape para la generación de ingresos.

Los empleos informales se caracterizan por ser de baja calidad e ingresos, y se agrega a esto la inestabilidad económica que crean en el individuo por no recibir un salario justo y fijo para atender sus necesidades primarias. Esto indudablemente afecta las condiciones de vida de la población y desencadena un ciclo de pobreza y exclusión social.

Por lo anterior, es necesario identificar aquellos factores que inciden en que una persona pertenezca al sector informal, de manera que sean contrarrestados, y se propicien las posibilidades de ingresar al sector formal, a partir de estrategias que incrementen la capacidad de este último sector de emplear un mayor número de personas, este debe ser un trabajo en conjunto con distintos actores distritales y departamentales, que busquen implementar medidas que ayuden a disminuir la informalidad que no solo se evidencia en el sector turístico de la ciudad.

 

DECRETO 376 DEL 4 DE DICIEMBRE DE 2015

Este es un documento de 15 páginas firmado por el exalcalde Carlos Eduardo Caicedo, que reglamenta el uso de las playas de Distrito que tienen vocación turística y que buscaba impactar de manera inmediata en El Rodadero y Playa Blanca y, gradualmente, en Bello Horizonte, Playa Salguero, Don Jaca, Aeropuerto, la bahía de Santa Marta y Los Cocos.

Además, regular la utilización comercial y turística de estos espacios y el establecimiento de horarios para su disfrute. El Decreto pretende tener un alcance más interesante, y es el de minimizar los impactos ambientales que la actividad turística, las basuras e incluso, el constante pisar de los bañistas puedan tener sobre la arena. Una medida que ha caído bien en varios sectores cuya actividad económica depende de las playas.

 

VENTAJAS DE LA FORMALIDAD

Hacer parte de la formalidad tiene algunas ventajas, desde la Cámara de Comercio se señalan las siguientes:

– Recibir acompañamiento de la Cámara de Comercio en su proceso de formalización con un amplio portafolio de oportunidades para seguir fortaleciendo su empresa.

– Tener la posibilidad de convertirse en contratista del Estado.

– Recibir asesoría en los pasos clave para ser un proveedor exitoso y ser proveedor de empresas más grandes.

– Acceder a mejores oportunidades de financiación para la empresa.

– Puede ser beneficiario o presentarse a los programas de fortalecimiento empresarial.

– Hacer parte del programa Compre Colombiano y acceder a otros servicios que el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y Propaís tienen para los micros y pequeños empresarios formales.

– Al formalizar su trabajo, su seguridad social mejora.

– El IVA que su empresa factura, puede ser descontado.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply