Connect with us

Sin categoría

Los niños tailandeses rescatados inician una ceremonia para convertirse en monjes budistas

Avatar

Published

on

Los niños y su entrenador de fútbol rescatados en una cueva del norte de Tailandia han iniciado este martes las ceremonias para convertirse en monjes budistas, excepto uno de los niños que es cristiano y no ha participado. Los 11 niños y su entrenador se han unido a los bonzos del templo Phra That Doi Wao, en la norteña provincia de Chiang Rai, para realizar una serie de retos y ofrendas espirituales que continúa con los ritos de purificación, en los que se afeita el pelo de los futuros monjes.

Los niños tailandeses rescatados inician una ceremonia para convertirse en monjes budistas 1

UN TEMPLO BUDISTA DEL DISTRITO MAE SAI EN LA PROVINCIA DE CHIANG RAI | FOTO: SAKCHAI LALIT | AP

Los actos terminarán este miércoles en otro recinto religioso de la región, donde permanecerán hasta el 3 de agosto, ha informado en un comunicado el Gobierno provincial. Las familias de los rescatados prometieron que los niños entrarían en el monacato después del rescate para agradecer su regreso y para homenajear al buzo que perdió la vida en las tareas de rescate, Samar Kunan. El Gobierno tailandés había recomendado al grupo que volviera a su vida normal y que evitara convertirse en el centro de los medios de comunicación.

El entrenador, Ekapol Chanthawong, que había vivido como un budista aprendiz durante una década, también se convertirá en monje, según The Guardian. Los niños sobrevivieron bebiendo el agua que se filtraba por las paredes de la cueva, de acuerdo con el relato de las víctimas, y Chanthawong ayudó a tranquilizar a los niños por medio de la meditación.

Las operaciones de salvamento de los niños, de entre 11 y 16 años, y su entrenador, de 26, levantaron una gran expectación en todo el mundo y han supuesto un motivo de orgullo nacional en Tailandia. El grupo entró en la cueva Tham Luang durante una excursión el sábado 23 de junio tras completar un entrenamiento de fútbol y unas intensas precipitaciones inundaron el camino de salida de la gruta. Los 13 estuvieron nueve días atrapados –el mismo tiempo que permanecerán en el templo– sin alimentos hasta que los encontraron a cuatro kilómetros de la entrada.

 

Efe

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply