Connect with us

Blog

Grave crisis de Electricaribe

Published

on

Por: Franklin Lozano, Represéntate a la Cámara.

El gobierno nacional, hasta el momento no ha afrontado el tema de manera integral ni mucho menos estructural, se tomó la decisión de intervenir Electricaribe hace 2 años, pero hasta el momento, lo más importante que se ha hecho es financiar el déficit mensual vía préstamos otorgados por el fondo empresarial de la Súper Intendencia Servicios Públicos, el cual se creó para las empresas intervenidas, también se habla de un COMPES desde hace más de 1 año, que se utilizaría para inversión y el tan anhelado recursos aún no ha llegado, el cual también es un préstamo, pero en ultimas, estas dos fuentes de recurso solo serían una solución paliativa que si bien ayudan a dilatar un posible apagón de la costa caribe, lejos están de convertirse en una solución que alejaría de manera definitiva el fantasma del apagón.

Hay que coger el toro por los cachos y el gobierno nacional adicionalmente, a facilitar préstamos, que son muy necesarios pero que aumentan los pasivos de Electricaribe, en cabeza del mismo Presidente de la Republica, debería comenzar a realizar una especie de rueda de negocios invitando a las empresas con mayor musculo financiero del mundo y por supuesto las más reconocidas en este sector, a que inviertan en este negocio, el cual en principios no se ve tan atractivo, pero que a futuro tiene muchas posibilidades de convertirse en un negocio rentable, pues la costa caribe produce el 15% del PIB nacional , consume el 25% de la energía que produce el país y tiene grandes expectativas de crecimiento.

Pero no es fácil conseguir una empresa que tenga que arrancar una operación con menos 3,5 billones de pesos, que es el pasivo total de Electricaribe y además que tenga que realizar inversiones de 700.000 millones de pesos durante cada uno de los próximos 10 años, para recuperar el rezago de las inversiones que no se hicieron en los últimos años y poder atender la demanda regional que se incrementa vertiginosamente, por eso el gobierno nacional, tiene que entender que este es un problema de enormes proporciones, que no solo afecta la costa caribe colombiana, sino que pone en riesgo la competitividad del país y a manera de inversión y no de préstamo, financiar un porcentaje de los más de 10 billones de pesos que se requieren para que la prestación del servicio de energía en la costa caribe sea rentable para cualquier empresa, que en ultimas lo que vendrían a hacer es a prestar un servicio para obtener una utilidad.

Otra alternativa no menos importante, es utilizar parte de los recursos del cargo por confiabilidad, que para este año ascienden a 3,7 billones de pesos y que los pagamos todos los colombianos en la factura de energía mes a mes, los cuales deben ser utilizados para aumentar la capacidad de generación de energía, ampliando o construyendo nuevas hidroeléctricas y térmicas y de esa manera supuestamente no tener problemas de apagón cada cuatro o cinco años cuando ocurra el fenómeno del niño, lo cual en la práctica no se ha hecho a cabalidad, como es sabido por ejemplo el caso de electo Candelaria que habiendo recibido más de 600.000 millones de pesos por concepto de este cargo, cuando se les fue a solicitad energía en el año 2.015 época en la que casi había un apagón generalizado en Colombia, la respuesta fue que no podían suministrar más energía, Adicionalmente estos recursos por tratarse de un negocio entre privados ( contribuyente- generadoras) no pueden ser auditado por los entes de control y en palabras de la misma Contraloría general de la Republica en el último informe de resultados de actualización especial de fiscalización sobre el manejo de estos recursos de fecha junio del 2.016 y en donde muchas de la generadoras del país, le cerraron la puerta en la cara a la contraloría, no dejándose auditar, dijeron que se están gastando los recursos para gastos de funcionamiento, operación y otras cosas que nada tiene que ver con la ampliación de la capacidad de generaciónde energía.

Lo que proponemos y ya lo hicimos en el proyecto de Ley -130 de 2.018 aprobado en primer debate en la comisión quinta de la Cámara de Representantes donde soy miembro y del cual soy ponente, es que de los 3,7 billones de pesos anuales que los ciudadanos entregamos por concepto de cargo por confiabilidad, se le asignen alrededor de 600.000 millones de pesos a cubrir parte de los gastos que generaría la inversión de infraestructura que requiere la costa caribe anualmente , se le asignen 1 billón a los subsidios de los estratos 1 y 2, los cuales están desfinanciados en el presupuesto nacional aprobado para el 2.019 y se destinen 2 billones de pesos para las generadoras, lo cual nos parece que es suficiente dinero, porque durante muchos años, era esa cifra con la que ellos garantizaban la energía en épocas de crisis o de fenómeno del niño.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply