Connect with us

Nación

Sigue el trabajo por el cuidado de las tortugas Caná y Carey

Avatar

Published

on

Con el arribo de tortugas Caná y Carey y la llegada de miles de turistas para su avistamiento, en el municipio de Acandí, Chocó, se fortalecen las acciones de sensibilización, educación ambiental y prevención para incentivar el cuidado y la protección de las especies en el territorio chocoano y el Santuario de Fauna Acandí, Playón y Playona.

Estas acciones son desarrolladas por Parques Nacionales Naturales de Colombia, los consejos comunitarios: Cocomanorte, Cocomaseco y Cocomasur; las alcaldías municipales de Acandí y de Necoclí, la FAO, la Policía Nacional, Codechocó, Acandí TV, la Fundación Tortugas del Mar y algunos prestadores de servicios ecoturísticos como hoteles, restaurantes, transporte marítimo y terrestre y guías. También se ha contado con el apoyo de Emselca, Jasepca, Hospital Lascario Barbosa Avendaño, la Administración del Muelle Turístico Manglares de Pisisí y el equipo del Parque Nacional Natural Los Katios.

La Caná es la tortuga marina más grande a nivel mundial y se encuentra en vía de extinción, por ello la relevancia de las acciones para su conservación. Estas especies contribuyen al control natural de meduzas, que son su alimento.

Es de resaltar que entre los meses de febrero y junio arriban cientos de tortugas Caná al municipio Acandí y su Santuario de Fauna Acandí, Playón y Playona, por las óptimas condiciones que ofrecen los ecosistemas marino-costeros en su jurisdicción, entre los que están 14 kilómetros de playas, utilizadas por las tortugas en su proceso de desove natural.

En el municipio de Acandí se encuentran comunidades negras e indígenas, quienes con sus prácticas culturales tradicionales han conservado los ecosistemas y la oferta natural o diversidad de dicho territorio.

Decálogo para la observación de tortugas

A los visitantes se les hace especial énfasis en las recomendaciones del ‘Decálogo para la observación responsable de tortugas marinas’ del Santuario Acandí, Playón y Playona, entre las que están: cuidar las tortugas que lleguen a las playas; estar siempre acompañados de un guía local, seguir sus recomendaciones, ser respetuoso y amable con la comunidad; cumplir con los horarios y el tiempo destinado para el recorrido; no fumar, no consumir bebidas ni sustancias alucinógenas; utilizar prendas de vestir oscuras y zapatos cerrados; caminar en silencio durante el recorrido y mantener una distancia de 20 metros al observar una tortuga; observar en silencio las tortugas y evitar movimientos bruscos; utilizar luz roja en los momentos indicados por el guía; evitar arrojar residuos sólidos y llevarlos de regreso contigo; y evitar comprar productos derivados de las especies.

Es importante recordar que todos debemos actuar responsablemente en las áreas protegidas con las especies y los ecosistemas, aportando a la protección de los mismos; además se debe manejar adecuadamente los desechos sólidos para evitar la contaminación y afectación ambiental.

 

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply