Connect with us

Edición impresa

¿Para dónde va el agua?

Avatar

Published

on

La solución a la escasez del preciado líquido se puede convertir en el ‘caballito’ de batalla de la crisis política y administrativa que vive Santa Marta.

La Empresa de Servicios Públicos asumió la operación del acueducto y alcantarillado de Santa Marta.

¿Para dónde va el agua? Es la pregunta que todos los samarios se hacen sin encontrar una respuesta clara sobre la solución definitiva a la crisis de abastecimiento que afronta la ciudad, la cual se hace más evidente cuando los barrios estrato alto y zonas turísticas carecen del preciado líquido, mientras, históricamente en la periferia urbana de Santa Marta, han aprendido a vivir con la ausencia de este recurso natural.

La solución a la escasez de agua parecía estar resuelta con las obras planteadas por el alcalde titular Rafael Martínez, pero con la crisis administrativa y política que vive la ciudad, ha tomado otro rumbo al anunciar el viceministro de Agua, José Luís Acero; y el alcalde (e) de Santa Marta, Andrés Rugeles, nuevos estudios con el fin de revivir el proyecto de Acueducto Regional.

Lo anterior, sorprendió a los samarios, porque en el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos, quedó descartada esta opción al no contar con los recursos para lograr el cierre financiero de este proyecto. “La propuesta fue descartada inicialmente, porque era de un valor considerable para darle solución a un municipio, cuando también pueden entrar Puebloviejo y Ciénaga; hoy se busca que en lo estructurado ingresen estas tres variables, esenciales para ese tipo de soluciones”, enfatizó el Viceministro de Agua.

Hay una medida cautelar por parte el Tribunal Administrativo del Magdalena, que estipula que no se puede traer agua del río Magdalena por su alto grado de contaminación, pero hoy, este proyecto vuelve y juega. “El Gobierno Nacional tiene el papel de acompañar y prestar asistencia técnica en la decisión que tomen los mandatarios locales, la discusión de regionalización no tiene nada que ver con las fuentes de abastecimiento que deben surtir al acueducto regional, porque la estructuración de la APP pasada no tenía viabilidad financiera, si la hubiera tenido, se hubiesen hechos los cierres y asignados las vigencias futuras en el gobierno anterior, y aquí hay tres variables que son responsabilidad fiscal, regionalización y conservación de fuentes”, señaló Jorge Acero Vergel, viceministro de Agua.

La gobernadora Rosa Cotes celebró esta propuesta del Gobierno Nacional, porque permitirá no solo encontrar una solución definitiva a la problemática del agua en la capital del Departamento, sino que al involucrar a los demás municipios, permitirá llevar el preciado líquido en la medida de las posibilidades hasta Zona Bananera y Aracataca, en un mediano o largo plazo.

“Satisfecha, nos quedó claridad sobre la propuesta el agua para el distrito de Santa Marta y lo que será para Ciénaga y Puebloviejo, celebramos esta propuesta de un acueducto regional y estamos a la espera que se defina desde dónde se hará la captación”, expresó la gobernadora Rosa Cotes.

El funcionario nacional manifestó, que se revisarán los estudios existentes para su actualización y beneficiar en primera medida a Santa Marta, Ciénaga y Puebloviejo. “La apuesta que tenemos desde el Gobierno Nacional, la solución regional es la más efectiva para que los municipios tengan una operación más eficiente, contratación más transparente y, además, cerrar brechas lo más pronto posible”.

Por su parte, la gerente de la Empresa de Servicios Públicos, Íngrid Aguirre, indicó, que “no estamos en contra del acueducto regional, como samarios aspiramos a que se les dé una pronta solución a estos municipios, pero ya Santa Marta lleva cuatro años de estudio en estudio; siempre le hemos preguntado al Gobierno Nacional, ¿por qué los samarios todos los años debemos prepararnos para una contingencia? Nosotros no queremos más estudios y papeles, queremos soluciones definitivas”.

LAS ALTERNATIVAS DE RAFAEL MARTÍNEZ

Con motobombas y llevando baldes los samarios se abastecen del preciado líquido.

Revive bajo la administración del alcalde encargado, Andrés Rúgeles, el proyecto de un acueducto regional, para abastecer a Santa Marta, Ciénaga y Puebloviejo.

Al descartarse en el gobierno pasado el proyecto del acueducto regional, la Alcaldía de Santa Marta planteó otras alternativas para solucionar con recursos propios la escasez de agua para los próximos cincuenta años, entre ellas, la posibilidad de instalar una planta desalinizadora que produjera 2.000 litros por segundo, para lo cual el alcalde titular, Rafael Martínez, viajó a Israel a conocer el funcionamiento de este sistema.

Otra de las alternativas presentadas y que caminaban a buen ritmo era la construcción de una planta de tratamiento en El Curval (ya diseñada en fase 3) en un tiempo de 10 meses de ejecución para dar 150 litros por segundo. Asimismo, ampliarían la planta de tratamiento de El Roble en un tiempo de ocho meses para bombear 150 litros por segundo; la construcción de un trasvase para sumar 400 litros del río Guachaca, mejorar el rendimiento de los pozos e invertir en la recarga del acuífero para maximizar su capacidad de extracción en los periodos de sequía, ya con diseños conceptuales y la reforestación de las cuencas de los ríos Guachaca, Manzanares y Piedras.

 

Estas alternativas, según el alcalde titular Rafael Martínez, estaban concertadas con el ministro de Vivienda, Jhonatan Malagón, además, solicitó facultades al Concejo por 890 mil millones de pesos para solucionar de manera transitoria, contratar y resolver en un 60 % la escasez de agua en Santa Marta antes del mes de diciembre de 2019.

A lo anterior, se agrega el choque de conceptos entre el Ministerio de Vivienda que apunta a que se ejecuten siete obras y la ayuda de 20.000 millones de pesos anuales por 10 años a partir de 2021 y el alcalde encargado, Andrés Rugeles, que revive el proyecto de un acueducto regional que no cuenta con financiación y que demanda más estudios.

“Este es un problema viejo, pero que empezó muy mal y debemos empezar a atacar y a buscar todas las soluciones a este problema. En este momento, son coincidentes las voluntades de las partes en que se deben buscar alternativas para Santa Marta desde el Gobierno Nacional y el gobierno local. Existe el interés y la decisión de avanzar sobe la base de estas voluntades para solucionar estos problemas”, manifestó el alcalde encargado, Andrés Rugeles.

Por su parte, la gerente de la Empresa de Servicios Públicos, Íngrid Aguirre, puntualizó, que “mi disposición y la de todo este modelo de gobierno siempre ha sido darle una solución estructural al problema del agua de la ciudad. Es importante que dejemos claro que el problema de Santa Marta no es de operación, sino de abastecimiento y de las fuentes hídricas. Es importante que en estas Mesas de Trabajo la Superintendencia no solo invite al prestador, sino que también invite al Ministerio de Vivienda y al Viceministerio de Agua, pues es con ellos con los que hemos trabajado en la solución estructural del problema del agua”.

Mientras se llevan a cabo los nuevos estudios, los samarios seguirán esperando la solución definitiva para la escasez del preciado líquido o a que se acostumbren a vivir sin el recurso natural, como ya lo han hecho los barrios ubicados en las zonas periféricas de la Bahía más linda de América, los cuales necesitan hoy más 2.500 litros por segundo para abastecerse.

 

 

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply