Connect with us

Cultura

El ‘Diomedazo’ a sus 60 años de vida

Avatar

Published

on

“El 26 del mes de mayo, nació un niñito en el año 57 y allá en la junta, fue bautizado, y hoy se conoce con el nombre de Diomedes…”.
Ese, es el canto que se entona con mayor intensidad a lo largo y ancho de la geografía nacional, expresado como un grito herido, lleno de sentimiento y de pasión, para celebrar el nacimiento del mejor cantante que la música vallenata ha dado. Nada más y nada menos, que Diomedes Díaz, el gran ‘Cacique de La Junta.

Álvaro Lacera, es un nombre que tal vez no es reconocido para la mayoría de las personas que habitan en Santa Marta, tal vez porque solo su familia lo llama así. Álvaro, es mejor conocido como el ‘Diomedazo’, un émulo serio del Cacique, como el mismo se define.

La afición de Álvaro por la música de Diomedes nació casi a la par con el nacimiento de la carrera del cantante, y más que como imitador, aunque es uno de los dones que posee, se define como un cantante profesional que se dedica a preservar la imagen y el recuerdo del reconocido artista.
Este personaje, no considera que hace una imitación vulgar o irrespetuosa de Diomedes, todo lo contrario, cuando habla de su personaje, lo hace con el respeto con el que cualquier profesional habla de su trabajo.

Diomedes es un personaje que ha llamado la atención no solo por la calidad que tenía su voz y lo rítmico de sus canciones. También tenía una forma de vestir y de hablar que sin lugar a dudas lo convertían en un cantante muy peculiar. Esas peculiares características llevaron a muchas personas a imitarlo, no a manera de burla, al contrario, para ellos es la mejor manera de recordar y homenajear el recuerdo del tan querido cantante.

Lacera tiene varias anécdotas con el gran ‘Cacique de La Junta’ cuando aún vivía. En una ocasión en la que coincidieron en un lugar en el que Diomedes se presentaba, lo invitó a subir a la tarima reconociéndolo como uno de sus mejor imitadores. “Me dijo venga ‘Diomedazo’, cante usted para oírme yo”, recuerda con una sonrisa en sus labios.

Hay otras anécdotas. En una ocasión Diomedes en la que visitó la ciudad de Santa Marta, lo invitaron para que fuera a donde se encontraba el Cacique, pero las personas al verlo lo confundieron con su imitado. “El representante enseguida dijo: saque al ‘Diomedazo’ que se me enreda esto, la gente pensaba que yo era Diomedes”, dice Lacera.

Pese a la muerte del Cacique hace ya cerca de cuatro años y medio, la figura y la memoria del cantante siguen intactos en el corazón y en la mente de quienes se convirtieron en sus devotos seguidores. Para ellos, Diomedes no es un personaje lejano y distante. Es un amigo, un compadre con el que se compartieron muchas, parrandas. Es alguien que cercano, que siempre vivirá a través de figuras como la de Álvaro Lacera, el ‘Diomedazo’.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply