Connect with us

Departamento

La ‘vía de la Prosperidad’ pasó al tablero

Opinión Caribe

Published

on

Después de los cuestionamientos hechos por la Procuraduría General de la Nación a las obras de la ‘Vía de la Prosperidad’, la administración departamental en cabeza de la señora gobernadora, Rosa Cotes, y del secretario de proyectos del Magdalena, Fabio Manjarrés, aclaró el avance, proceso e inversiones de esta importante arteria.

En su más reciente rendición de cuenta la mandataria de los magdalenenses presentó este y otros proyectos que benefician a las poblaciones del departamento. En cuanto al proyecto ‘vía de la prosperidad’ se aclaró:

Extensión: La construcción de la Vía de la Prosperidad, se definió técnicamente mediante un proceso de regularización de contrato interinstitucional, donde se delimitó la primera fase del proyecto, en el alcance del contrato de obra que comprende 18 kilómetros de carretera en el tramo Palermo – Sitionuevo y no 47 o 50 kilómetros como se había dado a conocer. Esto, se realizó con el propósito de garantizar para garantizar que las inversiones de infraestructura nunca se las lleve el río, evitar las inundaciones y permitir la comunicación hídrica entre el río y la ciénaga.

Alcance: La primera fase del proyecto en el alcance del contrato de obra en 18 km Palermo – Sitionuevo, contempla la construcción de la vía dique, cumpliendo con las especificaciones del Invías para este tipo de infraestructuras, con pavimentación en concreto asfáltico, mezcla densa en caliente tipo MDC-2, transporte de materiales, excavaciones, señalización del corredor vial, estrategia predial y social. Sin embargo, teniendo en cuenta las afectaciones sufridas en ese sector durante la temporada de lluvias ‘Ola Invernal’ 2010 -2011, se precisó la realización de actividades adicionales tales como: construcción de pedraplén, colocación, extendido y compactación de subbase granular, ajustes, estudios y diseños, pasando de 18 a 70 obras de drenaje, con el objetivo de garantizar la dinámica hídrica entre Rio Magdalena y la Ciénaga Grande.

Retrasos: Si bien es cierto que la obra fue iniciada en diciembre de 2013, y que tuvo una suspensión durante el año 2014, también es importante resaltar que en el proceso de regularización se fijó como fecha de entrega el próximo 31 de octubre de 2019. También es cierto que, la administración departamental, previo trámite de proceso sancionatorio, impuso una multa al contratista de obra de la primera fase, para conminarlo al cumplimiento de algunas actividades retrasadas, aplicando en su imposición el principio de proporcionalidad.

Adiciones: El proyecto de la Vía de la Prosperidad, nace legalmente, con la suscripción de dos (2) convenios interadministrativos entre el INVÍAS y el Departamento del Magdalena, en los que confluyen esfuerzos técnicos, administrativos, financieros y jurídicos de ambas entidades, con el fin de mejorar y transformar la red vial nacional de carreteras. Dichos convenios no han tenido modificaciones en su objeto, alcance o recursos, es decir, no se le han realizado a la fecha alguna adición, reducción o ajuste presupuestal.

Carreteable: La gobernadora del Magdalena, Rosa Cotes, y el gerente de proyectos, Fabio Manjarrés, en su reciente recorrido por la obra, hicieron énfasis en un tramo que no hace parte de la Vía de la Prosperidad. Aclararon que es una zona que presenta una fuerte erosión por su cercanía al Río Magdalena y que es responsabilidad de Cormagdalena. No obstante, es un tramo contiguo a una carretera habilitada por la Gobernación, para evitar que las personas que transitan por ese sector sufran un accidente, mientras se construye la Variante de Palermo.

Segunda fase del proyecto: La fase dos del proyecto también llamado Vía de la Prosperidad, está integrada por los procesos de estudios y diseños a nivel fase III más el licenciamiento ambiental de las Variantes de Palermo y Sitionuevo, y la posterior construcción de dichas obras que se realizarán con los recursos que tiene la Gobernación del Departamento del Magdalena disponibles y bajo su custodia para la ejecución de la segunda fase del Proyecto, por valor de $108.986.947.264.