Connect with us

Metrópolis

La otra cara de la lluvia

Opinión Caribe

Published

on

Mientras cae la lluvia y muchos samarios se encuentran bajo el calor de su hogar o de su oficina, los vendedores ambulantes con impermeables improvisados sortean el clima.

Los trabajadores con bolsas negras se cubren de las gotas que caen en la ciudad dos veces santa, sin poder moverse de sus puestos pues aún no han hecho el producido del día que les asegure su sustento de hoy.