Connect with us

Edición impresa

P.O.T., sin aprobación

Opinión Caribe

Published

on

Pese a las socializaciones hechas por los mandatarios desde hace ocho años, Santa Marta todavía no cuenta con el Plan de Ordenamiento Territorial que permita organizar a la ciudad y volverla más competitiva. Sin embargo, pasa el tiempo y el futuro de este documento es incierto.

Daniela Pirela Wisman

La organización de un territorio es fundamental para garantizar su adecuado crecimiento y el bienestar de sus habitantes. En Colombia, pese a que el término es muy conocido, pocos conocen el significado del Plan de Ordenamiento Territorial, P.O.T. y la importancia de su elaboración. Este documento es la base para que los gobiernos ejerzan control sobre el crecimiento del territorio y los riesgos que se pueden generar en la población.

Zully David Hoyos, economista y magíster en Planificación, Desarrollo Regional, Economía del Desarrollo y Desarrollo Internacional, explica, que el Plan de Ordenamiento Territorial está regido por la Ley 388 de 1997. “Esta ley da el marco para desarrollar las figuras de los P.O.T. a nivel municipal y distrital, pero hay debilidades; en su momento, cuando se configuró este instrumento, no se contaba con una Ley de Ordenamiento Territorial a nivel nacional que diera la escala municipal, departamental e inclusive, los lineamientos de ordenamiento territorial a nivel nacional”.

Sin embargo, todo indica que el Concejo de la ciudad de Santa Marta no va a aprobar el P.O.T. y el documento se quedará allí, a pesar de los recursos que fueron invertidos para los estudios y construcción de este documento. El abogado Uber Ramírez, añade, que “para mí ha habido manejos irregulares en el estudio que se ordenó para el Plan de Ordenamiento Territorial. Yo le hice seguimiento al proceso, consulté a algunos amigos y el primer dinero que se dispuso fue uno enviado por Ecopetrol, algo así como $3.500 millones y de ahí se dispusieron $1.700 millones y se contrató con la empresa AECOM Technical Services que hizo un diagnóstico; ello ocurrió en el primer Gobierno de Caicedo”.

Agrega el abogado Ramírez, que dos años después, la misma empresa entregó lo que había y contrataron con otro, “el año pasado Planeación Distrital asumió otros $1.700 millones para otros estudios del P.O.T. y antes de que entráramos en Ley de Garantías Electorales, en febrero o marzo, sacaron otra licitación pública e hicieron nuevos estudios”.

Dichos estudios fueron realizados por Francisco Rodríguez, de acuerdo con el abogado Uber, “los hizo el señor Francisco Rodríguez, un ingeniero que se encarga en todo el país de los temas de planificación. Él entregó unos estudios, pero nos dimos cuenta que ya estos los había realizado la Secretaría de Planeación, por lo que veo, pretendían legalizar algo que había hecho Planeación y este señor se ganó unos pesos. Nosotros no estábamos de acuerdo, ni las personas de la comunidad de Taganga y Bonda porque lo que se quiere hacer con el P.O.T. es autorizar los planes parciales que ellos hicieron y que no estaban en el anterior”.

P.O.T. DE BOGOTÁ SE HUNDIÓ EN EL CONCEJO

Con ocho votos a favor y cinco en contra, la Comisión de Plan aprobó la ponencia negativa del concejal Celio Nieves, por consiguiente, la Comisión negó y archivó el Proyecto de Acuerdo por medio del cual se adopta la revisión General del Plan de Ordenamiento Territorial.

La Comisión de Plan, llevó a cabo 24 sesiones en dónde se discutió y votó el P.O.T. De igual forma, el Concejo de Bogotá garantizó los espacios para los debates y participación de la ciudadanía frente a las distintas voces sobre el P.O.T, al realizar dos Cabildos Abiertos en el Palacio de los Deportes, en donde por 17 horas continuas, se escucharon las distintas posiciones e inquietudes de 178 ciudadanos, los pasados 30 de agosto y 6 de septiembre del presente año.

Así mismo, la Comisión de Plan adelantó un Foro de Expertos el 18 de octubre en el Auditorio de la Biblioteca ‘Virgilio Barco’ y otro con la comunidad el 25 de octubre en el recinto los Comuneros, lugar en el que se escucharon las opiniones de académicos y ciudadanos a favor y en contra del P.O.T. De esta manera, hoy al finalizar el debate y al abrir el proceso de votación, la Comisión decidió negar el Proyecto y archivarlo.

PACTO SOCIAL ENTRE LA POBLACIÓN Y SU TERRITORIO

El Plan de Ordenamiento Territorial es, en esencia, un pacto social entre la población y su territorio, que busca inducir nuevos escenarios de desarrollo, uso y ocupación, que se ajusten a una imagen objetivo que es fijada previamente con el consenso de la comunidad que habita en el territorio. Por tanto, el POT pretende garantizar la utilización del suelo de forma tal que se ajuste a la función social de la propiedad y permita hacer efectivos los derechos a la vivienda y los servicios públicos domiciliarios (23 de octubre de 2018).

El alcalde tiene como obligación mejorar la calidad de vida de sus habitantes, para ello tiene tres herramientas: Plan de Ordenamiento Territorial, Plan de Desarrollo Municipal y Presupuesto. La clasificación de un territorio varía de acuerdo con la cantidad de su población. En los distritos y municipios con población mayor a los 100 mil habitantes, se elabora el P.O.T. Los municipios entre 30 y 100 mil habitantes adoptan un Plan Básico de Ordenamiento Territorial, PBOT; mientras, en los municipios con población menor de 30 mil habitantes, las autoridades adoptan Esquema de Ordenamiento Territorial, EOT.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *