Connect with us

Columnistas

Carta abierta al Consejo Superior de la Judicatura

Opinión Caribe

Published

on

La Alianza por la Moralidad Pública del Magdalena estuvo en las instalaciones del Consejo Superior de la Judicatura en Bogotá, para hacer entrega de la edición 280 de Opinión Caribe llamada ‘Justicia Aplazada’, que contiene un listado detallado de aplazamientos, irregularidades en los contratos y controles excepcionales que quedan inmersos en el papel, sin ninguna acción contundente por parte de los entes nacionales.

Con periódico en mano, el cual evidencia las anomalías de la justicia en el Magdalena, la alianza hizo un llamado al organismo para expresar su más profunda preocupación por el desempeño de los jueces que tienen conocimiento sobre los distintos actos de presunta corrupción que han denunciado los medios de comunicación de la ciudad de Santa Marta y la región Caribe.

La alianza por la moralidad pública del Magdalena desde Bogotá visita hoy el Consejo Superior de la Judicatura con la edición #281. Conozca detalles.

Posted by Opinión Caribe on Monday, December 16, 2019

Las acciones judiciales presentadas contra los señores Carlos Caicedo, Rafael Martínez y Virna Johnson, han tenido contratiempos resumidos en los constantes aplazamientos de las audiencias, sobre los cuales no se han percibido acciones correctivas de los jueces para evitar que se presenten dichas dilaciones.

Hoy, la ciudad de Santa Marta no conoce los resultados de los procesos por presunta corrupción de casos emblemáticos como la Megabiblioteca, la calle 22, el estadio Sierra Nevada, el CDI de Bonda, los puestos de salud, y como estos, otros tantos que por errores inexplicables, mantienen a la ciudadanía en vilo a la espera de una solución de fondo.

Lea también: Justicia aplazada 

Colombia ha despertado y ha salido masivamente a marchar para levantar su voz de protesta por la forma en que funciona su sistema actual. Son muchas las razones que validan la protesta social y de seguro estamos todos de acuerdo que la principal es la corrupción, es una afrenta para la convivencia en paz y la democracia cuando los actos de corrupción son revestidos de impunidad; esta es la parte que le corresponde a la rama judicial atender.

Para que se haga justicia esta debe ser oportuna y eficaz, no obstante, lo que está pasando en Santa Marta y el Magdalena con la rama judicial debe llamar la atención del Honorable Consejo Superior de la Judicatura, para investigar las acciones y omisiones de quienes tienen la obligación de impartirla.

La Alianza de Medios por Moralidad Pública del Magdalena tocó las puertas de la Procuraduría General de la Nación en el mes de noviembre; tocó las puertas del Consejo Superior de la Justicia en el mes de diciembre; y nos comprometemos en el 2020 ir a todas las instancias nacionales que sean necesarias para que se imparta justicia.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *