Connect with us

Opinión

Seguridad, paz, metas del 2020

Opinión Caribe

Published

on

Cecilia López Montaño

Contrario a lo que muchos deseábamos, el inicio del 2020 no ha sido en paz. El destape de unas guerras focalizadas, claramente identificadas por Ariel Avila, ha empezado a mostrar la tragedia que viven colombianos en por lo menos 5 áreas del territorio nacional ante los ojos insensibles del gobierno y de una parte del país. Lo realmente preocupante es que nacen o se consolidan en medio de la etapa del posconflicto cuando se debería empezar a construir realmente la paz sostenible que esta sociedad se merece. Con asesinatos tan crueles como los de los dos ambientalistas y con la desesperación que viven los chocoanos, se han hecho evidentes esos conflictos que nacen de la incapacidad del Estado de ocupar el territorio nacional, especialmente en las zonas donde antes actuaban las FARC.

Esta dura realidad con que empieza el 2020 contrasta claramente con el mensaje de fin de año del Presidente Duque. No solo no reconoció lo convulsionado que fue el 2019 donde esta sociedad colombiana y en especial su juventud, sus sectores vulnerables y las nuevas clases medias, salieron a expresar su profundo descontento con las desigualdades de esta sociedad y la falta de respuestas del gobierno, sino que al hablar de seguridad lo hizo de manera muy alejada a lo que se viven actualmente. Por ello resulta pertinente insistir en cuales deben ser prioridades del gobierno que aún no reconoce para este nuevo período de su administración.

Paramilitarismo parece ser el tema que amerita una acción clara, específica y contundente porque ya es parte de la historia colombiana su crueldad, sus vínculos oscuros con las Fuerzas Armadas, con sectores empresariales que acuden a esas relaciones para resolver de manera particular sus problemas de inseguridad. Esto grupos con claros vínculos con el narcotráfico tienen acorralados a amplios sectores de las regiones donde se están dando estos nuevos focos de conflictos.

ELN es el otro gran tema porque también están interactuando con paras y narcos creando serios problemas que amenazan permanentemente la vida de amplios sectores de población. Negociaciones con este grupo guerrillero son impostergables y el gobierno Duque claramente no las tiene entre sus prioridades porque no ha cambiado su discurso en este tema desde el inicio de su administración con resultados totalmente negativos.

Narcotráfico es sin duda el problema común que no se va a resolver solamente con el anuncio de nuevas fumigaciones con glifosato a las cuales se oponen con razón sectores que han vivido las consecuencias de esta estrategia. ¿Alguien ha pensado en una idea distinta para sacar a los cocaleros de esta producción?  Probablemente sí, pero no se ha actuado en consecuencia. La sustitución de cultivos ilícitos cuando no es evidente que se dote con bienes públicos esas áreas de manera que la nueva producción se vincule a mercados reales, es un hecho claro que ni siquiera se discute. Mientras permanezcan aislados los cocaleros, los narcotraficantes seguirán jugando el papel que se suponía cumplía el IDEMA: darles las semillas, financiarles el cultivo y comprarles el producto. Si esto no cambia, no hay forma de sacarlos de este tipo de cultivos.

Estos tres elementos, paramilitarismo, ELN y narcotráfico son tres temas que si el Estado no los reconoce este período de posconflicto y este 2020 será lleno de sangre, de dolor, para la gente que vive en las zonas donde se dan distintas combinaciones de estos gravísimos problemas. ¿Puede el gobierno Duque permanecer aislado de esta realidad y puede seguir llegando tarde a resolver situaciones donde los asesinatos de líderes sociales, ex miembros de las FARC y el desplazamiento continúan haciendo gravísimas mellas en la sociedad colombiana?  Una pregunta cuya respuesta es inminente si no se quiere un 2020 lleno de sangre.

 

E-mail cecilia@cecilialopez.com

www.cecilialopezcree.com

www.cecilialopez.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *