Connect with us

Columnistas

Que vergüenza

Opinión Caribe

Published

on

Por: Cecilia López Montaño

El último de los escándalos de este país que tiene al gobierno Duque, a su partido el Centro Democrático y al presidente Uribe, en el ojo del huracán, vuelve y cae sobre los políticos costeños y algunos miembros de sus élites. El César, la Guajira y el departamento del Atlántico con sus respectivos líderes políticos y miembros de sus sectores con poder, aparecen señalados en lo que aparentemente fue la compra de votos nada menos que en la elección presidencial. Se suma este hecho a los ya vergonzosos episodios que llevaron a Aída Merlano a la cárcel y que tienen a políticos de Barranquilla muy enredados.

La verdad es que llegó la hora de que nosotros, los costeños, reconozcamos que es necesario aceptar que la forma de hacer política en la Región es una verdadera vergüenza. El hecho de que este proceder corrupto también se repita a lo largo y ancho de esta débil democracia colombiana, no justifica que se haga caso omiso del nivel que esta denigrante forma de llegar a altas posiciones ha alcanzado en nuestra región. No es posible que el comportamiento tanto en la política como en todos los demás aspectos del devenir de esta parte del país, que involucra por actos inaceptables a miembros destacados de esta sociedad, no haya conducido a un mínimo ejercicio de control social.

Es mucho lo que los siete departamentos caribeños le aportan a la economía nacional, a la cultura, a la música, al deporte, para que todo esto quede opacado por la incursión de vicios y narcotráfico en el ejercicio de la política de algunos de nuestros líderes. La mal llamada sociedad costeña para referirse a los sectores privilegiados, educados y con mayores ingresos, debe ser mucho más activa en sancionar así sea solamente excluyéndolos de ciertos círculos a estos personajes, para demostrar que sus conductas son inaceptables. Con demasiada frecuencia este rechazo social tiene un impacto mayor que la sanción de la justicia, especialmente cuando estos individuos han sido parte de los círculos más reconocidos de la comunidad.

Los últimos acontecimientos donde la mezcla de compra de votos y cercanía del poder con personajes como el Ñeñe, con supuestos vínculos con narcos y con asesinatos, no pueden pasar sin que haya repercusiones en la región. La gran mayoría de nuestra población rechaza en privado estos escándalos pero llegó la hora de que públicamente demostremos que así no somos la gran mayoría de los costeños. Precisamente por el predominio de estos vicios ha sido imposible que nazcan y se mantengan otros liderazgos que no comulgan con el comportamiento de estos políticos, muchos de los cuales han dominado el poder regional. No cerrar los ojos y no callarse públicamente por este tipo de liderazgos, es el principio para que nuestra región adquiera nacionalmente el protagonismo que muchas veces le ha sido esquivo. Aceptemos que este episodio sumado a otros protagonizados por miembros de nuestra comunidad nos da vergüenza.

 

 

Datos:

Cecilia López Montaño

E-mail cecilia@cecilialopez.com

ww.cecilialopezcree.com

www.cecilialopez.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *