Connect with us

Departamento

ICBF seguirá atendiendo a 1.7 millones de niños durante la emergencia

Opinión Caribe

Published

on

La cuarentena impuesta por el Gobierno obligó a todas las familias del país a refugiarse en el interior de sus casas para contener la expansión del virus Covid-19, afectó de igual forma a millones de niños que reciben atención por parte del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

Si bien se busca proteger la salud de los menores, la decisión trajo gran incertidumbre a las familias afectadas en temas como la continuación de la formación académica de los niños y su alimentación, ya que muchos de los que asisten a estos jardines solo comen durante el día lo que reciben como suplemento alimenticio.

Para atender esta situación, el ICBF definió protocolos para continuar con la atención, los cuales estarán vigentes hasta el 20 de abril y podrían mantenerse después de esa fecha según avance la emergencia sanitaria.

Continúa la alimentación

El pasado 16 de marzo, con el anuncio del cierre de estos centros, la entidad anunció que se cubrirá la totalidad de su alimentación. La cifra de hogares que serían atendidos aumentó en los días siguientes, para cubrir a 1,7 millones de niños.

“Tenemos una modalidad familiar que llega a 412.000 niños y niñas que no asisten a un lugar de manera constante. A ellos también se les atiende con canastas nutricionales. Eso suma 1’732.000 menores que atendemos en materia de primera infancia”, aseguró durante una entrevista Lina Arbelaez, directora del ICBF.

Las canastas se entregan puerta a puerta y varían de acuerdo con la edad del menor: Una para bebés de entre cero y un año; para niños de entre uno y tres años; y otra para niños de entre tres y cinco años. Adicional a esto se entrega una canasta a madres gestantes.

La entrega inició el pasado 19 de marzo y a la fecha se han entregado 1’342.450 canastas alimentarias, con las que se busca cubrir toda la alimentación de los últimos días de marzo pasado y de todo el mes de abril.

Complicaciones logísticas reconocidas por la directora, quien señala que se ha buscado atender cada caso: “Tuvimos quejas de padres a los que les llega la canasta incompleta. Los estamos volviendo a visitar para completar los alimentos”. Arbeláez señala que hubo problemas por el difícil acceso en ciertas regiones, pero se ha logrado atender la situación con el apoyo de las Fuerzas Militares y del sector privado.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *