Connect with us

Nación

El león Júpiter aún no ha sido sepultado: Permanece en un una nevera

Opinión Caribe

Published

on

Para Ana Julia Torres, cuidadora del león Júpiter, el drama del animal aún no ha terminado, pese a que murió hace dos meses.  El felino aún no ha sido enterrado y su cadáver reposa en un cuarto frío del Dagma, autoridad ambiental de Cali.

Júpiter es el primer animal en custodia por una denuncia de maltrato, por eso su cuerpo no puede ser cremado ni enterrado hasta que la investigación avance. Lo negativo es que a dos meses de su muerte aún no hay resultados de la necropsia.

Informe Especial: la dolorosa enfermedad de Júpiter “Esos resultados no han sido enviados por el laboratoria a la Fiscalía, y por la pandemia los investigadores no han viajado hasta Montería para adelantar todas las pesquisas” , dice Ana Julia. En la capital de Córdoba, Júpiter vivió por casi un año y su estado de salud sufrió un deterioro considerable tras el cierre del zoológico Los Caimanes.

Ana Julia argumenta que todavía vive días de angustia y zozobra. Quiere el cuerpo del león para hacerle un merecedido homenaje en el refugio Villa Lorena, norte de Cali, donde Júpiter llegó como un cachorro de tres meses y salió de 18 años, incautado por el Dagma.

Ana Julia Torres y Jupiter en su imagen más famosa. “La muerte de Júpiter no va a ser en vano. Se va a convertir en un referente de la lucha contra el maltrato animal; su caso permitirá salvar a muchos más animales” , agrega Ana, quien desde ya se imagina cómo será la despedida del león de los abrazos: “Vamos a invitar muchas personas, esto será un acto hermoso y público”.

Júpiter:  el rey león de los abrazos Las causas de la muerte de Júpiter aún no son claras. En su momento el director del Dagma,  Carlos Eduardo Calderón, dijo que el león probablemente tenía un cáncer de estómago, lo que habría originado la pérdida de peso.

Júpiter, según reseña Ana Julia, pesaba 300 kilos cuando fue sacado de Villa Lorena, pero tras un año en Montería su peso descendió a solo 90 kilos. El vigoroso león que se hizo célebre en cali por abrazar a su cuidadora, no se podía levantar del suelo por sí solo cuando fue restacatado del decadente zoológico Caimanes.

Fue la misma Ana Julia quien lo encontró en esas pésimas condiciones. Una corazonada le advirtió que algo andaba mal con su hijo felino y, entonces, decidió viajar desde Cali a Montería. El nombre de Júpiter trascendió fronteras y toda Colombia se volcó en un abrazo de solidaridad para salvar al león.

Días después fue nuevamente trasladado a Cali en un vuelo de la Fuerza Aérea. Su tratamiento corrió por cuenta de una junta de cinco veterinarios del Dagma, que mantuvieron vivo al león por casi tres semanas, a pesar del delicado estado de salud. Júpiter murió el 18 de marzo en la noche.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *