Connect with us

Columnistas

Populismo, nicho de calamidades

Opinión Caribe

Published

on

Por: Rubén Darío Ceballos Mendoza

Es posible, incluso probable y real, lo que nos cuesta creer, que gobernantes se aprovechen -como vemos está pasando-, de emergencias, catástrofes humanitarias, desastres o contingencias para imponerse sin tener en cuenta a nada ni a nadie.

Repito, cuesta creerlo, pero por las evidencias, es así infortunadamente. En y para lo cual, utilizan la desorientación pública, impulsan medidas radicales a todas luces cuestionables e inconvenientes. Tácticas que siguen un claro itinerario, cual es esperar a que suceda una crisis, para declarar e implantar políticas que califican como extraordinarias, suspender normas y hacer lo que se les viene en gana atendiendo caprichos y deseos.a

Traduce y demuestra lo cual, que cualquier situación, si es revestida con emoción suficiente por los gobernantes, sirve y cae como anillo al dedo a su funcionalidad y oscuros propósitos. Ha sido así a través de las centurias, una sucesión de hechos y fatalidades, de las que han sacado provecho para imponer su querer y obtener su propio beneficio, Saben a ciencia cierta que en las emergencias la gente se ocupa y preocupa de sus personales como propias angustias y piensa solo en, lo que las torna más vulnerable y entrega ingenuamente su confianza en alguien con autoridad que le diga lo que quiere escuchar y colme de esperanza y certeza. En síntesis, populismo puro.

Ls populistas, lo estamos viendo y sufriendo a diario, tienen como objetivo, de pronto el más importante, reforzar su poder y utilizar las crisis para avanzar en sus metas; y en lo posible, seguir gobernando. No es en estas circunstancias nada confiable la información oficial, mienten sin rubor los gobernantes, cínicamente acomodan y adaptan frases cargadas de imprecisiones, pero en todo caso, debilitando en materia grave la institucionalidad. Desestiman medidas y recomendaciones tanto de su propio equipo de trabajo como de extraños.

Atacan a los medios que no tienen consigo de manera sistemática, desconfían de todo y de todos. Acusan a sus oponentes de quererles sabotear su proyecto de gobierno. Tratan por todos los medios de manipular a la opinión pública para encubrir la mala o pésima respuesta de su administración ante la emergencia que se vive.

Nos evidencia lo expuesto que el populismo, situación de extremo cuidado, nos transporta a distintos objetivos, entre los que contar podemos ideologías políticas, movimientos y agrupaciones políticas, estilos discursivos y programas de acción política; y, modos de actuar, tanto en los regímenes autoritarios como democráticos.

Es un maremagnum de engaños y componentes característicos que permite adhesiones afectivas, y para ello recurren a la construcción de una imagen social del otro o del destinatario favorable o positiva, en oposición al diferente u opuesto, como bien se sostiene por la ciencia política, lo que llama a prevención, toda vez que atrapa incautos y los convierte en fanáticos que “dan la vida” por quienes se encumbran en el poder y dirigen voluntades con esta clase de argucias demagógicas que en nada contribuyen a lo que se requiere, cual es un sólido fortalecimiento y profundización de la democracia.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply