Connect with us

Nación

19 años de condena para el exmagistrado Francisco Ricaurte por el “Cartel de la Toga”

Opinión Caribe

Published

on

En los últimos minutos, un juez de conocimiento de Bogotá sentenció 19 años de condena para el exmagistrado y expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Francisco Ricaurte, por su responsabilidad en el conocido “Cartel de la Toga”, un polémico caso de corrupción en Colombia que involucró a varios funcionarios del Estado quienes se encargaban de “de alterar, desaparecer, desviar o dilatar procesos en la CSJ utilizando información privilegiada” de la entidad.

Esta se muestra como una condena histórica, dado que es el primer presidente de Corte Suprema que resulta capturado y judicializado en el país. Adicional a la pena mencionada, también se le impuso una multa 485 salarios mínimos legales mensuales vigentes (cerca de $440,635,110) y una inhabilidad para ejercer cargos públicos por 115 meses.

Al exmagistrado se le adjudicaron los delitos de concierto para delinquir, cohecho por dar u ofrecer en concurso homogéneo, utilización indebida de información privilegiada y tráfico de influencias.

En el proceso que se desarrolló en su contra, la Fiscalía pudo probar que Ricaurte se encontraba al frente de la organización a través de la cual “recibió dádivas para interceder en el curso de procesos penales contra aforados constitucionales”, en la que también habían abogados y otros funcionarios judiciales.

Algunos de los hechos señalados en el juicio, fue el pago que habría efectuado el excogresista Álvaro Ashton, quien habría entregado alrededor de “$ 1.200 millones para dilatar, archivar o prescribir la investigación en su contra por presuntos nexos con grupos paramilitares”, saliendo beneficiado Ricaurte con $400 millones.

Así mismo, el proceso del exsenador Musa Besaile, quien, al parecer, “pagó $2.000 millones para frenar una orden de captura en su contra. En esa ocasión al exmagistrado le habrían correspondido $ 250 y $ 290 millones”.

Un tercer pago habría sido recibido por el exgobernador del Valle del Cauca, Juan Carlos Abadía, quien habría pagado $30 millones para “presuntamente dilatar un proceso por corrupción”.

En el “Cartel de la Toga” también estarían involucrados Jose Leónidas Bustos Martínez, exmagistrado; Gustavo Malo Fernández, exmagistrado; Luis Gustavo Moreno Rivera, exfiscal anticorrupción, entre otros que participaban eventualmente.

De acuerdo con la información suministrada por la Fiscalía, Moreno Rivera era el encargado de aproximarse a los clientes potenciales, a quienes les pedía el dinero para solucionar sus problemas de manera ilegal. Luego de efectuarse el pago, Ricaurte distribuía la suma total entre los demás participantes, que asumían la responsabilidad de gestionar, ante distintas estancias, la manipulación de decisiones que beneficiaran al involucrado en cuestión.

“Estas personas, al parecer, se reunían periódicamente en sus residencias o en lugares públicos como hoteles, reconocidos restaurantes o incluso fuera del país, como sucedió a finales del 2014 en el Hotel Marriott en Miami, Estados Unidos, con el fin de planear la operación de la organización y, a su vez, la forma para manejar los procesos”.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply