Connect with us

Columnistas

Colombia ¿País de inviables?

Opinión Caribe

Published

on

Por Carlos Enrique Martinez caballero

La Real Academia de la lengua expresa, inviable “que no tiene posibilidades de llevarse a cabo” ¿será que esta es la máxima expresión para señalar el fenómeno violento y corrupto que vive el estado colombiano? La verdad, aún a pesar de mi insuperable sentimiento patrio, cuando veo el comportamiento de los ciudadanos de mi país, casi que llego a predecir que de verdad, somos inviables.

El 8 de mayo de 1958 en el teatro Patria de Bogotá, expresó el Dr. Alberto Lleras a pocos meses de ser Presidente de Colombia “El país era un convaleciente y que había que tratarlo así, con cuidado, con tacto, procurando no golpearle los nervios, tratando de que no se abran las heridas, manteniéndolo, hasta donde sea posible, libre de agitaciones y esfuerzos violentos” “llevamos casi diez años de asesinarnos, de combatir sin decisiones últimas, de que mueran soldados, suboficiales, oficiales de todas las armas, y millares de campesinos de todos los partidos y sin partido” “¿cuánto puede durar ese desequilibrio? No lo sé, pero no ha de ser mucho”.

Sin embargo 63 años después, ayer presenciábamos desde el palco de nuestras casas la aterrorizante muchedumbre, destruyendo el bien público en las principales capitales, atentando contra la historia en Cali por un grupo de indígenas,  robando la propiedad privada, atemorizando a los ciudadanos y llevando a los gobernantes de decretar normas preventivas y acciones directas de control por parte de la Fuerza Pública al punto de militar algunas ciudades.

¿Dónde estuvieron los asesores del gobierno para aplicar los tratados internacionales, como el pacto de San José y de Derechos Civiles de la Naciones Unidas que restringen las manifestaciones en medio de una problemática de salud pública, donde se afecta la seguridad del Estado? yo me imagino que todas las organizaciones convocantes elevaron las solicitudes previas a la marcha, además ¿Dónde estarán los juristas apropiados en defensa de la sociedad exigiendo a los convocantes la responsabilidad colectiva por las acciones destructivas de sus manifestaciones?

Lleras no previó en su discurso a las Fuerzas Armadas en el 58, que gobernantes de turno en el 21 y abogados inescrupulosos, exigieran el no uso de las armas a la Fuerza Policial como el ESMAD frente a vándalos organizados, que pisotean la tranquilidad de la nación y mucho menos que sería la juventud la que atacaría a quienes los protegen con su uniforme, creo que esos juristas almorzaron en casa viendo la televisión y toteados de la risa al ver a su policía más que humillada, tratando de hacer algo por la seguridad, incluso la de ellos pensando que el derecho a la manifestación es igual al derecho a la destrucción.

Lo cierto es, que los colombianos debemos tener claridad que los hechos de Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Popayán y otras ciudades no son aislados, no surgen solamente por una propuesta de reforma tributaria del gobierno y las intenciones de unas cuantas organizaciones. Detrás de esto existen intereses internacionales y nacionales de quienes si entienden que volviendo al país inviable ellos ganan al lado del vandalismo organizado.

Como no pensar, entonces que la paz en este país es un bien inmaterial inviable, si guerrilleros de las FARC le mintieron a los colombianos generando la segunda Marquetalia y las terroríficas disidencias con el movimiento político regalado por Juan Manuel Santos, se burlaron del pueblo, no dijeron la verdad, no recibieron la justicia merecida, no repararon a las víctimas  y fuera de eso repiten la violencia contra los colombianos.

Por su parte el ELN, no se queda atrás con su accionar bélico, su actuar terrorista en el territorio especialmente sobre la frontera con Venezuela y la burla de la presencia de las cabezas visibles entre Cuba y Venezuela, creo que deben estar felices los enemigos de la tranquilidad para todos.

Acabar el narcotráfico, parece otro hecho inviable, porque, mientras exista demanda habrá oferta y mientras las potencias consumen, en Colombia la procesan y la venden, ah lágrimas de sangre que genera este actuar delictivo, ¿será que no se han dado cuenta? No hay fórmula que se ajuste para contrarrestar este flagelo para los legalistas leguleyos de este país, pero es entendible porque detrás del delito hay millones y millones de dinero en juego sobre la mesa.

Los ataques hacia la Fuerza Pública, son tan evidentes que cualquier adolescente sin mucho análisis los detecta, su actuar está limitado a los ojos de tantas cámaras que pretenden esperar el mínimo de error para señalarlos, mientras observan con temor el actuar destructivo en las marchas de las juventudes colombianas  para no ser motivo de una figura procesal.

Y si en las ciudades llueve, en el campo no escampa decían los viejos de antes, los combates con las guerrillas, el plan pistola, el boleteo, la extorsión y el secuestro de menores para las filas de las guerrillas no se hace esperar, ya hasta el robo de fusiles reincidió en el marcador de los delitos, eso sin hablar del tráfico ilegal de las mismas, ¿o de donde salen las armas de las guerrillas?

Dos aviones rusos en el 2013, y uno con posibilidades de monitoreo, sobrevoló hace unos días nuestro territorio mientras transitaba entre Venezuela y Nicaragua, dejan más que evidente la problemática internacional que nos rodea, pero no olviden la alta migración poblacional que afecta la economía, la salud, el empleo y la seguridad de los nuestros.

La política y el gobierno, los partidos y la no participación en la democracia participativa aparenta ser más que inviable, la corrupción desde el inicio hasta el fin en las maquinarias es casi que irreversible, la pérdida de credibilidad en todos los niveles de la administración pública, dejan más que evidente que entre el análisis de Lleras y nuestra actualidad no hemos cambiado mucho, este país políticamente entre el ejecutivo, legislativo y judicial es un caos por donde lo veamos y analicemos.

Para cerrar, el máximo de nuestras demostraciones inviables, considero la actitud cultural de todo el pueblo colombiano “corrupto” por qué unos están buscando vivir del erario público a base de subsidios, otros viven robándose el erario y los más vivos que son la mayoría, creen que con la cultura de la cerveza en la mano, la crítica en las redes, la valentía en una cantina y haciendo parte de guerrillas, narcos y ladrones, se soluciona la problemática nacional.

Que ingenuidad tan marcada que solo cuando el gobierno hace propuestas para estudio y aprobación se preocupan, sin darse cuenta que el actuar individualista y desinteresado por la no atención de la economía, la política, la seguridad, la defensa, el medio ambiente, las relaciones internacionales, el humanismo y la mala administración del Estado nos llevarán a ver al país de manera inviable.

“El camino puede ser difícil, pero con su ayuda lo podemos lograr” (Soy Ciudadano)

Tomado de https://carlosmtzcr.blogspot.com/2021/04/colombia-pais-de-inviables.html

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *