Connect with us

Metrópolis

Conozca el perfil del nuevo interventor de la ESE Distrital, Hernando Macías  

Opinión Caribe

Published

on

Con el propósito de acelerar la recuperación del Hospital Alejandro Próspero Reverend y en ejercicio de su facultad discrecional, el Superintendente Nacional de Salud, designó como nuevo Agente Especial interventor de este Centro Asistencial, a Hernando Macias Aros.

Este Médico Cirujano de la Universidad Nacional, Magister en Ciencias Económicas y Especialista en Gerencia, fue seleccionado entre los perfiles inscritos en el Registro de Interventores, Liquidadores y Contralores (RILCO), tal como lo establece el procedimiento.

Macias Aros, cuenta con una amplia experiencia, desde lo gerencial y administrativo, en el rediseño organizacional de I.P.S. y en la organización de redes de prestadores de servicios de salud. Además de haber gerenciado y asesorado entidades del sector la salud, también se ha desempeñado como Agente Especial Interventor: en el año 2010 de una EPS donde actuó como liquidador y en el 2012, de una IPS en Puerto Inírida. Desde hace 4 años asesora como contratista al Ministerio de Salud y Protección Social en la Dirección de Prestación de Servicios y Atención Primaria.

Pese a que el proceso de recuperación del Hospital Próspero Reverend avanza y parte de los hallazgos que motivaron la medida se han subsanado, el nuevo Agente Especial Interventor deberá concentrar sus esfuerzos en la recuperación y estabilización financiera del Hospital, dándole en el corto tiempo la autonomía necesaria para operar al 100% y pueda ser regresado a los samarios.

 

En qué va la recuperación

La medida interpuesta por la Supersalud se origina en julio de 2019, luego de las fallas de tipo administrativo, técnico asistencial y financiero que fueron identificadas por el Ente de Control, que no le permitían al Centro Asistencial, prestar una atención oportuna y efectiva específicamente en las actividades de atención primaria en salud, ni en las de promoción y prevención, poniendo en riesgo la vida y la salud de la población.

  • Por ejemplo, en el servicio de urgencias que no contaba con infraestructura, ni la dotación, ni los procesos prioritarios para casos vitales, logró mejorarse en el corto plazo, logrando pasar de 31.718 servicios en el primer semestre antes de la intervención, a 39.426 en el segundo semestre 2019.

 

  • Se adecuó el área de toma de citologías y se mejoró la oportunidad de atención en interconsultas. La valoración por especialistas ahora es inmediata, por ejemplo, en hospitalización, este servicio registró 1.535 egresos en el primer semestre de 2019, y con la intervención pasó a 2.854 en el segundo semestre de 2019.

 

  • El equipo de Rayos X que no tenía licencia para operar desde hacía dos años ya cuenta con una por 5 años, lo que permitió multiplicar los servicios, pasando de 1.615 en el primer semestre 2019 a 109.04 para el segundo semestre 2020, cuando más demanda se presentó.

 

  • Se reactivaron los Comités Científicos Obligatorios que no se adelantaban.

 

  • Se mejoró el reporte de pacientes migrantes a los diferentes actores del sistema. Desde el inicio de la intervención a febrero de este año se han atendido 10.182 y ahora se están facturando dichos servicios.

 

  • Y se identificaron los servicios ofertados y que no se encontraban contratados por las E.A.P.B.S. como apoyo diagnóstico, citologías, salud oral entre otros y que al momento de la intervención se prestaban, pero los cobros no eran admitidos por no estar amparados por los convenios.

 

Lo que falta

El nuevo agente interventor debe centra sus esfuerzos en aumentar la prestación de servicios, mejorar la facturación, optimizar los costos y gastos, y organizar todos los reportes con datos unificados para que coincidan los reportes SIHO, los reportes Fénix y la información que entrega la ESE. Culminar el proceso de depuración y saneamiento financiero e implementación de un sistema de costos por servicio.

Además, establecer con claridad los procedimientos frente al manejo de reparaciones de infraestructura a fin de minimizar la afectación de los servicios, intervenir las 30 sedes de acuerdo con la consecución de recursos, sin descuidar el mantenimiento preventivo.

En lo jurídico, continuar con la defensa de los numerosos procesos en contra originados antes de la medida y evaluar e implementar protocolos de atención en cada una de las sedes.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *