Connect with us

Especial Santa Marta

Santa Marta a través de sus himnos

Opinión Caribe

Published

on

En casi 500 años de historia, la ciudad de Santa Marta ha tenido tan solo dos himnos, el primero fue una composición de la docente María E. Contreras, y contó con la música del profesor e ilustre hombre de radio, música y periodista José Manuel Conde.

Con el pasar de los años en julio de 1949 por medio de un acuerdo en consejo municipal, en su II artículo, declaró oficialmente como Himno de Santa Marta el que actualmente conocemos, el cual fue escrito por Mariano Barreneche y la música compositor samario Roberto Linero De Castro. Este himno himno fue declarado cívico por la sociedad de mejoras públicas en un concurso abierto.

Primer himno de Santa Marta

[Coro]

Santa Marta, reina del Caribe

Dios te salve materna ciudad

Tú aprisionas en Búcaros de oro

Los destellos del sol inmortal ( bis )

 

I

De colinas un cerco te guarda

Brilla nieve cuajada en tu sien

Mar azul acaricia tus plantas

Y te arrulla con dulce vaivén

La palmera de intenso esmeralda

Orgullosa abanica tu faz

Tu cielo turquesa y gualda

Quien lo vio no lo olvida jamás.

 

II

La ciudad que fundara Bastidas

Y que el Morro parece guardar

Es la patria del noble Tayrona

Convertida en un gran luminar.

Eres rica, feliz, portentosa

Como Sílfide emerges del mar

Es tu gloria mayor que Bolívar

Tu regazo quisiera buscar.

Himno actual

[Coro]

Dios te salve, ciudad dos veces santa

por la gracia del nombre

y la divina unción casi materna,

con que un día amparaste la trágica agonía,

que en tu regazo soportara el hombre

más grande de la América latina

Dios te salve ciudad de cada día.

 

[Estrofa I]

Fue en el pródigo valle, el soberano sol

como en fantásticos joyeles

apenas sueltan anclas los bajeles

deslumbran la ambición del escribano

y nacerá la cantiga sonora

de un mar azul transparente y terso

para hacer alma adentro como un verso

donde el recuerdo de la infancia llora.

 

[Coro]

Dios te salve, ciudad dos veces santa

por la gracia del nombre

y la divina unción casi materna,

con que un día amparaste la trágica agonía,

que en tu regazo soportara el hombre

mas grande de la América latina

Dios te salve ciudad de cada día.

 

[Coro]

Dios te salve, ciudad dos veces santa

por la gracia del hombre

y la divina unción casi materna,

con que un día amparaste la trágica agonía,

que en tu regazo soportara el hombre

más grande en la América latina

Dios te salve ciudad de cada día.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *