Connect with us

Columnistas

¿Candidatos, mentirosos u oportunistas?

Opinión Caribe

Published

on

 

Por: Carlos Enrique Martínez Caballero

 

Cada cuatro años nos vemos inmersos en las campañas electorales, dejando en evidencia el comportamiento sociopolítico nacional, la astucia partidista y los engaños de algunos  candidatos.

Acudo a la libertad de conciencia del artículo 18 y de expresión del 20 de la CPN, para expresar mi posición ciudadana al Pacto Histórico, la Coalición de la Esperanza, la Coalición de la Experiencia y los independientes, quienes aprovechan la estrategia de la confusión, engañando la ingenuidad del pueblo, con temas de mucha sensibilidad.

Utilizan la seguridad como derrotero, a sabiendas de la trascendencia que ella tiene, pero para captar votos y adeptos, la inseguridad colectiva, amerita propuestas con confiabilidad jurídica, trazabilidad social, proyección económica y educación generacional, donde el contexto de las amenazas nacionales y trasnacionales, debe estar acorde a las propuestas de solución, basadas en un plan visionario de gobierno, económica y cooperativista.

Este factor, nos ha conducido al incumplimiento y desprestigio del artículo 2 de la CPN en los fines del estado, amenazado sistemáticamente, con ideas superficiales e incumplibles, por la falta de dignidad en materia de seguridad y defensa, demostrando la  incapacidad de sus antecesores y muy seguramente la de ustedes para extraer al ciudadano del temor cotidiano, quedando como siempre en deuda.

El tema, afecta directamente el manejo de la Fuerza Pública y por ende a la reserva y veteranos, aún mas cuando se ostentan la responsabilidad de dirección y comandante supremos de las FFAA en artículo 189, emitiendo  postulados engañosos como por ejemplo “los soldados podrán llegar a generales” por parte de Gustavo Petro, eso ya existe precandidato y el otro, con retórica populista hablando insistentemente del sistema pensional para lograr popularidad en los que ignoran el tema como Rodolfo Hernández.

Todos quieren manipular el poder de las armas de la nación, pero no para servir, obedecer y cumplir el artículo 3 de la CPN, donde “la soberanía reside exclusivamente en el pueblo”.

Pero díganos, cuál de ustedes le va a devolver el prestigio jurídico, social, económico a nuestra Fuerza Pública, fortaleciéndolos como parte del sistema de protección, que a diario son secuestrados y asesinados por los vándalos, bajo la mirada fría de los gobernantes, la justicia y la sociedad, vulnerando nuestros propios sistemas de defensa, claro como son los hijos del pueblo los que ponen el pecho.