Connect with us

Sin categoría

“No puede decir que ahora la corrupción tiene mi apellido” Karen Abudinen

Opinión Caribe

Published

on

Como se ha vuelto costumbre cada mes de diciembre las redes sociales, intentan recopilar, lo bueno, lo malo, hasta lo feo del año, es por eso que en twitter se logra ver como tendencia el hashtag #LaPalabraDelAño , sobre el tema muchos colombianos han tuiteado : “primera línea”, “juventud”, “naZional”, entre otros.

Uno de los más términos o palabras más leídos es, Abudinear, quienes muchos lo han definido como “estafa, robo, hurto”; incluso la RAE, Real Academia Española, se pronunció afirmando “Documentamos las formas «abudinar» y «abudinear» en textos de redes sociales como verbos de reciente creación, usados en el habla popular de Colombia con el sentido de ‘robar, estafar’.

Este nuevo ‘verbo’, surgió tras el escándalo de la pérdida de $70 mil millones de pesos del MinTic, por un contrato adjudicado con Centros Poblado con el que se buscaba llevar conectividad a los niños y niñas del país que necesitaban el servicio de internet para realizar sus estudios de manera virtual.

En esta tendencia #LaPalabraDelAño , han participado un sinnumero de personas, incluso personajes de la vida pública, política, deportistas etc. Katherine Miranda, congresista bogotana, quien se describe como una persona “sin miedo a la corrupción” no se queda callada y trinó “#LaPalabraDelAñoEs ABUDINEAR por demostrar como la clase política tradicional normaliza la corrupción y se burla de frente de la ciudadanía”

Dicho tuit, fue contestado por la mismísima Karen Abudinen, ex ministra de las TIC, quien renuncio a su cargo en medio del escandalo, la barranquillera se expresó sin tapujos y bastante molesta, expresando, que Centros Poblados le tenían miedo y afirmó “Les caduqué el contrato y los saqué de su maldito juego”.

La también abogada, de manera tajante expresó “No puede decir ahora que la corrupción tiene mi apellido. Canalla, miserable, bandida”, vale la pena recordar que no es la primera vez que la ex directora del ICBF pide respeto con respecto a su apellido, en una anterior ocasión se lo solicito a la RAE.