Connect with us

Ciencia

Según Universidad de California los microplásticos transportan patógenos y gérmenes al mar

Opinión Caribe

Published

on

 

Un estudio realizado por la Universidad de California, Davis, publicó este martes en la revista Scientific Reports, que los microplásticos ayudan a los patógenos a dispersarse y llegar a lugares en los que normalmente no tendrían que estar.

Los plásticos no son solo un problema para las tortugas marinas, revela Karen Shapiro, experta en enfermedades infecciosas y profesora asociada en la Escuela de Medicina Veterinaria de UC Davis, “los microplásticos pueden mover gérmenes y estos gérmenes terminan en nuestra agua y nuestra comida”, expresó Shapiro.

El plástico facilita que los patógenos lleguen a la vida marina de distintas maneras, según si este material se hunde o flota. Los microplásticos que se sostienen en el agua pueden viajar largas distancias y propagar patógenos más lejos, y los que se hunden pueden concentrar patógenos en el fondo marino, donde viven los animales que se alimentan por filtración como el zooplancton, las almejas, los mejillones, las ostras, y otros mariscos, lo que aumenta la probabilidad de que ingieran tanto plástico como patógenos.

Los microplásticos son pequeñas partículas de plástico de menos de 5 milímetros, así como un grano de arroz, que han llegado ya hasta la Antártida. La investigación ha analizado los patógenos Toxoplasma gondii, Cryptosporidium, Crypto y Giardia, capaces de infectar a humanos y animales.

T. gondii se encuentra solo en las heces de los gatos, pero ha infectado a muchas especies del mar con la enfermedad toxoplasmosis. Los analizadores de UC Davis mantienen que este parásito conlleva la muerte de las nutrias marinas como los delfines Héctor y las focas monje de Hawai. En las personas, el patógeno toxoplasmosis puede causar enfermedades de por vida, así como trastornos reproductivos y del desarrollo.

“Este problema afecta tanto a humanos como a animales”, subraya la primera autora Emma Zhang, de la Escuela de Medicina Veterinaria de UC Davis, quien avisa de la importancia de “un enfoque de One Health con la colaboración de especialistas en disciplinas humanas, de vida silvestre y ambientales porque todos dependemos del entorno oceánico”.

Emma Zhang, profesora de la Escuela de Medicina Veterinaria de UC Davis, subraya, “este problema afecta tanto a humanos como a animales, la importancia de un enfoque de One Health con la colaboración de especialistas en disciplinas humanas, de vida silvestre y ambientales porque todos dependemos del entorno oceánico”, manifestó Zhang.